El juego anterior lo jugamos como el culo, muy blandos de cabeza”. La sentencia no la pronuncia cualquiera, ni lo hace ante cualquiera, ni ocurre en un momento cualquiera. El autor del diagnóstico es una voz autorizada, el entrenador Horacio Álvarez Clementi. Sucede en plena final del WPT A Coruña Open 2017. Y su discurso va dirigido a los números uno, Fernando Belasteguin y Pablo Lima, en su primera final junto a ellos.

 

Estreno de Horacio Álvarez Clementi como coach de Bela y Lima

 

En Galicia, el veterano coach protagoniza un acelerado estreno como entrenador de Bela y Lima para ayudar a enmendar los tropiezos de esta dupla en las dos primeras finales del año.

 

De esta forma, en uno de los descansos del duelo por ese tercer título WPT, de camino al cuarto juego del segundo set, en boca de Álvarez Clementi el mensaje cobra forma de manera nítida y directa: “el juego anterior lo jugamos como el culo, muy blandos de cabeza”.

 

El marcador refleja un 2-1. El primer set cayó del lado de sus nuevos pupilos y ahora, en la segunda manga, buscan la sentencia. Tras el cambio de pista, Bela y Lima encaran un nuevo servicio al resto. En el anterior no sumaron ni un solo punto. La respuesta de la leyenda de Pehuajó al dictamen de su nuevo entrenador reafirma la validez del mensaje: “Sí, total, total“. El añadido del coach se apoya en la confirmación de su jugador antes de señalar la ruta táctica. “Ahora vamos a estar rocosos”.

 

Y aunque en su regreso a la pista, Bela y Lima vuelven a ceder en blanco el segundo juego consecutivo al resto; la final, la primera de Álvarez Clementi como entrenador de Bela y Lima, acaba cayendo del lado de los reyes (7-5 y 6-3).

 

Los líderes del ranking estrenan así su palmarés World Padel Tour en 2017 y lo más significativo es que lo hacen tras recuperar a tiempo parte de su identidad perdida.

 

Bela y Lima recuperan su identidad a tiempo para estrenar su palmarés en A Coruña Open 2017

 

Clementi: debut triunfal en A Coruña sin toma de contacto

 

En esta resurrección, irrumpe la figura de Horacio Álvarez. El experimentado coach argentino estrena su lugar en el banco de Bela y Lima en los octavos de final del Open de A Coruña. “Es el primer partido que tenemos juntos. No hemos trabajado casi pero la gente que viene del padel de toda la vida nos entendemos muy fácil. Así que vamos a ver qué tal”, anunciaba el propio Belasteguin al inicio de su andadura en la prueba gallega.

 

En efecto, Álvarez Clementi llega tras las dolorosas derrotas en las finales de Santander y de Miami. Debuta sin apenas tajo con sus jugadores y con la misión urgente de reconstruir la solidez de la pareja. Los tres confían en el ‘lenguaje del padel’ para facilitar esa ‘conexión’ inicial. Pero, además, hay otro factor que allana aún más el camino: la extraordinaria humildad de Bela y Lima.

 

Uno lleva 15 años encaramado al trono del padel mundial. El otro, tras pelear desde la segunda plaza durante varias temporadas, se ha incorporado a él y suma ya dos ejercicios en la cima. Podían ambos haberse cegado ante los destellos de neón de sus éxitos. Podían haber sucumbido a los cantos de la vanidad, haberse aferrado a su experiencia, a su profundo conocimiento del juego, a su palmarés de indiscutibles números uno, de tiranos del ranking profesional, para explicarse sin técnico en la pista tras la ruptura con Miguel Sciorilli. Nada de eso.

 

horacio-alvarez-clementi-con-fernando-belasteguin

 

“Habíamos detectado que nos hacía falta una persona con experiencia en el banquillo porque podíamos pensar en el pre y en el post partido pero durante el partido no teníamos la claridad y la serenidad que hemos tenido estos días teniendo a Horacio en el banco”, así lo explica Belasteguin. Sencillez, transparencia, honestidad de una leyenda del padel.

 

El reconocimiento de Bela a la figura del coach, sin embargo, no es nuevo. “Mis máximos respetos a estas personas que se toman la profesión como algo tan serio que estudian cada día para mejorar como profesional y, en definitiva, para subir el nivel del deporte”. Lo afirma en su biografía ‘Bela. Esta es mi historia”, en el apartado en el que habla, precisamente, del que ha sido su entrenador durante 14 años hasta esta temporada: Miguel Sciorilli.

 

Horacio Álvarez Clementi: experiencia, método y prestigio

 

El relevo parece que lo asume Horacio Álvarez Clementi. El argentino no requiere presentación. No, al menos, en el mundo del padel. Aunque, tal vez, el constante crecimiento de aficionados a este deporte sí haga necesario subrayar su condición de número 1 mundial, como jugador, junto a Alejandro Lasaigues durante cuatro años (de 1988 a 1991) o sus victorias en el circuito profesional y en el Master español en 1989, además de su título de campeón del mundo con Argentina por equipos en el Mundial de 1992.

 

 

El propio Lasaigues, Roby Gattiker, Pablo Semprún, Mariano Lasaigues, Hernán Bebe Auguste son figuras del padel de ayer que le eligieron en algún momento como maestro. Matías Díaz, Miguel Lamperti, Seba Nerone, Ramiro Moyano, Matías Marina, Carolina Navarro, Ceci Reiter, le han tenido o le tienen hoy como entrenador…

 

Ahora, en este inicio de temporada World Padel Tour, la llamada de los números uno le presenta un nuevo desafío: “Es un placer y un honor poder estar al lado de ellos. Esperemos que pueda aportarles cosas y que puedan volver al nivel de juego que tuvieron durante todo el año pasado”.

 

Álvarez Clementi es trayectoria, experiencia, método, prestigio. Su aterrizaje en A Coruña junto a los líderes del circuito ha ofrecido ya algunas claves de lo que puede aportarles.

 

horacio-alvarez-clementi-con-pablo-lima

Entrenamiento de Álvarez Clementi con un joven Pablo Lima en 2008. Foto: Álvarez Clementi.

 

Gestión emocional, claridad táctica

 

Siempre me rompen el saque, macho, ¿cómo puede ser eso?”. El lamento de Bela se produce al primer contratiempo en la final del open coruñés. Paquito y Sanyo acaban de conquistar el servicio del de Pehuajó y se ponen por delante 2-1. El traspié, al comienzo del partido, conecta el relato de este duelo con las derrotas ante estos mismos oponentes en las dos anteriores finales.

 

Clementi tira de oficio. Ignora el quejido y deja a Bela con sus propios demonios para centrarse en Lima a quien le advierte del paralelo sobre Paquito y de la devolución de éste también en paralelo. Con esa decisión, el coach aisla al brasileño de la tormenta de su compañero y pone el foco en lo táctico. El de Pehuajó entiende el mensaje, renuncia a su pesar y se suma a la causa de la estrategia.

 

Son bastantes los descansos en los que Clementi comienza ofreciendo las indicaciones a Lima aunque acaba con Bela. Conoce el coach la ascendencia del argentino en el juego, en la pareja. Sabe que necesita espacio a su llegada al banco y prefiere empezar por el brasileño, ofrecerle respuestas primero al de Porto Alegre.

 

alvarez-clementi-entrenador-bela-y-lima

 

Solidez en el juego

 

Sin apenas tomar contacto con sus dos jugadores, Horacio Álvarez Clementi afronta en A Coruña un reto doble: el título pero, sobre todo, recuperar el reconocible juego de Fernando Belasteguin y Pablo Lima. Los números uno fueron claramente superados por Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez en las dos finales anteriores, en especial, en la de Miami.

 

Miami corona la mutación de Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez

 

Por eso, en su primera oportunidad junto a ellos, el coach insiste a sus pupilos en la necesidad de competir cada punto. “El juego anterior lo jugamos como el culo”. “Vamos a estar rocosos”. En A Coruña Bela y Lima mejoran notablemente sus prestaciones y, sobre todo en la final, acaban recordando a la pareja que dominó el circuito en las dos últimas temporadas.

 

pablo-lima-wpt-a-coruna-open-2017

Foto: WPT.

 

Comunicación constante

 

En Santander y, sobre todo, en Miami, el paso de Belasteguin y Lima por el banco ofrecía, por momentos, la imagen de una dupla demasiado aislada, dos jugadores lidiando por separado con sus propios demonios. Nada que ver con la escena que ofrecía el banquillo contrario con Choya, Sanyo y Paquito, una piña en incesante parloteo táctico.

 

La llegada de Horacio Álvarez ha modificado esta situación. Dirigidos por el técnico, los 90 o 120 segundos de que disponen en los cambios de lado los emplean en la búsqueda activa de soluciones. Y las encuentran.

 

El cierre del primer set de la final de A Coruña es ejemplo de ello. Con bola de break a favor de los números uno, Paquito apura el saque, Bela resta cruzado muy forzado y, en cuanto puede, busca en paralelo a Sanyo, con un globo muy llovido (muy alto y de caída muy perpendicular al suelo). Todo un desafío para el puntano que no se amilana y recurre a su remate. Es Lima quien lo atrapa en la red y acaba provocando el error de Sanyo a bote pronto. La celebración del brasileño y del propio Belasteguin apunta directamente al banco, un reconocimiento al lugar donde surgió el dictado de esa victoria parcial.

 

bela-y-lima-celebran-punto-con-horacio-alvarez-clementi

Bela y Lima señalan al banco tras ganar el primer set.

 

La elección de la posición corporal

 

En varios de los descansos del encuentro por el título en A Coruña, el coach rival, Ramiro Choya, da instrucciones a sus pupilos agachado frente a ellos, una posición que utiliza mucho el entrenador español para conectar con sus jugadores, para facilitar su mensaje, para establecer un mismo nivel de comunicación que refuerza la sensación de equipo.

 

En algunos momentos del torneo, Clementi utiliza esta misma postura pero no es lo más frecuente. En la final, en varios de los cambios clave, Horacio Álvarez permanece de pie frente a Bela y Lima. Es una altura superior a la de sus jugadores, un nivel desde el que refuerza su autoridad. El coach argentino está allí por su experiencia, por sus conocimientos, ha sido elegido para aportarles soluciones en esos instantes. No busca tanto la conexión de equipo, no al menos en este momento inicial, sino más bien la atención de sus jugadores a su figura jerárquica.

 

La posición corporal, incluso no siendo una elección consciente, refuerza el mensaje.

 

alvarez-clementi-entrenador-bela-y-lima

 

Acoplamiento con el equipo de los números uno

 

La marcha de Miguel Sciorilli no ha desbaratado el equipo de trabajo de Bela y Lima. Bajo las órdenes de Marcela Ferrari, (con quien Bela lleva desde finales de 2011) los números uno han mantenido su plan de entrenamiento junto a Tony Martínez como responsable de la preparación física.

 

Sin embargo, la entrenadora argentina no ha viajado a ninguno de los primeros torneos lo que ha restado posibilidades al desempeño de la pareja en la competición. “Estamos entrenando muy bien con Marcela (Ferrari) en Barcelona y la idea es con Horacio, un entrenador con muchísima experiencia, que viaja con los jugadores desde hace muchísimo tiempo; hablamos con Pablo, se lo comentamos y nos dijo que para él también era un premio así que yo creo que estamos todos contentos”.

 

Más allá de la victoria, el técnico argentino debe ahora acoplar su librillo a la hoja de ruta del equipo de Bela y Lima para continuar con la preparación de la pareja número uno del padel mundial.

 

equipo-tecnico-bela-y-lima-star-padel

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address