Es el gran error de quienes aspiran a conseguir un patrocinador de padel. No dejan de repetirse las mismas cantinelas: Porque merezco una oportunidad. Porque entreno duro. Porque sé que puedo llegar lejos. Porque estoy dispuesto a intentarlo. Porque lo necesito.

 

Son respuestas recurrentes que muchos jugadores y jugadoras utilizan para afrontar la pregunta ¿por qué una empresa ha de patrocinarme a mí?

 

Conseguir un patrocinio deportivo es complicado. Lograrlo a nivel amateur y en un deporte como el padel es una empresa aún más difícil. Por eso, es muy importante afrontar esta labor de una manera organizada y en base a una planificación seria.

 

 

Patrocinio de padel: un intercambio

 

Conviene tener bien presente en todo momento que un patrocinio deportivo es un intercambio entre dos partes, en este caso, la marca y el/a jugador/a.

 

No es un favor. No debe ser un apoyo basado en la amistad o en la afición por este deporte del responsable de turno. Es una relación win-win en la que ambas partes ganan (o aspiran a hacerlo). En esta relación hay un axioma que, aunque suene obvio, condiciona indiscutiblemente su viabilidad: es tan importante que ambas partes ganen como que ambas partes sean conscientes (en todo momento) de que están ganando.

 

Para ello, es fundamental tener claro qué contraprestación necesitamos/esperamos recibir y, del mismo modo, cuál será el retorno que la firma obtendrá por ello.

 

como-conseguir-un-patrocinador-de-padel

 

Conseguir un patrocinio de padel: el Yo como punto de partida

 

Todas las respuestas del inicio de este artículo tienen dos características comunes: están enfocadas al yo pero son argumentos poco útiles e incluso no válidos para conseguir un patrocinio de padel.

 

Es un error muy frecuente anteponer las necesidades del jugador o jugadora a las expectativas de la empresa, cuando ambas no tienen nada que ver.

 

A la hora de emprender la tarea de conseguir un patrocinio de padel hay que empezar respondiendo una pregunta clave: ¿por qué quiero ser patrocinado? ¿Cuál es mi objetivo?

 

Para ello, hay que tener en cuenta dos aspectos condicionarán la respuesta: el tipo de jugador/a (si es amateur o profesional) y su actividad (si compite o se centra en la enseñanza del padel).

 

La respuesta, por tanto, será completamente diferente en el caso de una jugadora que busque obtener apoyos para prepararse para el circuito profesional de padel, o en el de un jugador amateur que compita en torneos locales y dedique gran parte del tiempo a impartir clases de padel.

 

Esta pregunta va a definir el punto de partida y de ahí surgirán dos factores también capitales: ¿qué necesito del patrocinador? ¿qué le ofrezco?

 

Opt In Image
Padelazo en tu email
Suscríbete al boletín

Noticias, reportajes, crónicas, entrevistas… No te pierdas nada. La mejor información de Padelazo en tu email.

 

¿Qué necesito del patrocinador de padel?

 

Es el mapa de necesidades o expectativas que tengo y que espero cumplir con las aportaciones de uno o de varios patrocinadores. Por ello, antes de ir en su búsqueda, es importante que éstas estén bien definidas para tener una visión global y muy clara de lo que preciso para alcanzar los objetivos deportivos que me impongo.

 

En este planteamiento, entran necesidades de diversa índole:

 

· Aportaciones económicas.

· Materiales deportivos: ropa, calzado, palas, bolas, etc.

· Servicios profesionales: preparación física, nutrición, psicología,…

· Infraestructuras deportivas: uso de pistas, zona de gimnasio,…

· Otros servicios: alojamiento, transporte,…

 

La definición de estas necesidades determinarán a qué tipo de empresa o de empresas debo recurrir para conseguir un patrocinio de padel.

 

como-conseguir-un-patrocinador-de-padel-3

 

¿Qué percibe el patrocinador de padel?

 

No existen patrocinios en los que la empresa no perciba nada a cambio. Siempre debe obtener retorno. Si éste cumple o supera las expectativas iniciales de la marca, mayores serán las posibilidades de que ese patrocinio deportivo se prolongue en el tiempo.

 

Por este motivo, es importante tener en cuenta los siguientes factores:

 

· Valores positivos: las empresas se vinculan al deporte en busca de valores positivos. ¿Cómo vas a ayudar a la marca a asociarse a dichos valores?

· Visibilidad de la marca: ¿cuál va a ser tu contribución para que la empresa tenga una mayor exposición hacia su público?

· Posibles incompatibilidades: si consigo a un patrocinador determinado, ¿qué puertas se me pueden cerrar de inmediato?

· Ventas: ¿estoy en disposición de esforzarme para cumplir un acuerdo de patrocinio que incluye la venta de material de la firma?

· Interrelación: en un patrocinio la marca corporativa y la marca del deportista se retroalimentan (aunque no de igual modo). ¿Qué le aporto yo a la marca de la empresa? ¿Qué me aporta a mí, como jugador o jugadora, la imagen del patrocinador? ¿Le convengo? ¿Me conviene esta vinculación más allá de la contrapartida material que me aporta?

 

como-conseguir-un-patrocinador-de-padel-2

 

La comunicación: clave en el patrocinio deportivo

 

La comunicación es un elemento primordial que marca todas las relaciones que se establecen en un patrocinio deportivo: del jugador/a con la marca; del jugador/a con su público; de la marca con el jugador/a y de la marca con su target.

 

Por ello, es importante cuidarla al máximo, siempre, en todo momento. Algunas ideas sobre comunicación para jugadores y jugadoras que buscan conseguir un patrocinio de padel:

 

· Construye tu propia historia: ¿de todos los/as jugadores/as por qué vas a ser tú el elegido por la firma X para ser patrocinado? Puede que no seas el o la mejor. Incluso que apenas gane competiciones. Pero, indudablemente, eres diferente. Ahora bien, tienes que hacerlo visible, tienes que contarlo. El storytelling es una herramienta de marketing muy poderosa. Crea tu propia historia, construye vínculos con las expectativas de tu sponsor. Así podrás conectar mejor con tu público y facilitarás que tu patrocinador obtenga su retorno.

 

· Comunicación permanente: la duración del acuerdo o contrato de patrocinio es un formalismo necesario aunque, en realidad, las relaciones crecen y se fortalecen (también se deterioran) en el día a día. Y un patrocinio, no lo olvides, es una relación. Mantén una comunicación directa y permanente con tu patrocinador. Proporciónale información de las competiciones en las que participas, de los resultados que consigues, de las metas que te propones en tus entrenamientos y de tu evolución hacia ellas, de las clases que impartes. Envíale imágenes, audios, publicaciones. Ayúdale a contar tu historia que, de alguna manera, es también la suya.

 

· Promoción eficaz: la firma espera con el patrocinio mejorar su posicionamiento de marca, llegar a su target e incrementar sus ventas. Y, en esa estrategia, tú eres una pieza capital. No sólo a través de tus resultados deportivos, de tus éxitos o decepciones (sí, las derrotas también pueden constituir un interesante elemento narrativo). Eres importante también para la promoción de los productos o servicios del sponsor. Sé original e incluye estos componentes en tu storytelling. No pongas el foco en el producto sino en la experiencia, en tu experiencia.

 

Las ventas ¿son patrocinio?

 

Es frecuente que en el patrocinio se incluya un acuerdo de ventas del producto o servicio de la empresa. Por ejemplo, el jugador o monitor de padel que recibe una comisión de una tienda por la venta de determinada marca de palas de padel.

 

No es un aspecto negativo en sí mismo. De hecho, en muchas ocasiones la propuesta parte del propio jugador o jugadora, interesados en complementar sus ingresos. Sin embargo, es conveniente tener en cuenta algo.

 

La venta es una acción comercial directa que exige un esfuerzo a quien la lleva a cabo. De alguna manera, la venta compromete a quien la realiza, hace uso de su lista de contactos (conocidos, alumnos, familiares,…) y de la confianza que mantiene con ellos. La comisión económica percibida por la venta de un producto o servicio es la contraprestación a ese esfuerzo y a ese compromiso.

 

Un buen acuerdo de patrocinio debe establecer claramente los beneficios de ambas partes, con independencia de que, además, se pueda convenir un sistema de venta por comisión.

 

Opt In Image
Padelazo en tu email
Suscríbete al boletín

Noticias, reportajes, crónicas, entrevistas… No te pierdas nada. La mejor información de Padelazo en tu email.

Si te ha gustado la noticia, ¡anímate y compártela!
¡Compártelo!
Pin It