Se llama Adrián Chamizo Wessels. Tiene 13 años de edad y como él mismo pregona, está “loco por el pádel”.

[flickr]http://flickr.com/photos/dancoulter/6298462608/[/flickr]

Este jovencísimo jugador lleva un año jugando a su deporte favorito y lo hace con el apoyo, en forma de clases, del Club Cerrado del Águila. Allí, dos veces por semana, recibe lecciones de uno de sus cualificados monitores, y parece que la apuesta empieza a dar sus frutos.

Adrián ha logrado ya ser campeón en un torneo sub-12, y en la última prueba del Circuito Safamotor, el Torneo Porsche, fue finalista en 4ª categoría junto a su compañero Eppu Rantalaiden, derrotado al final por la dupla vencedora, Juan David Ponciano y Salva López.
[flickr]http://flickr.com/photos/dancoulter/6297938217/[/flickr]
Esta promesa del pádel, que no tiene aún pareja habitual para los partidos, ya suena con dedicarse profesionalmente a este deporte. De momento, se deja la piel en las clases y luego exhibe lo aprendido en los torneos, en los que practica el que asegura que es su mejor golpe, la bandeja y el smash, y trata de mejorar el peor, la devolución de los remates del rival.

[flickr]http://flickr.com/photos/dancoulter/6298462218/[/flickr]

A bote pronto

Nombre: Adrián Chamizo Wessels.

Nivel: 4ª categoría.

Edad: 13 años.

Condición: diestro.

Mejor golpe: bandeja y smash.

Peor golpe: devolución de remates.

Último resultado: finalista 4ª categoría en el Torneo Porsche.

[flickr]http://flickr.com/photos/dancoulter/6298469440/[/flickr]

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address