Las semifinales femeninas del Open de Mijas 2019 tuvieron relatos bien distintos. Se impusieron las favoritas en una de ellas aunque tuvieron que deshacer la resistencia de sus reaparecidas rivales.

En la otra, las números uno sucumbieron ante una pareja que ha desterrado el término sorpresa a base de fe, coraje y talento.

La Portu y Josemaría derriten las maltrechas aspiraciones de Las Martas

Nada tuvo que ver el duelo con el precedente de la final del Open de Suecia. Las Martas llegaban con lastre y sus rivales, en cambio, con la lección aprendida.

Durante toda la semana de torneo, la madrileña Marta Ortega ha sufrido las consecuencias de una lesión en su tobillo derecho. Su carácter le ha sostenido en la competición pero en semifinales, ante dos rivales con un hambre voraz, ha acabado sucumbiendo.

Ni los esfuerzos de Marta Marrero por abarcar pista, por cubrir espacios, por sostener a su compañera cuando el pozo la engullía, fueron suficientes ante el atrevimiento de Paula Josemaría y, hoy más que nunca, el imperial despliegue de Ana Catarina Nogueira.

La Portu, diana de las acometidas de Las Martas, despachó una actuación tan soberbia que fue, sin duda, la jugadora del partido. A su imperturbable fiabilidad le añadió una pegada intimidante que resultó decisiva.

La pareja de Juan Alday no encontró el sostén de su habitual consistencia e incurrió en muchos errores. Más de los habituales fueron obra de una Ortega que pagó por su problema en el tobillo y acabó sin poder trazar el juego. La de Adidas, pieza capital en el entramado táctico de la pareja, cedió en su duelo contra una Nogueira omnipresente.

El break en el octavo juego anticipó el triunfo en un primer set en el que hubo cierta batalla (6-3). En el segundo, en cambio, un parcial de 5-1 mostró la anómala caída de quienes han sido las más fiables.

Vencieron Josemaría y La Portu (6-2) sin demérito alguno, todo lo contrario. Más allá de los problemas de su rival, exhibieron un nivel estratosférico que, con justicia, las sitúa en la segunda final de sus carreras.

Ale y Ari marchan con paso firme

Las AS ya están en la final del Mijas Open 2019. Lograron el pase ante Gemma Triay y Lucía Sainz, la pareja 4 del ranking, de vuelta tras la baja por lesión de la de Alaior.

El marcador no refleja los apuros que en determinados momentos tuvieron que afrontar las favoritas. El primero de ellos, un break inaugural que lograron consolidar Triay y Sainz y que les permitió comenzar con una ventaja interesante para sus aspiraciones.

Pero Ale y Ari no dejaron escapar a sus rivales. La joven de Reus, señalada como diana preferente por sus rivales, sostuvo el juego con una eficacia sensacional.

Manejó a Gemma en el cruzado con mucha soltura y permitió a Salazar imponer sus espléndidos tiros.

Así recuperaron el equilibrio en el marcador y, a partir de ahí, impusieron su dominio para abrochar el primer parcial (6-3).

En el segundo, Gemma y Lucía volvieron a tener posibilidad de desnivelar el pulso. Encontraron dos bolas de break en el segundo juego pero no lograron convertir ninguna. En cambio, al paso de Ari, Las AS sí rompieron el saque a continuación (2-1) y, tras encadenar otro break (4-2), se hicieron con el triunfo (6-2).

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address