Patty Llaguno y Eli Amatriain: la fe y la telaraña

La apuesta de Llaguno y Amatriain pasa siempre por el estilo. Su dictado consume lentamente a sus rivales.