En su mano, bajo los focos, reluce aún más el trofeo que le acredita como ganador de la final masculina del Estrella Damm Badajoz Open 2014. Allí, en la misma pista que acaba de coronarle junto a Juan Martín Díaz; Fernando Belasteguin dedica a sus adversarios las primeras palabras de su intervención: “El resultado de hoy no refleja la distancia real que hay entre nosotros”.

 

El marcador aún ilumina el 6-4, 6-3 y 6-2 que rubrica el triunfo de Los Reyes del Padel. El rostro de los derrotados, Juani Mieres y Pablo Lima, en cambio, sí oculta la brecha que les separa de esta pareja de leyenda. 

 

Aunque, en el fondo, el discurso de Belasteguin está cargado de razón. El crecimiento de Lima y Mieres en las últimas temporadas, esa permanente persecución de los números uno, les ha aproximado a ellos. Los Príncipes, incluso, suelen sumar una o varias victorias sobre Juan y Bela por temporada.

 

Por momentos, Mieres es capaz de enfrentar su pegada a la de Bela. Y Lima puede sostener con garantías un duelo cruzado con Martín Díaz. Ese equilibrio, esa pugna nivelada se sostiene en algunas fases del primer set de la final masculina del World Padel Tour Badajoz 2014.

 

Igualdad en el inicio de la final masculina del Estrella Damm Badajoz Open 2014

 

De primeras, el ritmo del encuentro resulta frenético. Se enzarzan los cuatro en una lucha en torno a la cinta que acelera la bola en cada golpe. Mandan los saques en este inicio. Apenas tres puntos al resto en los primeros cinco juegos (3-2) son todo un síntoma de la autoridad que impone cada pareja desde el servicio.

 

En el sexto, sin embargo, llega el primer sobresalto. Sirve Pablo Lima. Emerge un Fernando Belasteguin imperial, una fuerza de la naturaleza que aprieta cada volea, que se eleva hasta el infinito para devolver remates kilométricos, que gana bolas desde fuera de la pista. Sólo el error de Juan Martín con una volea que se queda en la red evita el quiebre (3-3).

 

juani-mieres-final-masculina-del-estrella-damm-badajoz-open-2014

Juani Mieres, en la final de Badajoz. Foto: WPT.

 

Pese a la amenaza, Los Príncipes mantienen el pulso. La lucha de la dupla argentino-brasileña es encomiable y casi da sus frutos en el séptimo. Lima se impone al mago de Drop Shot en su duelo cruzado y Mieres afila su volea y percute con el remate. El fallo de Bela con una volea complica su propio saque y les otorga a sus rivales la primera opción de break. Es Juan Martín, con un prodigioso listado, el que disuelve la presión (4-3).

 

No reservan nada las dos parejas. Lo único que regalan es espectáculo en cada punto para deleite de la grada del Complejo La Granadilla.

 

La igualdad anuncia un tie break que, sin embargo, no llega a producirse. Es el décimo juego de la primera manga. De nuevo, con servicio del brasileño Pablo Lima al que exige mucho Juan Martín en el cruzado. Tanto que acaba por doblegarle para generar una oportunidad de break muy valiosa: una ocasión para cerrar el set.

 

El duelo por esa bola es trepidante, con los cuatro guerreros pugnando por el dominio de la cinta. “El resultado de hoy no refleja la distancia real que hay entre nosotros”. Las palabras que Bela pronunciará menos de dos horas después, encuentran todo su sentido en este intercambio.

 

Es Mieres quien decide acortar el duelo y opta por el remate. Su pegada se estrella directamente en la red. La elección, la decisión, la ejecución en los momentos clave, esa es la diferencia que no refleja un marcador y sí, en cambio, el rostro de los derrotados.

 

Ese fallo entrega el primer set a Belasteguin y Martín Díaz (6-4). Aunque, en realidad, es mucho más importante que eso. No es sólo que ese error entierre todo el formidable trabajo que han desarrollado durante 10 juegos para responder golpe a golpe a los mejores de este deporte. No es que es fallo sea, además, una carga de profundidad que haga saltar por los aires su resistencia mental.

 

Esa elección, en verdad, les sitúa frente al espejo para recordarles a Mieres y a Lima su condición humana en su pugna con dos leyendas; les asoma al abismo para mostrarles la verdadera distancia que les separa de quienes dominan el padel mundial desde hace 12 años.

 

juan-martin-diaz-final-masculina-del-estrella-damm-badajoz-open-2014

Juan Martín Díaz, en la final. Foto: WPT.

 

Un nuevo error desfonda a Los Príncipes

 

Todo eso pesa en la mochila de Lima y Mieres que afrontan el segundo set, esclavos de su error. Apenas llega el segundo juego, con servicio de Lima, y Los Reyes vuelven a marcar diferencias. Juan y Bela, ahora sí, mandan desde la cinta. Pero lo que decanta, definitivamente el juego, es otro error de Mieres; el mismo que les condenó en el primer set. Un remate de El Hispano directo a la red.

 

Ese break (2-0) y el posterior juego en blanco (3-0) anuncian un parcial de 5-0 desde que J&B se anotaran el noveno juego en la primera manga.

 

El hundimiento de Mieres y Lima es notable. Los errores se multiplican. Bela y Juan, en cambio, mantienen su firmeza, aumentan su fiereza. La debilidad contraria les estimula. El segundo set cae por su propio peso (6-3).

 

Mieres y Lima se entregan

 

Sólo cuando Juan Martín Díaz se ajusta una lentilla en el banco durante el descanso; únicamente cuando Bela estira sus aductores sentado en el suelo antes de afrontar el tercer set, sus figuras se humanizan.

 

La esperanza, remota, de Juani y Pablo pasa por ignorar la brecha y recuperar el pulso. Lo intentan durante los primeros juegos del tercer acto. Pero la desconfianza que sus errores les ha generado a ambos es difícil de superar. La amenaza de otra mala elección no se disipa.

 

De hecho, irrumpe de nuevo. Esta vez, en el quinto juego. Los ánimos del público cuando estrella Lima una volea en la red contrastan con su monumental cabreo. Después, el brasileño deja pasar un envío de Juan Martín pensando que se marcha fuera y acaba entrando. Es 0-40. La volea de Juani Mieres al cristal confirma la rotura (3-2).

 

fernando-belasteguin-final-masculina-del-estrella-damm-badajoz-open-2014

Fernando Belasteguin. Foto: WPT.

 

Ese break termina de hundir a Los Príncipes que entregan de nuevo su saque en el séptimo, en una exhibición defensiva de Belasteguin.

 

En el octavo juego, el 40-15 encierra dos bolas de partido. La ovación que la grada dedica a Juani Mieres y Pablo Lima, con la soga ya al cuello, es también una sonora despedida a su efímera condición de números uno del World Padel Tour.

 

Bela, quién si no, cierra por tres metros un partido (6-2) que sirve para restaurar el orden natural en el ranking del circuito profesional de padel a partir de la próxima actualización.

 

En la pista, con los focos apuntándole y el trofeo de campeón en la mano, Bela elogia a sus adversarios y minimiza la brecha que les separa de ambos.

 

A cuatro metros de él, Lima y Mieres, con la mirada perdida, asumen esa distancia y se preparan para volver a recorrerla en la próxima prueba del World Padel Tour.

 

fernando-belasteguin-y-juan-martin-diaz-campeones-final-masculina-del-estrella-damm-badajoz-open-2014

Bela y Juan se anotan la segunda prueba del circuito y recuperan el número uno. Foto: WPT.

 

¿Te ha gustado la crónica de la final masculina del Estrella Damm Badajoz Open 2014? ¡Anímate y compártela en las redes sociales! Y no olvides suscribirte al Boletín Padelazo para recibir todas las novedades de la web en tu email.

[wysija_form id=”1″]

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address