Encajar un 6-0 en un primer set es una losa capaz de hundir a cualquiera. Hacerlo en la final de un Master ante las números dos del ranking es prácticamente un sinónimo de derrota. Pero las gemelas Sánchez Alayeto son de otra pasta.

 

Se suelen explicar sus derrotas a través de sus desconexiones temporales en los partidos o de su dificultad para cerrar los encuentros pero triunfos como el de la final femenina del Oeiras Valley Portugal Padel Masters 2018 sirven de contrapeso a esas etiquetas.

 

Final femenina WPT Portugal Padel Masters 2018

 

Desde el Open de Valladolid, las parejas 1 y 2 del ranking no se miraban a la cara con la red de por medio en una final de World Padel Tour.

 

La vibrante pugna que mantuvieron ambas duplas en el inicio del año tomó una tregua hace cuatro torneos. En parte por un bache de juego de Gemma Triay y Lucía Sainz y una progresiva mejoría de Alejandra Salazar y Marta Marrero.

 

Pero en Lisboa, los dos mejores dúos de la clasificación de este año vuelven a pelear frente a frente por el título. Es un partido trepidante, más por el marcador que por el juego, poco vistoso, errático en muchas ocasiones.

 

El sofocante calor que asfixia a las jugadoras a ras de la moqueta, el deslumbrante sol que azota la pista central del Estadio Nacional de Portugal y un viento racheado, indescifrable, quitan lustre al espectáculo.

 

El duelo requiere de mucho tajo y pocos destellos.

 

Arrollador inicio de Triay y Sainz

 

Lo interpretan muy bien de inicio Gemma y Lucía. Arrebatadoras en el primer set. Comienzan sufriendo en el saque inaugural. Una salida de pared de Sainz directa a la red provoca la primera bola de break en contra. No lo aprovechan las hermanas porque el resto de Majo se marcha al cristal de fondo (1-0).

 

A partir de ahí, la pareja Nox se despliega con mucha firmeza y determinación. Muy sólidas al fondo, achican la pista con mucha determinación y generan un cara a cara en la red que incomoda mucho a las gemelas.

 

Así llega el break en el segundo al saque de Mapi. Lucía se descuelga del fondo, presiona en la red y acaba fallando Mapi su volea (2-0).

 

A las de Star Vie les falta filo para definir y volumen de juego para desgastar. No disponen del tajo suficiente para responder a la propuesta de sus rivales.

 

 

En el cuarto, una nueva rotura de Triay y Sainz anticipa un resultado demoledor en el primer set. Porque la fórmula de la pareja número dos despedaza el juego de sus oponentes. Por momentos, Lucía y Gemma recuperan el trazo que las elevó por encima de todas en tres torneos de 2018 y que extraviaron en las últimas pruebas.

 

Irresistibles en el cuerpo a cuerpo, Sainz y Triay penalizan la falta de consistencia de sus contrarias y aprovechan un juego algo romo para abrirse camino hacia la cinta. En el sexto, de nuevo al resto, certifican su espléndido arranque con un implacable rosco (6-0).

 

 

Reaccionan las gemelas Sánchez Alayeto

 

El golpe es contundente. De los que pueden desestabilizar a cualquiera hasta hacerles caer definitivamente.

 

Pero las Sánchez Alayeto son dos fieras difícilmente abatibles. Mientras la bola esté en juego, no sólo van a competir sino que van a tratar de hacerlo conforme a su estilo, buscando imponerse, gobernar con autoridad.

 

Ni siquiera se permiten como coartada las molestias en el hombro de Mapi. Aprietan los dientes y Majo pide pista para multiplicarse.

 

Las aragonesas comienzan el segundo set asaltando el saque de sus rivales. Les cuesta hasta cuatro opciones de rotura pero finalmente lo consiguen con un fabuloso paralelo a bote pronto de Mapi que pilla a Gemma fuera de sitio (0-1).

 

 

El break no es definitivo en el marcador. Ni mucho menos. Pero sí tiene un efecto motivador en las pupilas de Jorge Martínez que frenan así la hemorragia y estrenan su casillero en el partido.

 

Tienen, las hermanas, que salvar dos opciones de quiebre al saque de Majo, en un segundo juego larguísimo, para consolidar su conquista. Lo consiguen (0-2) pero la amenaza de sus rivales está presente.

 

En el cuarto juego, al saque de Mapi, Triay y Sainz vuelven a situarse al borde del break. Un globo corto de Gemma lo finiquita Mapi con un amago de remate (1-3).

 

Les cuesta a las hermanas imponerse. Tanto que acaban cediendo el servicio en el sexto (3-3). Las gemelas están incómodas. Tanto como sus oponentes que han perdido el hilo inicial y muestran algunos desajustes.

 

Las zaragozanas devuelven de inmediato la rotura (3-4). Emerge imponente Mapi en la red y acaba pillando a Gemma. Esta vez sí, la brecha es decisiva para el devenir del segundo acto (4-6).

 

 

Una rendija les basta para el repóker

 

En el tercero, ambas parejas buscan imponerse desde el inicio. El intercambio de golpes se traduce en dos roturas consecutivas. Una al saque de Lucía Sainz (0-1). La otra al servicio de Mapi.

 

Se equilibra el duelo. Las Sánchez Alayeto le dan palique el juego. Buscan la vía corta, con chiquitas y algunos ángulos para poder abrirse camino con los globos. A Gemma y a Lucía les empieza a pasar factura el desgaste. El tremendo calor que impera sobre la moqueta multiplica los efectos de la remontada que firmaron en semis ante Alejandra Salazar y Marta Marrero el día anterior.

 

 

Esa falta de frescura les resta centímetros a su despliegue. Suficiente para que sus adversarias encuentren la rendija en el undécimo. Una chiquita de Mapi no la levanta Triay lo suficiente. Ahí aparece el break (5-6). El mazazo es irremediable.

 

Las números uno echan el cierre con su saque (0-6, 6-4 y 7-5) y levantan los brazos para celebrar su quinto título de 2018.

 

Video Resumen Final Femenina WPT Portugal Padel Masters 2018

 

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address