El arranque es impecable. Con un juego ordenado y agresivo, Alberto y Javi sorprenden a sus rivales desde el primer servicio. La fortuna, además, irrumpe temprano para convertir en realidad una de las tres bolas de break que conquistan al saque de Ferdi. La cinta adormece la bola en campo rival y certifica la rotura en el segundo juego (2-0).

El golpe les despierta del letargo. Fernando Salcedo y Beltrán Chamizo reaccionan. No quieren ceder terreno. Es la final del Torneo de Pádel Aniversario Higuerón de La Cala. Enfrente, Alberto Paniagua y Javier Martínez amenazan con hacer crecer la brecha. La exhibición de resistencia y pundonor que han protagonizado en las semifinales ante Carlos Muñoz y Pancho, en un duelo agónico de más de dos horas y media, les invita a buscar una solución rápida en este enfrentamiento. De ahí su arrebatador inicio en el duelo final.

Es Ferdi quien pone pie en pared para recuperar terreno. Lo hace con un gran juego defensivo desde el fondo, agresivo y sólido, que abre pista para alcanzar la red. Desde allí, su compañero, zurdo, afila la volea para acuchillar en diagonal o perforar en paralelo. Es así como recuperan el break, al saque de Paniagua (2-1) y marcan un punto de inflexión determinante para el encuentro.

Alberto Paniagua 3 padel 2 masculina Torneo Padel Higueron La Cala junio 2013

Alberto Paniagua, en la final.

Ahí, en ese instante, emergen del fondo para gobernar desde la cinta. Coincide justo con un súbito desplome de sus contrincantes. La combinación resulta devastadora. El juicio de ello no es una simple interpretración subjetiva del juego. Lo acredita un dato escandaloso. Beltrán y Ferdi sustentan su dominio en un parcial de 0-7 que construye un partido muy diferente al que esbozaron Martínez y Paniagua al comienzo.

Muy solventes con el saque y decididos al resto, Chamizo y Salcedo no dan tregua a sus rivales. No ceden nunca la iniciativa del juego con el saque. Cada golpe, al resto, es un paso hacia la red. Se miden cruzados Alberto y Ferdi con remates liftados que buscan la malla lateral del contrario. Todo un ejercicio de paciencia en el que la condición física y la astucia puntúan por igual.

Se retan también Javi y Beltrán, dos zurdos en diagonal, de estilos muy diferentes, que esconden el golpe y buscan efectos. La superioridad física de la dupla de Special Pádel y Padelpro, mucho más frescos, acaba por desnivelar el juego.

Javier Martinez 2 padel 2 masculina Torneo Padel Higueron La Cala junio 2013

Javier Martínez volea en el último partido.

Cuando Paniagua y Martínez despiertan de la pesadilla, se les ha escapado el primer set (2-6) y han perdido también el primer servicio, a cargo de Javi, en el segundo (0-1).

Da un paso al frente Martínez para evitar el desplome definitivo hacia el abismo. Sus contrincantes bajan el nivel. Cometen fallos (tres errores de Ferdi y uno de Beltrán) que dan aire a los contrarios. Alberto, que sigue descolgando globos, apuesta por el paralelo y sorprende a Chamizo. Luego, una bandeja que Salcedo deja en la red entrega su propio saque y detiene la hemorragia de Alberto y Javier (1-1).

El calor aprieta en la pista. La superficie y las bolas, sin embargo, reprime la pegada. Los puntos se alargan. El físico cae y los errores afloran. Paniagua y Martínez adquieren mayor consistencia en su juego. Ferdi y Beltrán pierden, en cambio, parte de la suya.

Beltran Chamizo 4 padel 2 masculina Torneo Padel Higueron La Cala junio 2013

Beltrán Chamizo, en la final.

Con apuros, sobreviven los saques en un escenario que dominan, por momento, los fallos.La tregua, no obstante, dura poco. El tiempo que tarda en emerger Fernando, primero con su servicio, y después al resto. El fenomenal jugador hace millas para defender las ofensivas contrarias y aprieta en ataque a la menor ocasión. Su poderoso revés a dos manos desde el fondo doblega la resistencia de Alberto en la red y abre la puerta a la rotura que llega en el séptimo juego con servicio del propio Paniagua (3-4).

Lograda la ventaja, Beltrán y Salcedo consolidan la distancia (3-5) y gestionan bien el juego para acabar por rematar el encuentro con servicio propio. El último arreón de sus rivales trata de impedir el cierre. Alberto y Javi se van arriba y logran un 0-30 amenazador para unos, esperanzador para ellos. Tres errores consecutivos, dos globos que se marchan al cristal de fondo, uno de cada uno, y un revés de Paniagua que falla, condenan sus opciones y entregan el encuentro a sus rivales (4-6).

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address