Aquel smash en la primera jornada del cuadro final de los V Internacionales de La Rioja; ese salto en busca de una bola suspendida en el partido contra Capitani y Limones; aquel latigazo que le recorrió el cuerpo desde el talón del pie derecho nada más tocar suelo puso fin a algo más que la temporada Pro Tour.

Era el 2 de noviembre de 2011. Guillermo Demianiuk abandonaba la pista con el tendón de aquiles roto. Fue el último partido de 2011 para El Rayo. También, el último encuentro junto a su entonces compañero, Raúl Arias. Ahora, nueve meses después, ambos vuelven a unir su juego en el mismo lado de la pista para tomarle la revancha al pádel.

De esta forma, Demianiuk, que compartía pista desde hace un mes con el catalán Eduard Bainad, suma su tercer compañero de la temporada. “La verdad es que tenemos una relación increíble (con Raúl Arias)”–explica el jugador argentino–”nos hemos llevado muy bien siempre también dentro de la pista”. Y además, como le dijo el jugador madrileño cuando plantearon la posibilidad de volver a jugar juntos, “nos lo merecemos por la forma en que terminamos la otra vez”–cuenta El Rayo–”ojalá que cerremos una etapa buena y ya veremos el año que viene si seguimos o no”.

Guillermo Demianiuk en un partido de los IX Internacionales de Pádel Ciudad de Fuengirola.

La ruptura con Bainad no se produce por falta de entedimiento en la cancha. Todo lo contrario. “Me ha dado pena”, confiesa Demianiuk que, según dice, “hacía años que no me sentía tan cómodo en la pista; no hubo ni un partido, ni de entrenamiento ni de competición en el que nos hayamos chocado en el medio o hayamos dudado por una bola u otra”. El motivo, sin embargo, es otro. “Somos jugadores muy parecidos, muy poco conservadores; pero dentro de esa agresividad y velocidad de bola que tenemos, el objetivo es fallar lo menos posible”. Y ello, según Guille, “no es posible con una persona al lado que tiene mi forma de jugar”.

Sí espera encontrar eso en Raúl Arias, “un jugador más conservador, que aguanta bien el juego, que me viene mejor”.

Baile de parejas para Mallorca

Este nuevo cambio de compañero se enmarca un auténtico baile de parejas que afecta varias duplas del circuito. En concreto, Eduard Bainad jugará a partir de ahora con Totó Calneggia (compañero de Gustavo Pratto).

El hasta ahora compañero de Raúl Arias, el argentino David Gutiérrez jugará con Marcello Jardim (que tenía de compañero a Gisbert).

De esta forma, el propio Jani Gisbert y el argentino Gustavo Pratto quedan, de momento, sin parejas. ¿Se unirán para jugar en Mallorca?

[easyrotator]erc_15_1345628536[/easyrotator]

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address