Hay un instante en el que ambos jugadores conversan cara a cara mientras se secan el sudor con la misma toalla. Les separa la red pero les une mucho más que ese trozo de tela. La jerarquía, el talento, la raza. Muchos partidos como rivales, muchos también como aliados.

Bela y Lima cierran la temporada con la red de por medio cuando la empezaron en el mismo lado de la pista. Lo hacen en el torneo que les coronó en 2018, su última conquista juntos.

NO TE PIERDAS ESTO:   MaestrAS del sufrimiento: Salazar y Sánchez reinan en la agonía para llevarse el Master Final 2019

Final masculina del Estrella Damm Master Final 2019

Ésta la última final del curso 2019, la primera en la que se enfrentan tras haberse separado.

Comparecen junto a dos jugadores llamados a sucederles. Alejandro Galán, de un lado, un madrileño imponente de alcance infinito que, a sus 23 años, terminará el año en el tercer puesto del ranking (como pareja 2). Agustín Tapia, del otro, un tímido muchacho de Catamarca de sólo 20 años, con un talento de tal dimensión que ha reclamado la atención de los dos más grandes en el mismo año.

El resultado de todo ello es un duelo precioso. No es para menos. Se juega el último título de la temporada, el que concede la distinción de maestros, y, además, anticipa la pelea por el número uno en 2020 porque el granero de puntos que concede puede resultar clave en los primeros torneos del nuevo año.

Bela y Tapia desaprovechan sus opciones

Pero este duelo, el inmediato, ocurre en un escenario imponente, ante una grada que, pese a la histórica jornada del día anterior, aún demanda más espectáculo. Y lo encuentra.

NO TE PIERDAS ESTO:   Semifinales Master Final: una joven estrella deslumbra en el día grande del pádel mundial

Las dos parejas se manejan con mucha determinación desde el inicio. No especulan. Se asoman al abismo con el saque propio y lamentan las ocasiones perdidas desde el resto. Porque lo cierto es que, desde el primer juego, se suceden las oportunidades de break a lomos de un juego atrevido y punzante.

Son Bela y Tapia quienes, por momentos, más amenaza presentan al servicio de sus rivales. Pero se quedan en eso. No consiguen certificar ni una sola de las oportunidades que generan.

En gran parte por el sostén de un Pablo Lima que, en esta final, completa un torneo inmaculado. Es la figura indiscutible de este Master Final 2019. Se despliega como un número uno. Efectivo, eficiente, brillante cuando debe serlo, sobrio cuando así lo requiere el juego. Su exhibición durante el campeonato, no siempre visible, es para paladares exquisitos.

Suya es la responsabilidad de que sus rivales no obtengan premio de camino al tie break. También al brasileño le corresponde mucha cuota de importancia en el despegue de Alejandro Galán durante el partido. El madrileño, algo frío de inicio, adquiere temperatura conforme va transcurriendo el encuentro. Y llegado el pulso sobre el alambre, emerge como protagonista absoluto.

Omnipresente, poderoso en la zancada, atrevido en su despliegue, intimidante con el mazo; Galán le pone rúbrica al tie break (7-6). Hoy no se apura. Acierta en casi todo.

agustin-tapia-fernando-belasteguin-2-finales-estrella-damm-barcelona-master-final-2019
Foto: WPT.

Galán despega y Lima sostiene

Ahí cambia el partido. Se inclina ligeramente del lado de la dupla hispano-brasileña. Lima explota el remate por tres metros. Le conoce bien y hurga en la incomodad de Bela para salir por el lado derecho. Mientras, Galán sigue en trayectoria ascendente. Se ha conectado al juego e impone su abrumadora presencia en tres cuartas partes de la pista.

A medida que más crece el madrileño, más se apoca Tapia en su cruzado. Vasos comunicantes. El de Catamarca no encuentra pista para salir del fondo y Bela no logra domar el juego por la intensidad con la que se manejan los rivales.

Así, en el sexto juego llega el punto de inflexión decisivo con un hecho inédito en el partido. La pareja 4 cede el saque propio. No habrá otro break. Aunque es Bela quien certifica la defunción con una volea que manda directamente al lateral, Tapia cocina el descalabro con dos errores previos.

La autoridad de Galán y Lima encuentra premio. No lo desaprovechan. La ventaja es suficiente para cerrar el partido (6-3).

El madrileño explota con el triunfo. Enloquece. Señala al banco. Entre lágrimas, apunta a los suyos en la grada. Ya es un maestro de 23 años.

A su lado, Lima deja escapar una sonrisa. Revalida el título con una actuación que explica mucho más. Tras un año personal complicado, en medio de una rebelión de emergentes figuras, después de una pugna sin claro dueño, el brasileño reclama el foco para 2020.

Para ambos, este es un título que suena a despedida.

  • Resultado: Galán – Lima a Belasteguin – Tapia (7-6 y 6-3).
abrazo-pablo-lima-ale-galan-finales-estrella-damm-barcelona-master-final-2019
Foto: WPT.
¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address