El Cerveza Victoria Mijas Open 2018 da comienzo oficialmente hoy domingo 5 de agosto con el inicio de la fase pre-previa. Así es para jugadores, para los medios, para el público… Para el club Cerrado del Águila, sede de esta octava prueba de la temporada, en cambio, hace tiempo que dio comienzo.

 

Desde hace semanas vienen trabajando contrarreloj en la puesta a punto de la instalación para acoger, por tercer año consecutivo, el mejor padel del mundo. Hoy, por fin, todo está listo para el espectáculo.

 

Novedades en Cerrado del Águila para World Padel Tour

 

“Hemos cambiado el césped de dos pistas (las dos que acogerán la mayoría de los partidos)”, explica Jesús Marquet, director del club Cerrado del Águila, que subraya además como novedad la mejora de las entradas de aire de las pistas “para que no se sienta la sensación de bochorno que hacía jugando”.

 

Se ha renovado la goma de cada una de las 9 pistas, se han pintado las estructuras y se ha nivelado la pista 9 “que estaba un poco inclinada” para solucionar posibles problemas con los cristales.

 

Como el año pasado, se ha instalado una grada con capacidad para 500 personas y se ha habilitado una zona de terraza con barra exterior en el nuevo campo de fútbol. “Hemos instalado tarimas de madera y una alfombra roja para que no se cargue el césped”–explica Marquet–“y encima va la barra de Victoria con las carpas y unas 60 mesas con sillas”.

 

“Se le ha dado un lavado de cara importante al club”. La frase que pronuncia su máximo responsable no alcanza a explicar con precisión el esfuerzo inversor que realiza la entidad. Son unos 55.000 euros que asume totalmente el club. “No es una inversión que hagamos únicamente para World Padel Tour porque es para nuestros clientes pero sí que se hace para que World Padel Tour nos siga eligiendo como club sede”.

 

Público-Cerrado-del-Águila-Previa-Cerveza-Victoria-Mijas-Costa-del-Sol-Open-2017-1100x618

 

Buenas expectativas para el Cervezas Victoria Mijas Open 2018

 

Hace tres años albergaron por primera vez una prueba de World Padel Tour. Fue un espectacular Challenger que resultó un éxito. Ahora repiten con un Open (como en 2017). “Confiamos en que venga más gente aún que el año pasado”, afirma Marquet quien considera que el cambio de ubicación de la pista central (no se instala en Mijas Pueblo sino en el Recinto Ferial de La Cala de Mijas) “nos afectará positivamente porque el desplazamiento desde el club a la pista es mínimo”.

 

Al rescate del padel profesional

 

En sus tres primeras temporadas, World Padel Tour nunca faltó a la cita con Málaga. En 2016, sin embargo, el circuito viró al norte y borró del mapa a varias sedes fijas, entre ellas, la provincia malagueña.

 

Calendario World Padel Tour 2016: el circuito vira hacia el norte

 

Por primera vez en mucho tiempo, la cuna del padel español no iba a contar con una prueba del padel profesional. Lo impidió, sin embargo, un capricho personal, el empeño de los dirigentes de un club que no se resignaron a ello. ‘Los Gabys’ (Gabriel Fraile, padre e hijo) y Jesús, los tres responsables de Cerrado del Águila, rescataron el padel profesional para la provincia de Málaga.

 

Lo hicieron “a pulmón”, como define con claridad Marquet. Soportando ellos mismos el riesgo (los costes) de un Challenger lleno de incertidumbres. La apuesta dio resultados. “Fue la bomba”, recuerda Jesús acerca de la “increíble respuesta que hubo del público; eran 1000 personas diarias”. Aquelló deslumbró a la mismísma organización que vio con otros ojos este tipo de pruebas. Y también a la administración local que, visto el resultado, decidió sumar su apoyo.

 

Tres años después, World Padel Tour sigue cumpliendo visita a Málaga gracias, en gran parte, al empeño de Cerrado del Águila. Y no se trata, desde luego, de una cuestión de rentabilidad.

 

Sin la posibilidad de cobrar entradas en el Open (éste fue un factor clave en la rentabilidad del Challenger), con enormes limitaciones para la búsqueda de patrocinadores que sean compatibles con los requisitos de la organización, sin demasiados espacios publicitarios disponibles, el club no busca el retorno económico directo.

 

“Es más un desafío personal, unas ganas de que a nivel personal el club esté vinculado al circuito más importante del mundo”, se sincera el director que no oculta que la escasa rentabilidad de la inversión. “Cualquier otro club que no tuviera la solvencia que tiene el nuestro, no podría hacerlo porque no es muy rentable”.

 

jesus-marquet-cerrado-del-aguila-world-padel-tour

 

Un empeño personal

 

Como en el caso de la llegada de World Padel Tour a Mijas, la historia del club Cerrado del Águila, más allá del proyecto empresarial, tiene mucho de empeño personal.

 

El club abrió en abril de 2009. Su ubicación parecía una apuesta segura a medio plazo pues se localizó en un sector urbanístico en el que se proyectaban miles de viviendas en distintas promociones residenciales, hoteles y algún campo de golf. Esto último fue lo único que quedó de aquello. La crisis de 2007 arrasó con todo lo demás. “Durante mucho tiempo estuvimos sobreviviendo”, reconoce Jesús Marquet que se sumó al proyecto dos meses después de la apertura.

 

“Fue un momento de mi vida en el que no sabía qué hacer. Estaba muy desordenado mentalmente, en un momento malo”, recuerda Marquet. Un año antes, su padre Jesús Marquet Muñío había fallecido. Un duro golpe que le llevó a dejar el tenis (llevaba la Escuela de Competición de Pepe Imaz) e inició una complicada travesía personal que amenazó con extraviarle.

 

jesus marquet cronica 2 masculina torneo padel onda cero lew hoad.jpg

 

Tras volver de un viaje, “me ofrecieron incorporarme al proyecto de Cerrado del Águila y acepté”. No fue sólo la necesidad de sostenerse. También, en parte, su decisión tuvo mucho de empeño personal. “Mi padre me dijo alguna vez que quería montar un club conmigo”, rescata Marquet. Aquello no llegó a cumplirse pero él sí decidió dar el paso.

 

Formación académica tenía para ello. Base deportiva también. Procedía del tenis. Había estudiado Dirección y Administración de Empresas y, precisamente, su Proyecto de Fin de Carrera giró en torno a la transformación de los clubes de tenis en padel. Aunque él, hasta que no se subió al barco de Cerrado del Águila, no se metió de lleno en este deporte.

 

Lo hizo a través de amigos, primero. “Javier Márquez, amigo de mi padre, me inició en el padel”. Y después, de forma más metódica. Entrenó, incluso a veces con Jordi Muñoz (“es uno de los mejores profesores que se puede tener”) y se lanzó a competir.

 

Las lesiones hoy le han apartado de las moquetas pero no del padel. Su empeño personal, junto al de sus socios, le ha llevado a sobreponerse a momentos difíciles.

 

pista-futbol-cerrado-del-aguila-world-padel-tour

 

Un club en movimiento

 

Por momentos, “estuvimos pensando en cerrar el club o hacer una inversión grande”. Paralizados los proyectos urbanísticos, el club afrontó obstáculos complicados. Uno de ellos, el viento, el enemigo número uno del padel, un tormento en aquella zona. “Durante años estuvimos viendo muchas estructuras, de aire, con vela, con lonas tensadas, y ninguna nos convencía”. Hasta que llegó una empresa de Mérida, Pórtico Sport, con la solución al problema. Las cubiertas que instalaron cambiaron, no sólo la fisionomía del club, sino su día a día.

 

Aquella decisión de cubrir la mitad de sus pistas ha resultado crucial. Ha permitido ampliar su rentabilidad multiplicando las horas de uso  de las canchas y ha atraído competiciones nuevas (privadas y federativas). Mientras que la creación de un bar junto a las canchas ha consolidado la comunidad en torno al club. “Desde que pusimos la zona de bar a pie de pista, el nivel social del club ha crecido exponencialmente. Socializas mucho más con el cliente, el cliente se siente más parte del club. Fue un acierto”.

 

montaje-world-padel-tour-cerrado-del-aguila-world-padel-tour

 

Cerrado del Águila no se detiene. Suma hoy 9 pistas de padel. Dos pistas de tenis. Cuenta con un gimnasio y una piscina. Acaba de incorporar una pista de fútbol. Y proyecta otras novedades como una terraza con césped que incluya cocina, baños junto a las pistas y el vallado perimetral de todo el recinto.

 

“Cuando el club se estanca, al final salen miles de clubes y esto va por modas. Si no vas renovándote, si no vas dándole algo nuevo al cliente, que vea que su dinero está reinvertido en algún lado del club, la gente va cambiando”. Lo tiene claro Jesús Marquet quien, junto a Gabriel Fraile, padre e hijo, está empeñado en elevar el nivel del club que dirigen.

 

Esta semana, por tercer año consecutivo, los focos del padel mundial estarán puestos sobre ellos.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address