Está en pleno circuito Pádel Pro Tour, recorriendo con su Varlion en la mano la geografía nacional, haciendo kilómetros dentro y fuera de la pista, disputando las ingratas y aleccionadoras pre-previas, soñando con hacerse un hueco en la élite del pádel mundial.

A sus 24 años, Fran González Jiménez mantiene su anhelo intacto y pelea por él cada día, cada hora. “Este año he empezado en serio a prepararme; mi objetivo es llegar a lo máximo en el pádel”. Lo cuenta el propio jugador sampedreño (Marbella), que llegó a ser campeón de Andalucía y de España en categoría cadete con Gonzalo Gancedo (2003) y logró un espectacular tercer puesto en su categoría en el Campeonato del Mundo de Pádel de ese mismo 2003. Sin embargo, dos años después, abandonó ese deporte para dedicarse a sus estudios.

“Ya he terminado la carrera de fisioterapia y ahora he empezado a entrenar más seriamente”, explica Fran siete años después, cuando afronta su segunda temporada en el circuito PPT. “El año pasado jugué con Santi Moreno, empezamos muy bien y después caímos”. En este curso, sin embargo, empiezan a llegar algunos resultados. De momento, ya ha rozado el cuadro final en dos de las ocho pruebas Pro Tour que se han disputado en suelo español. Primero en los VII Internacionales Ciudad de Valladolid, una competición que jugó con Fran Ramírez (aunque comenzó la temporada con Julio Martínez) y en la que alcanzó la final de la previa donde cayó derrotado por Jaime Bergareche y Andoni Bardasco (6-2 y 6-3).

Fran González remata en uno de los partidos de la prueba PPT de Marbella en 2012.

Una semana después, Fran González volvió a repetir resultado; esta vez con Antonio Luque de compañero. Fue en los VII Internacionales de Alicante Estrella Damm. El de San Pedro Alcántara fue avanzando rondas desde la pre-previa hasta caer en el último partido antes del cuadro final frente a Maxi Cejas y Diego Ramos (6-2 y 6-4).

“Me falta mucho, sobre todo, jugar partidos a este nivel.”–se lamenta, crítico, el malagueño–. “Al año juego muy pocos partidos a este nivel y ahí noto el cambio”. Para que esto no ocurra, el jugador se prepara a conciencia cada semana, dos horas de pista con Daniel Rupcic y el resto de entrenamiento físico con Facundo Leiva en el club Nueva Alcántara.

Entre el pádel y la fisioterapia

Fran González afronta cada partido desde la derecha, con suma tranquilidad, mucha cabeza y plena consciencia de sus posibilidades. “Es que yo soy un jugador tranquilo, que coloca el punto para que su compañero defina”. Y ese compañero ha sido también, Adrián González con quien logró pasar la pre-previa en los XV Internacionales de Pádel Ciudad de Marbella, jugando en casa con el apoyo de su público, aunque se quedó a dos pasos de meterse en el cuadro final al perder contra Pedro Alonso-Martínez y Lucas Silveira (6-4 y 6-2).

[easyrotator]erc_10_1345825842[/easyrotator]

 

Desde Gijón, en cambio, su nueva pareja en la pista es Ángel Izquierdo con quien también logró en tierras asturianas acceder a la fase previa aunque cayó frente a Juan Lebrón e Íñigo Zaratiegui (5-7, 6-2 y 6-3).

Y es que es cada victoria es oro en el circuito de pádel más exigente del mundo. “Todas las parejas son muy duras, hay mucha gente que juega increíble”, apunta Fran con la experiencia de quien se ha enfrentado ya a muchos de ellos. “Me gusta mucho Ernesto (Moreno), un jugador muy completo; y también (Jaime) Bergareche, le considero uno de los mejores”, destaca el jugador del elenco de promesas de la previa porque del cuadro principal lo tiene claro. “Poder jugar con (Fernando) Belasteguin sería la leche;”–sueña en voz alta Fran–”para mí es el jugador más completo que hay”.

Mientras tanto, entre prueba y prueba, Fran ocupaba su tiempo con las clases de pádel que venía impartiendo en la escuela del Real Club Pádel Marbella, y sobre todo, ahora, con su servicio de fisioterapia (en sala o a domicilio). “Desde siempre quise hacer fisioterapia porque me encanta lo relacionado con el deporte, y también la medicina”, explica el jugador que descubrió en esa disciplina “una salida muy buena” que además le ayuda con la recuperación física y con las lesiones.

Y mientras cuida su cuerpo, su mente sigue puesta en el circuito de pádel profesional, sea PPT o WPT. Ahí está su objetivo, su meta. “Dentro de unos años, me veo jugando al pádel a mi máximo nivel, entrenando y consiguiendo buenos resultados”, asegura con naturalidad este sampedreño que no tiene claro si continuará en su tierra. “Por ahora, estos años que estoy trabajando el físico me quedaré aquí, y después, ya veré”.

 

 

 

Fisioterapia a domicilio. 628 508 860.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address