Moda, pádel y amor. ¿Que cómo combinan? Muy fácil, el pádel está de moda e influye en el amor, de forma positiva y negativa.

Hoy le dedico el artículo, con vuestro permiso, al amor que este es su mes y creo que en este deporte también tiene mucho que decir.

Para mí, el amor en el pádel se vive de diferentes formas, no me refiero al amor por el pádel, sino al de pareja, al sentimental por otra persona. Es muy curioso, pero ya veréis como estáis de acuerdo conmigo.

Solteros y solteras. ¡Buena idea! Si esa es tu situación personal, apúntate al pádel, conocerás gente, jugarás con guapos y feos, harás amigos, y si tienes suerte, encontrarás pareja, o al menos te interesará alguien seguro.

Lo divertido de esta situación es cuando, por fin, te fijas en alguien, te gusta un chico o chica del club. Pues te apuntas a todos los mix-in, vas al club y lo saludas hasta la saciedad, te sientas al lado cuando acabas de jugar, le preguntas qué tal le ha ido, en fin, todo lo que se te ocurre oportuno dentro del contexto pádel. Y un día planificas con alguna pareja amiga el ataque. ¿A ver cuándo echamos un mixto? Y tu pareja amiga dice: ¡vale, eso es, podemos jugar los cuatro! Muy bien, pues eso en el pádel es casi lo mismo que decir: ¿Me das tu número para tener la excusa de llamarte para un partido aunque lo que quiero es ligar contigo? Sí claro, toma mi número…y así whatsapeamos de chorradas de pádel hasta que alguno diga de quedar vestidos de ropa normal sin tener que sudar tanto para poder ligar.

Hay que ver lo cortés que es todo el mundo en este deporte, pero a la hora de la verdad, todo el mundo se fija en todo el mundo. Pero bueno, el fin justifica los medios en este caso.

Me consta que los organizadores de mix-in tienen los whastapp llenos de mensajes del tipo Hola, cuenta conmigo para el mix-in del viernes, ponme con un soltero guapo que machaque mucho. Hola, voy al mixin, ponme con una rubia potente. 

Mi amigo H.J me dijo un día: Siendo mulato, el pádel me supera a mí ligando. Je je je, ¡qué razón tiene!

Pero luego llega el partido, y hay que meter la bola, y hay que sacar bien, y hay que controlar los nervios, y hay que chocar mucho la mano en los puntos buenos, y hay que sudar purpurina para gustar a la pareja, y no hay que enviarla al congo en los globos y en fin, hay que dar la talla, y si podéis le dais una palmadita con la pala en el trasero, para ir acercando distancias, seguro que no se queja y eso intimida mucho.

Casados: Y dijo el cura un día: …en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad… ¿Y en el pádel? Pues de eso no dijo nada, pero a todos los casados y parejas de hecho, y parejas reconocidas y novios y novias, regla de oro: el rival siempre está enfrente, al otro lado de la red, no al lado nuestro. Ahí se sitúa la pareja que durante el partido será nuestro equipo. ¿Queda claro sr. y sra. Smith? ¿Pero qué pasa que es entrar en una pista y las parejas se llevan fatal? Qué sepáis que los que estamos enfrente sufrimos, y cuando dais con una justiciera como yo, voy a machacar al que esté todo el rato corrigiendo y agobiando a su propia pareja, y ya me ciego y me da igual todo, hay que acabar con esa moda de Yo lo hago todo bien y tú no sabes hacer nada, pues si es así, que se vayan al Pro Tour, que este año habrá más vacantes seguro, je je je.

El que se ponga nervioso jugando con su pareja, que se haga una tabla de yoga antes, o que directamente no juegue con ella, que intercambie con una pareja amiga y así equilibramos el Ying y el Yang y todos jugamos tranquilos. Uf, lo que se ve por ahí y hay que aguantar.

padel mixto alfombra verde padelazo

Un ejemplo de compenetración en la mixta.

Negociación: Esto me encanta, hay parejas en las que ambos juegan al pádel y ahí comienza el pulso del juego. Ella: Yo tengo partido de liga el martes, mix-in el miércoles por la mañana y torneo, el fin de semana. Él: pues yo partidazo el lunes, partido fijo el miércoles y compromiso de jugar torneo con mi colega Fifí, que es un paquete, pero que me ha pedido el favor de que juegue con él y no le voy a decir que no. ¡A ver quién se queda con los niños! (Marta P. desde luego que no, ludotecas en los clubes ya). Pues puedes jugar tú el mix-in de las 9:30, yo el de las 11:30 y así nos turnamos con los peques. Sí, pero tú has jugado esta semana un partido mas que yo, y a mí me ha surgido un partido cañero que no puedo decir que no. Pues yo no sé que haces tanto tiempo en el club, si el partido dura una hora y media y llegas tres 3 horas después (beber cañas señora, se lo digo yo, que lo veo). Pero luego dicen que apenas juegan…

Love is in the court: Sois la envidia de los rivales, del club y de todo el mundo. Os dais un beso antes de empezar por lo que pueda pasar, os felicitais en los buenos puntos, os animais durante el partido, compartís el agua, os dais palmaditas en el culo con la pala para animaros, comentais las buenas jugadas. En fin, sois lo que yo llamaría ¡el sueño padeloving!

Pues a todos os digo, el pádel se hace querer, el amor por este deporte va en aumento y además, ya hemos comprobado que influye en nuestra vida sentimental, pero, por favor, que sea siempre en sentido positivo.

Regalad pádel, regalad amor, relajaos con la pareja en la pista, disfrutad del deporte, que las cosas con amor salen mejor, y si vuestra pareja es verdaderamente mala, pues buscaos disimuladamente otra, pero eso sí, sin que lo note.
¿En qué situación os encontráis?

XXXOOOXXX

Si te ha gustado la noticia, ¡anímate y compártela!
¡Compártelo!
Pin It