En la pista central, en plena ovación de un público entregado, Sanyo Gutiérrez concluye el abrazo con su compañero, se planta, mira al cielo de Mijas y señala con los dedos hacia arriba. La estampa cierra la final masculina del Cervezas Victoria Mijas Open 2018.

 

No es sólo un recordatorio. Es un mensaje del Nene a quien, desde su nuevo palco, seguirá disfrutando de un talento único. En verdad, como todos los que asisten a una exhibición como la que regala el de San Luis, nombrado mejor jugador de la final (en realidad, del torneo).

 

Sanyo, hechizado, multiplica su embrujo a lomos del granítico despliegue de su compañero. Juntos transforman la lenta moqueta de la pista central de Mijas en una ciénaga que va atrapando a sus contrarios hasta que resulta demasiado tarde.

 

Final masculina Cervezas Victoria Mijas Open 2018

 

El duelo reedita la final del Estrella Damm Catalunya Master 2018 que abrió la presente temporada. Entonces, se impusieron los argentinos con claridad a Juan Lebrón y Juan Cruz Belluati (6-4 y 6-2). Siete pruebas después parece que la distancia entre ambas duplas se mantiene a tenor del resultado y, sobre todo, del juego.

 

Porque en el 20 por 10, Maxi y Sanyo, como ya hicieron en semifinales, firman una actuación impecable. Su planteamiento es, de partida muy adecuado, y lo ejecutan a la perfección. La propuesta pasa por bajarle las pulsaciones al juego, sobrecargar a Belluati y tratar de que Lebrón se desespere y se precipite cuando trate de salir de conectarse al juego.

 

juan-lebron-finales-cervezas-victoria-mijas-open--1170x702

Foto: WPT.

 

Desde el inicio, el dominio queda en manos de la pareja número dos que no golpea antes porque no consigue transformar ninguna de las dos bolas de break a favor que tienen en el segundo juego del partido al servicio de Juan Cruz. Dos errores de Maxi lo impiden.

 

Belluati y Lebrón comprueban enseguida que Sanyo es un pésimo destino de su ofensiva. El puntano de Head cambia el ritmo con un sólo golpe, se apodera del juego en una acción y define como quiere. Está absolutamente embrujado. Por eso, viran el trazo hacia Maxi. Pero el Tiburón de Bullpadel, igual de amenazante que su compañero; hoy renuncia al mazo y devuelve, desgasta, consume a los oponentes con un trabajo infatigable.

 

 

Así es como en el cuarto llega el primer break. Lebrón saca y desperdicia un 40-15. Maxi y Sanyo le dan palique al juego, se dejan incluso dominar, hasta que una chiquita o un globo les permite dar un paso al frente y arrebatarles el dominio. Es entonces cuando, al otro lado de la red, aparecen los fallos como la bandeja de Juan Cruz que no encuentra destino correcto y certifica la rotura (3-1).

 

En el muro de Sanyo y Maxi no aparece fisura alguna. Encontrarlas es cuestión de trabajo, paciencia y temple. Y no les sobra a Lebrón y Belluati, acostumbrados al vértigo, en este duelo. Sus oponentes sí encuentran rendijas y por ahí fracturan en el octavo otra vez su saque para abrochar el primer set (6-2).

 

Una reacción que se acaba diluyendo

 

No hay cambio alguno en la reanudación. El público trata de reactivar a los Juanes que van marchitándose conforme avanza el encuentro sin encontrar opciones de inquietar a los contrarios. Ellos, en cambio, siguen sufriendo. Como en el cuarto juego cuando esquivan dos bolas de break en contra al saque de Lebrón (2-2).

 

Aunque el peligro no desaparece. En el sexto, Maxi y Sanyo sí aciertan al servicio de Belluati. Pide paso el de Head que pone a correr a sus contrarios de lado a lado hasta que confirma la rotura (4-2).

 

Consolidada la conquista, los favoritos quedan a un palmo del título (5-2). Sólo ahí, con todo perdido, Lebrón y Belluati encuentran algo de luz. La dupla hispano-argentina, tras asegurar en blanco su servicio (5-3), consigue algo inédito en todo el encuentro: una oportunidad de break. Ocurre cuando Maxi estrella una bandeja en la red. Ruge la grada que, de pronto, vislumbra la opción de más partido.

 

maxi-sanchez-finales-cervezas-victoria-mijas-open--1170x788

Foto: WPT.

 

Y de la forma más rocambolesca, llega la rotura. Saca Maxi, Lebrón va a restar junto al cristal, duda, la deja pasar y tira muy forzado una contra que pasa justa al otro lado de la cinta. Maxi juega cortado y profundo sobre Lebrón quien, muy exigido, suelta un globo corto y desviado que parece que se marcha al lateral. Maxi la deja pasar y entra por centímetros.

 

El del Puerto de Santa María, desatado, corre hacia el banco mientras la grada se revuelve (5-4). La ilusión crece cuando completan un parcial de 3-0 e igualan el marcador (5-5). Pero el espejismo se diluye enseguida. En el undécimo, la pareja dos amarra el triunfo. Lo firma Sanyo, monumental, con una sutileza imponente, certifica el último break que da el título (6-2 y 7-5).

 

Es el cuarto trofeo World Padel Tour de la temporada para ellos. Hasta el momento, nadie ha ganado más. Y, en el horizonte, asoma el Open de Andorra en el que, con la baja de Bela, partirán como cabezas de serie número uno. Pero Sanyo, hoy, no ve más allá del cielo al que señala.

 

sanyo gutierrez mirada al cielo cervezas victoria mijas open 2018

Foto: WPT.

 

Video Resumen Cervezas Victoria Mijas Open 2018

 

 

¿Quieres saber cómo fue la final femenina del Cervezas Victoria Mijas Open 2018?

 

Final femenina WPT Mijas Open 2018: el peso de la eficacia lleva a las gemelas Alayeto a su tercer título

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address