Brillantes bajo la luz de los fulgurantes focos, las cinco pistas de cristal parecieron resplandecer aún más cuando se asomó desde la grada la reina de este deporte, la malagueña Carolina Navarro. Su presencia aumentó el esplendor de una cálida velada que sirvió para anunciar al mundo del pádel el nacimiento de un nuevo club en el corazón de la Costa del Sol: el club de Pádel Los Caballeros.

Ubicadas en la propia Finca Los Caballeros, las nuevas canchas amplían la oferta de servicios  de este recinto, el Club Hípico de Benalmádena, dedicado durante muchos años a celebraciones de diversa índole. Ahora da un giro a su trayectoria y entra de lleno en el mundo del pádel de la mano de su director deportivo, Daniel Bonino, quien apuesta por levantar desde cero los pilares de una gran cantera de este deporte en el litoral malagueño. “Vamos a intentar comenzar con un paso tranquilo”–explica el propio responsable de este área–, “y vamos a estructurar una escuela de pádel de principiante y nivel medio porque soñamos con crear una cantera”. A partir de ahí, “si se dan las condiciones, empeceramos a prepararla para la competición”, apunta Bonino que será quién dirija directamente la citada escuela.

El nuevo club de pádel Los Caballeros cuenta con cinco pistas de cristal.

Ese es el horizonte que asoma para este nuevo club que en la noche del sábado 26 de mayo de 2012 dio el pistoletazo de salida a su andadura en un acto en el que no faltó ni el tradicional corte de cinta, a cargo de la actual número uno, Carolina Navarro y un representante de la administración local; ni tan siquiera, la bendición cristiana de manos del sacerdote benalmadense, el padre Agustín.

Mucha gente del mundo del pádel quiso estar presente en esa noche tan especial en la que el club, además, agradeció la presencia de la jugadora malagueña con un obsequio conmemorativo de su visita.

Carolina Navarro recibió un obsequio por parte de los responsables del nuevo club.

Francisco Gámez y José Teruel son los empresarios que han emprendido esta aventura que, de momento, ha generado hasta 12 empleos. El club, además de las cinco pistas (con posibilidad de que, en un futuro, puedan ser hasta ocho), cuenta con una tienda deportiva, un área de pilates, una zona holística (masajes, acupuntura, medicina china y fisioterapia), y un centro de fitness con entrenamiento funcional y spinning.

 

 

 


¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address