Por sorpresa, sin explicación alguna, World Padel Tour anunció ayer mismo que Mérida se queda sin prueba del circuito profesional de padel. No ha informado aún del relevo de la ciudad extremeña en el calendario 2015 pero só ha confirmado que la sede emeritense se queda sin torneo.

 

La tormenta política y el clamor ciudadano desatado tras el anuncio de que la pista central del Estrella Damm Mérida Open se instalaría en el Anfiteatro Romano han tenido mucho que ver en una decisión que la organización apenas ha comunicado de manera muy escueta en su web:

 

 

“World Padel Tour informa que la prueba anunciada en su calendario Oficial prevista del 4 al 10 de Mayo en la ciudad de Mérida, queda suspendida y comunicará en breves días una nueva ubicación y fechas en el ámbito nacional”.

 

El anuncio del circuito, parco en palabras, contrasta con la defensa que hizo del uso del Anfiteatro de Mérida para la pista de padel hace unos días por boca de su director general, Javier Porras.

 

Ayer, sin embargo, nadie en World Padel Tour consideró que los aficionados, sobre todo los de Extremadura, se merecían una aclaración.

 

javier porras director world padel tour

Foto: WPT.

 

Presiones de algún patrocinador

La anulación de la prueba pone en entredicho, aún más, la gestión que el gobierno de Extremadura y el Ayuntamiento de Mérida han hecho de este asunto.

 

Ayer mismo, horas antes de que WPT anunciara la cancelación de la prueba, ambos gobiernos, el regional y el local, habían ratificado que la ubicación de la pista del World Padel Tour sería el recinto arqueológico del Anfiteatro y, de nuevo, como en días atrás, habían defendido la decisión negando el impacto que ello tendría en este enclave protegido, declarado Patrimonio de la Humanidad.

 

El enroque de ambos ejecutivos en torno a la ubicación de la pista en el recinto histórico ha chocado frontalmente, primero con la oposición política, después con el rechazo ciudadano y, finalmente, con la negativa de alguno de los patrocinadores de la prueba.

 

Izquierda Unida había incrementado la presión política contra la decisión al convocar una manifestación de protesta para el próximo 28 de marzo. Mientras, se habían recogido más de 200.000 firmas de rechazo en la plataforma Change.org.

 

En todos los casos, la petición no era la cancelación del torneo sino el cambio de ubicación. Ayer por la mañana, mientras los dos gobiernos aseguraban que el torneo se disputaría en el Anfiteatro, la empresa Phillips, uno de los patrocinadores de la prueba, publicó un tweet en el que desvelaba que la organización les había indicado que estaba en conversaciones con la Junta de Extremadura para “encontrar nuevas localizaciones”, según la Agencia EFE. Sin embargo, poco después, el tuit fue borrado.

 

Tuit Phillip Polémica Anfiteatro Mérida World Padel Tour

Captura del tuit de Phillip publicado por el diario Hoy.

 

Salvo sorpresa mayúscula, parece que Mérida se quedará sin torneo de padel. La proximidad de las elecciones, ese contexto al que han aludido el alcalde de Mérida y el presidente regional en varias ocasiones para descalificar el rechazo al uso del Anfiteatro Romano, puede ser una tentación por parte de ambos dirigentes para culpabilizar a otros de que World Padel Tour no pise Mérida.

 

Nada más lejos de la realidad. La única responsabilidad de ello recae en el equipo de gobierno emeritense, el ejecutivo extremeño y el circuito World Padel Tour. Cualquier otro añadido sería un intento de desviar la atención para no asumir culpas.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address