Opt In Image
Padelazo en tu email
Suscríbete al boletín

Noticias, reportajes, crónicas, entrevistas… No te pierdas nada. La mejor información de Padelazo en tu email.

Es una tentación que seduce a muchos a la hora de explicar sus constantes triunfos. Las características de la moqueta. La actitud de sus rivales. El itinerario en el cuadro. Incluso, la validez estética de las tácticas propias aplicadas durante el partido. Muchos sitios hacia los que mirar. Demasiadas distracciones inútiles. La realidad es más sencilla. El argumento que retrata la autoridad de los números uno está en un único lugar: el interior de sus cabezas.

 

La final masculina del Monte-Carlos Padel Master 2016 ofrece un nuevo ejemplo de la férrea mentalidad de Fernando Belasteguin y Pablo Lima. Tras su sorprendente ausencia en La Nucía, los líderes regresan a su hábitat natural.
 

LA AUSENCIA DE BELA EN LA FINAL DE LA NUCÍA

 

Lo hacen como suelen, con mucha contundencia. Derrotan en el estreno a Guga Vázquez y Borja Yribarren (6-1 y 6-4). Se imponen después a Pedro Alonso-Martínez y Javi Ruiz (6-3 y 7-5). En cuartos, arrollan a Gómez-Silingo y Adrián Allemandi (6-0 y 6-3). Y en semis sufren algo más para apear a Miguel Lamperti y un extraordinario Juani Mieres (6-2 y 7-6).
 

Los marcadores no reflejan la epopeya. En plena competición, Lima regresa a Barcelona para asistir al nacimiento de su primer hijo, Víctor. Con más horas de vuelo y menos de sueño, el brasileño cumple en casa y en la cancha. El cansancio y las emociones juegan en contra esta vez más que nunca.

 

Por el otro lado del cuadro, la pareja número tres del ranking masculino de World Padel Tour regresa a una final, su tercera  del año (tras las de Gijón y Valencia).

 

CRÓNICA FINAL DE GIJÓN 2016 CRÓNICA FINAL VALENCIA 2016

 

Matías Díaz y Maxi Sánchez superan un recorrido lleno de escollos. En su debut, se imponen a Fernando Poggi y Álvaro Cepero (6-2 y 7-5). En octavos, Jordi Muñoz y Pablo Lijó les llevan al límite pero no pueden con ellos (6-1 y 3-6 y 6-4). En cuartos, a punto están de descarrilar ante Maxi Grabiel y Ramiro Moyano a quienes remontan in extremis (3-6, 7-6 y 7-5) para acceder a semis. Ahí, se imponen en un ‘duelo de sangre’, el enfrentamiento entre los hermanos Díaz, Godo y Mati, que cae del lado del de Star Vie (6-4 y 6-2).

 

Así acceden a la final, dispuestos a buscar su primer título de la temporada.

Intenso intercambio de golpes en el inicio de la final

 

El duelo no defrauda desde la primera bola. Bela y Lima, enchufadísimos, mandan en el arranque. Se estrenan en blanco y golpean enseguida. Son cinco bolas de break al saque de Mati en el segundo juego. Responde a tres de ellas Maxi con una valentía admirable. Disuelve la cuarta The Warrior con una gran dejada. La quinta, en cambio, cae del lado de los favoritos cuando el propio Matías Díaz volea al cristal de fondo (2-0).

 

La brecha parece preludiar la marcha triunfal de la pareja argentino-brasileña. Nada más lejos de la realidad. Maxi y Mati, pese al traspié, no se descomponen. Todo lo contrario. Agresivos al resto, devuelven la rotura de inmediato. Aprovechan dos errores de Bela. El primero, un saque y volea directamente a la red. El segundo, el que certifica el contra-break, es un remate del de Pehuajó que no resulta definitivo. Maxi, eléctrico, pulveriza por cuatro metros desde la cinta (2-1).

 

En los albores de esta final se desatan las hostilidades. Ambas parejas intuyen que de este intercambio de golpes sale el vencedor de la primera manga. De ahí el empeño de unos y otros.

 

En el tercero, de nuevo al resto, emergen Bela y Lima para provocar otra rotura, esta vez al servicio de Mati. La bajada de pared del argentino de Head se cuela por el medio de sus contrarios y les condece un nuevo acelerón (3-1).

 

 

Tampoco así se descabalgan Sánchez y Díaz que responden desde el resto. Refuerzan su esquema de juego. Un tesón especial por contener a Lima en su esquina que exige a Maxi constancia y precisión en el paralelo. El propósito busca enclaustrar al brasileño y, al tiempo, arrebatarle a Bela la brújula del juego. La fórmula les funciona, por momentos, y les alcanza para volver a cerrar la fractura con un nuevo contra-break (3-2).

 

La táctica de sus rivales encuentra respuesta de inmediato. Lima acepta el desafío, se mide a Maxi cuando toca y le busca por arriba en cuanto puede. La apuesta le permite recortar metros hacia la red y le da carrete a Belasteguin al obligar a Maxi a buscar el cruzado. Ahí cambia el juego.

 

El duelo de roturas no se detiene. En el sexto, Bela y Lima asaltan el saque contrario. La primera opción la desbarata Maxi. La segunda, en cambio, la provoca Bela con una gran bajada de pared y la define él mismo con una salida de pared, con un suave liftado, que perfora a sus contrarios aprovechando que estaban cambiados de lado (4-2).

 

matias-diaz-final-masculina-monte-carlo-padel-master-2016

Foto: MCI Sports.

 

Ese quinto break consecutivo desnivela definitivamente el set. Lima y Belasteguin consolidan la conquista y, en el noveno, en blanco, anudan la primera manga (6-3).

 

Bela y Lima no ceden al empuje de Maxi y Mati

 

Maxi y Mati ceden el primer parcial. Pero su duelo, de tú a tú, contra los números uno les marca un rumbo de cara al segundo set.

 

En la reanudación muestran sus correcciones. Mantienen la hoja de ruta pero se exigen más atrevimiento. Escalonados en cuanto pueden, sobre todo Maxi ataja hacia la cinta para presionar a sus contrarios. Desde allí, confían en la intuición y se fían de su talento.

 

 

Pero Bela y Lima ya marcan el ritmo. El brasileño, más impreciso en el primer acto, emerge en este segundo parcial de manera brillante. Su firmeza desajusta a Maxi. Cuatro errores del Tiburón Sánchez acaban por ceder el saque de su compañero en el tercero (2-1).

 

Esta vez, sin embargo, los números uno no dan opción con su saque (3-1). De aquí al final sólo ceden dos puntos con su servicio. En cambio, al resto, obtienen una nueva conquista que decide el encuentro. Ocurre en el séptimo juego, de nuevo al saque de Matías Díaz.

 

Bela maneja el duelo. Sufren sus rivales. Define Lima por tres metros y abre la puerta de la vitrina que guarda el ostentoso Trofeo Cartier (5-2).

 

No hay más. Monte-Carlo corona por segundo año a los líderes y les entrega su séptimo titulo de 2016 (6-3 y 6-2).

 

ASÍ VENCIERON BELA Y LIMA EN WPT MONTE-CARLO 2015

 

Víctor y victoria. Bela, atento a los detalles, reconoce el esfuerzo de su compañero para estar allí y le iza en brazos bajo los focos de una central con más eco que público. Para Lima es el primero de su paternidad. Su hijo recién nacido aún no es consciente de la formidable gesta que su progenitor está firmando junto a un mito del padel.
 

 

Resumen Video Final Masculina Monte-Carlo Padel Master 2016

Si te ha gustado la noticia, ¡anímate y compártela!
¡Compártelo!
Pin It