Un set abajo. Un break en contra al comienzo del segundo set. Problemas físicos. Lo que para cualquier otra pareja sería la pesada losa de su propia sepultura en una final PPT, para los más grandes, estas adversidades acabaron convirtiéndose en toda una motivación.

En el I Internacional Ibfit Ciudad de Ibiza, Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin hicieron todavía más grande su leyenda. A falta de rivales que puedan poner en peligro su largo reinado en el circuito Pádel Pro Tour, esta majestuosa pareja lucha también contra los elementos para forjarse no ya un lugar de privilegio en la historia de este deporte, sino su propio trono, el más alto, en el Olimpo del Pádel.

Juan Martín y Bela tuvieron un debut arrollador en tierras ibicencas, con una victoria aplastante por 6-0 y 6-4 sobre Aday Santana y Willy Lahoz, que apenas pudieron contener a los Reyes del Pádel. Su siguiente escalón les situó frente a una pareja nueva que volvió a meterse en cuartos, Godo Díaz y Matías Marina. Con 5-4 en el marcador para Juan y Bela, sin embargo, el jovencísimo jugador argentino tuvo que retirarse del partido al torcerse el tobillo.

Fuente: Pádel Pro Tour.

En semifinales, J&B dieron buena cuenta de Matías Díaz y Hernán Bebe Augusteque no pudo celebrar su 42º cumpleaños con una victoria, pese a que remontaron en los dos sets el tempranero break de sus rivales. Al final, un 6-3 y 7-6 selló el pase a otra final para los extraterrestres del pádel, la novena en las 11 pruebas disputadas en suelo español.

Sanyo Gutiérrez, en uno de los partidos de Ibiza. Foto: Pádel Pro Tour.

Por el otro lado del cuadro, Pablo Lima y Juani Mieres firmaron también un notable recorrido sin un solo set en contra hasta llegar a la final. Primero vencieron a Cristian Gutiérrez y Enric Sanmartí (que sustituyó al lesionado Fernando Poggi). Un 6-3 y 6-2 certificó la notable superioridad del dúo argentino-brasileño. En cuartos, se cruzaron con Miguel Lamperti y Maxi Grabiel, que venían de aplastar a Álvaro Cepero y Germán Tamame (6-0 y 6-1).

Encontraron oposición Lima y Mieres en una pareja muy combativa que, sin embargo, no pudo con la tremenda consistencia del juego de los números dos. Un doble 6-3 cerró el enfrentamiento y colocó a Juani y Pablo en semifinales con una magnífica ocasión para la revancha. Seba NeroneSanyo Gutiérrez, que les habían vencido en sus dos duelos anteriores, se clasificaron para la penúltima ronda al vencer a Jordi Muñoz y Maxi Sánchez (6-3 y 6-2).

Ya en semis, Lima y Mieres aprovecharon una prematura rotura de saque para imponer el ritmo, mandar en el juego y hacerse con la primera manga por 6-4. En el segundo set, después de varias ocasiones, la dupla número dos logró otro break que acabó por hundir a sus adversarios que encajaron un 6-2. El argentino y el brasileño lograron así clasificarse para su séptima final de la temporada.

Fuente: Pádel Pro Tour.

Tributo al pádel

Alejados de la final de Mallorca por sus víctimas de semis en Ibiza, Lima y Mieres salieron a la pista algo más que mentalizados. Un inicio arrollador pilló por sorpresa a los números uno que encajaron un break en el primer juego del encuentro (1-0). El arrebatador comienzo del dúo argentino-brasileño puso contra las cuerdas a J&B que se vieron en poco tiempo con un 4-0 en contra tras una segunda rotura de servicio consecutiva. Juan y Bela apenas pudieron maquillar el resultado en un primer set redondo de sus adversarios que se adjudicaron, ante el asombro general, por un inapelable 6-2.

Juani Mieres celebra un punto en uno de los partidos del PPT Ibiza. Foto: Pádel Pro Tour.

No le funcionaban las cosas a Martín Díaz y Bela, afectado este por los efectos del calor, incapaces ambos de frenar el vendaval de Lima y Mieres que comenzaron la segunda manga con la misma intensidad e igual ritmo. Aunque, esta vez, Juan y Belasteguin lograron a duras penas conservar su saque tras levantar otro punto de break (0-1). Pero enseguida sus rivales volvieron a tomar distancia con una nueva rotura en el tercer juego que dio paso después un inquietante 3-1 para las aspiraciones de los Reyes del Pádel. Pablo y Juaniestaban a tres juegos de una victoria indiscutible, soberbia, reivindicativa, incluso. La inercia ganadora que habían acumulado les hubiera bastado frente a casi cualquier oponente para hacerse con el triunfo. El problema es que enfrente no tenían a cualquier oponente.

Pablo Lima en Ibiza. Foto: Pádel Pro Tour.

Una década situado en la cima del pádel no sólo ofrece resultados para la estadística. También aporta recursos y mucho oficio. Sobre la cancha, Juan y Bela recurrieron al manual de supervivencia “Cómo ganar finales cuando se tiene un mal día”, escrito por ellos mismos, actualizado ahora en Ibiza con nuevos capítulos inéditos. Poco a poco, con mucho sufrimiento, J&B detuvieron la hemorragia, frenaron el avance de sus rivales y llevaron el partido a un terreno más neutral. Así lograron un break en el sexto juego que les permitió recuperar la distancia perdida (3-3), y de esa forma, y de manera inexplicable para Lima y Mieres, lograron romperles de nuevo el saque en el octavo (3-5), justo cuando lo necesitaban.

El 3-6 del segundo set dio paso a una tercera y definitiva manga mucho más igualada en el juego, con mucha más tensión en el ambiente. Bela sufrió un calambre en su pierna, requirió asistencia médica. Juan Martín se vio obligado a jugar por momentos en el revés. 3-3, 4-4. El partido entró en el corredor de la muerte, el terreno en el que cualquier fallo se paga con la vida; cualquier acierto, en cambio, lleva a la gloria. Así ocurrió. La magia de Juan Martín volvió a inclinar la balanza. El peso de la ocasión perdida abrumó a Lima y Mieres. El 4-5 dio paso a un break que cerró una final trepidante, un nuevo triunfo de Bela y Martín Díaz, el octavo de la temporada PPT 2012, y sobre todo, una nueva epopeya que engrandece la leyenda de J&B.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address