No es sólo una idea. Es la hoja de ruta que marca quien, hasta hace poco, formaba parte de la Federación Andaluza de Padel como delegado territorial en Huelva, y que hoy, por decisión de la presidenta, está fuera de juego.

 

El onubense Miguel Galardi habla en Padelazo.com de su cese y expone su receta para, a su juicio, enderezar el rumbo de una nave que atraviesa el periodo de mayor inestabilidad institucional de su historia. 

 

Tres presidentes en tres años en la FAP

 

Cambiar la FAP fue el lema de la candidatura con la que Miguel Ángel Yoldi y su equipo ganó las elecciones de la Federación Andaluza de Padel y puso fin a la etapa de José Luis Canorea, tras más de 7 años al frente del ente federativo.

 

Lo que se prometió como un proyecto de renovación, de nuevo impulso, de nuevas ideas, de apertura, acabó con el propio Miguel Ángel Yoldi dimitiendo 13 meses después, la convocatoria de unas elecciones express, la escisión de aquel equipo y la designación de la actual presidenta, María del Mar García-Lorca.

 

En los tres últimos años, de 2012 a 2014, la FAP ha tenido, hasta el momento, tres presidentes diferentes. El mismo número que en los 20 años anteriores.

 

La situación actual, por tanto, no encuentra precedentes en el organismo federativo andaluz cuyo devenir está salpicado por el ruido de sables que anuncia la pugna entre distintas facciones.

 

Forman parte de este contexto algunas de las medidas que la actual presidenta está tomando desde que en diciembre asumió el mando de la FAP. “Voy a tomar decisiones a lo mejor duras para algunas personas. Algún cese, algún cambio. No te puedo decir más”. Lo anunció María del Mar García-Lorca en una entrevista en Padelazo.com.

 

Días después, cayó el cuarto delegado territorial de la FAP desde que esta almeriense asumió las riendas de la entidad. Miguel Galardi, el responsable del padel en Huelva, se ha unido así a la lista que ya formaban José Luis Lineros (exdelegado de Sevilla); Jesús Muñoz (exdelegado de Córdoba) y Gumersindo Clemente (exdelegado de Almería) (en Granada, no se llegó al cese pero sí hubo cierta polémica por los movimientos que hubo por parte de los dirigentes de la FAP en torno al actual delegado, Miguel Martínez).

 

Cada uno con sus circunstancias y sus motivos, ha abandonado o le han obligado a abandonar sus responsabilidades en el nuevo proyecto para la FAP.

 

equipo-veteranos-padel-huelva-fap

Varios veteranos del padel onubense pidieron la dimisión de la presidenta de la FAP en el Cto. de Andalucía de Veteranos de 2ª. Foto: M.G.

 

Cese imprevisto en Huelva

 

En el caso de Miguel Galardi, su cese fue inesperado. Al menos, así lo afirma él. “Me llama la presidenta el 24 de marzo”. Justo un día después del Campeonato de Andalucía de Padel por Equipos de 2ª que tuvo lugar en Marbella y durante el cual se produjo una reunión con varios delegados de la FAP a la que no fue convocado Galardi.

 

La llamada coge al delegado onubense cenando. “Me comunica que me cesa en el cargo. Me dice que el puesto es un cargo de confianza y que puede hacerlo. Le digo que no lo entiendo.”–rememora el exdelegado sobre aquella conversación–“Me dice que me agradece la labor que he hecho y le respondo: ya veo lo mucho que me lo estás agradeciendo”.

 

La decisión de la presidenta le deja en estado de shock. “Me quedé de piedra. ¿Quién se iba a esperar con los datos de Huelva que podía pasar algo así?”, expresa el afectado que entiende el sustento jurídico de la posición de la presidenta (los cargos de libre designación son decisión de la presidencia), pero no la comparte a tenor de sus resultados en la provincia onubense.

 

“En enero de 2013 empezamos a trabajar y había 60 federados en Huelva. En enero de 2014 habían crecido hasta 400”, presume Galardi que exhibe también las cifras de la cantera. “Tres jugadores federados antes y ahora hay más de 60”. El cese lo resume de forma gráfica: “se han cortado las alas de este proyecto”.

 

El despido de Galardi provoca un aluvión de protestas en el padel onubense. La repercusión en varios medios de comunicación locales es notable. En las redes sociales, las reacciones se suceden. Incluso se activa una petición en Change.org para iniciar una recogida de firmas a favor de la readmisión de Miguel Galardi como delegado provincial de la FAP.

 

“La gente se ha dado cuenta de la injusticia que se ha cometido con mi cese”, explica el afectado que insiste, una y otra vez, que él es ajeno a la movilización en su favor se produce.

 

Polémica designación de la FAP en Huelva

 

El cese de Miguel Galardi provoca un torrente de muestras de apoyo. La designación de la nueva responsable del padel onubense desata la indignación. Marián Prat Hurtado es la persona elegida por la presidenta para sustituir a Galardi en la delegación territorial de la FAP en Huelva. “Si poco había calibrado mi cese, menos ha calibrado el nombramiento (de su sustituta)”, añade Miguel acerca de la designación.

 

miguel-galardi-2-padel-huelva-fap

Miguel Galardi no se descarta como opción a la presidencia de la FAP.

 

Galardi mantiene un fuerte enfrentamiento con la nueva delegada y advierte de que ella “está pendiente de ser expedientada tras dejar tirada el año pasado a la selección de veteranas de Huelva”.

 

El movimiento en contra de la actual delega coge fuerza. Días después del nombramiento, un grupo de jugadores y representantes de clubes de la provincia onubense mantiene una reunión con la propia presidenta. “Bastante tensa, por lo que me cuentan”, revela Galardi acerca de un encuentro en el que le piden la readmisión del exdelegado–“yo sabia que no se iba a dar”, afirma– y le manifiestan que “no admiten a la persona que ha puesto, o al grupo de personas, porque detrás de ella (de Marián Prat) hay otra”.

 

Según Miguel Galardi, en la reunión se plantea la idea de “buscar una terna (de candidatos) que fuese del agrado de todo el mundo”. La iniciativa, de momento, no ha hecho variar la decisión de la presidenta, pese a todo, legitimada por las urnas y con el aval jurídico de los estatutos para adoptar este tipo de medidas.

 

El malestar, sin embargo, no ha menguado y ha dejado como secuela inmediata un plante de la mitad de los conjuntos participantes de la Liga Provincial de Padel por Equipos de Huelva, lo que ha impedido la disputa de la primera y segunda jornada.

 

Dimisión o moción de censura a la presidenta de la FAP

 

La reacción de Miguel Galardi a su cese ha sido inmediata. En apenas unos días, ha constituido Aspadelhuelva, una Asociación de Clubes y Jugadores de Padel de Huelva, presidida por él mismo e integrada por 11 de los 15 clubes federados de la provincia. “Es una medida de presión”, reconoce el exdelegado que deja claro que “no voy a ser yo quien rompa el proyecto que hemos construido en Huelva”.

 

No es esta, sin embargo, la única reacción de Galardi a su cese. “A partir de ahí, lo que he hecho es hablar con muchos miembros de la asamblea;”–desvela el onubense– “les he dicho que son los responsables del padel en Andalucía y que se pongan las pilas y tomen cartas en el asunto”.

 

miguel-galardi-aspadelhuelva

El equipo directivo de Aspadelhuelva, con Miguel Galardi al frente. Foto: Aspadelhuelva.

 

En concreto, su propuesta es muy explícita. “Una gestora (en realidad, una directiva provisional) debería acercar posiciones entre los dos o tres grupos que hay (en torno a la FAP) y, a partir de ese momento, en el mínimo plazo de tiempo, convocar una asamblea para la ampliación de miembros de la asamblea”, relata Galardi que no es capaz de concretar la ruta jurídica que haga viable un planteamiento cuyo inicio sólo contempla dos posibilidades: la dimisión de la presidenta o una moción de censura que desbanque a María del Mar de su actual cargo.

 

“Moción de censura o dimisión. Que ella se lo piense y se lo piensen los 20 (de la Asamblea). Se lo pido a los 20. Que cada uno ponga su responsabilidad encima de la mesa”, explica Galardi.

 

El propósito de este cambio de rumbo es lograr el compromiso de configurar una asamblea con mayor representatividad territorial, un logro que le correspondería ya a la nueva Junta Directiva que surgiera de unas elecciones en la FAP.

 

Comicios para los que el que no se descarta este onubense de 55 años, expresidente del Recreativo de Huelva y exmiembro de la Junta Directiva de la Liga Nacional de Fútbol Sala, entre otros. El exdelegado reconoce que ya le sondearon en las últimas elecciones para encabezar una candidatura a la FAP, no desdeña la opción. “Yo estoy postulado, estoy dispuesto”–afirma Galardi–“siempre me ha gustado estar al frente de actividades de este tipo”.

 

“Tengo muy asumido que no voy a volver al cargo de delegado”, asegura Miguel Galardi, cuya cruzada amplía ya horizontes.

 

La presidenta de la FAP construye su equipo

 

“Si pactan para echarme, por lo menos, habré aportado mi granito de arena”, declaró la presidenta de la FAP en una entrevista en Padelazo.com acerca posibles movimientos para desbancarla.

 

“Después de las elecciones dijeron que si hay un bando y hay otro. Y yo no quiero bandos. Yo quiero que quien tenga ganas de trabajar, que lo haga en la federación”, explicó a esta web.

 

Las aguas se revuelven mientras María del Mar García-Lorca sigue tomando decisiones. La máxima representante del padel federado andaluz busca formar su propio equipo de trabajo con personas de confianza para afrontar los retos que tiene la Federación Andaluza de Padel.

 

¿Te ha gustado la entrevista? ¡Anímate y compártela en las redes sociales! Y no olvides suscribirte al Boletín Padelazo para recibir todas las novedades de la web en tu email.

Si te ha gustado la noticia, ¡anímate y compártela!
¡Compártelo!
Pin It