Un auténtico vendaval las empuja sin remisión hacia el precicipio. Allí, frente al abismo, Carolina Navarro y Cecilia Reiter se enfrentan a un escenario inusual para ellas, un paisaje que agota el espacio para el pádel y sólo deja hueco para la épica. Un nuevo break agrava el calvario. Las números uno están cayendo por 1-6 y 1-3 frente a Icíar Montes y Cata Tenorio en una de las semifinales del VII Master Estrella Damm.

Es el cuarto set que las Emperadoras del Pádel encajan en toda la temporada. Dos de ellos fueron en los XIV Internacionales de Cataluña, de los que uno les costó el título de la primera prueba femenina PPT de 2012 frente a las mismas rivales. La única que no se han llevado. Ahí comenzó una racha que se prolongó durante 18 partidos sin perder una sola manga.

Precisamente, por ello, la dificultad que tienen ante sí ahora es todavía mayor. El juego de sus rivales, la presión de jugar sin margen de error y el escaso hábito de remontada son obstáculos que Navarro y Reiter deben sortear para lograr adjudicarse la semifinal y tener opciones de ganar una prueba que nunca les ha coronado como pareja (en 2010, Carolina no jugó por lesión; y en 2011, perdieron en la final contra Icíar Montes y Patty Llaguno).

ceci reiter master 2012 Foto: PPT

Ceci Reiter, durante uno de los partidos del Master 2012. Foto: PPT.

Precisamente, ese mismo escenario, La Caja Mágica, asistió a finales de septiembre a una auténtica exhibición de pádel por parte de Carolina y Ceci que aplastaron a Cata e Icíar por 6-0 y 6-2 en la final de los VII Internacionales Ciudad de Madrid.

Ahora, sin embargo, la situación es radicalmente inversa. Pero nada en su periplo en este Master hace presagiar esta debacle. Porque la pareja que domina el ranking PPT se clasifica como primera de grupo en la liguilla inicial, tras vencer a las hermanas Sánchez Alayeto (6-3 y 6-4) y a Ale Salazar y Valeria Pavón (6-3 y 6-1).  Mientras que, en el otro grupo, Icíar y Cata hace lo propio con Nela Brito y Michelle Treptow (6-1 y 6-3), pero no puede ganar a Patty Llaguno y Eli Amatriain (6-4 y 6-2).

Pero esto es el Master. El cierre de temporada en el circuito profesional de pádel. El trono que la élite persigue en busca de mayor prestigio. No les alcanza a Carolina y Ceci con el juego para deshacerse de sus rivales. Así que recurren también al genio, a la garra y al oficio de las campeonas para, poco a poco, acercarse a la salida del pozo y enderezar el rumbo de la semifinal. Primero, con sacrificio y mucha cabeza, devuelven el break y consiguen anotarse el segundo acto por un ajustado 7-5. Ya en el tercero, no es hasta el último suspiro cuando logran la rotura definitiva que les da el pase a la final tras algo más de tres horas de un partido que pudo haber sido la final de la prueba.

Superado el trance, el último escalón antes de la gloria les enfrenta a una pareja que ha terminado el año como un tiro. Patty Llaguno y Eli Amatriain, tras disputar su primera final PPT del año en Bilbao, consiguen de nuevo la proeza en el Master. Primero se anotan los dos partidos de la liguilla previa sin ceder un set, y después, ya en semifinales, se deshacen de Ale Salazar y Valeria Pavón con un contundente 6-2 y 6-2.

En la final, sin embargo, como ocurrió en la prueba vasca, las españolas no tienen opciones. Aprendida la lección, Carolina y Ceci salen muy metidas desde el principio, sin conceder resquicio alguno. Dos breaks muy tempraneros en cada set ayuda a la pareja hispano-argentina a repetir el marcador de Bilbao (6-2 y 6-2), rubricando así una temporada de leyenda que comenzó con la victoria en el Mundial de Barcelona y concluye con el triunfo en el Master de Madrid, tras seis títulos PPT entre medias.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address