Una exhalación plateada cruza la pista del revés al drive, queda suspendida en el aire y desata su furia sobre la bola hasta hacerla desaparecer entre el público. La secuencia se repite con cierta frecuencia, sobre todo, en el primer set. Es Miguel Lamperti en la final de los XV Internacionales de Pádel Ciudad de Marbella, un partido trepidante, lleno de alternativas, que regala puntos memorables.

Mandan Lamperti y Maxi Grabiel en la primera manga. Los vergudos de Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin comienzan con mucha solidez y determinación, buscando imponer su ritmo, dominar con su juego, filtrar los intercambios de bola hacia el embudo que desemboca inexorablemente en el latigazo de Lamperti. Al tercer juego, ya obtienen resultados.

Con servicio de Mieres, Miguel y Maxi defienden como posesos cuando les toca y aprietan en la red en cuanto pueden. Esa pasión a punto está de costarles caro. Lamperti sale en busca de una bola que sus rivales sacaron de pista cuando impacta con la malla en la espalda y cae al suelo fuera de la cancha.

El fisioterapeuta, José Antonio Bretones, atiende a Miguel Lamperti en la final.

Tras recibir atención por parte de José Antonio Bretones, uno de los fisioterapeutas de la prueba (también Mieres precisaría después asistencia por un corte en el brazo); Lamperti se reincorpora en medio de la ovación de la grada y lo hace para firmar el primer break del encuentro. Saca la pelota por cuatro metros fuera de la pista tras un remate de Juani Mieres que no sale; y después cierra en la red un punto perfectamente trabajado por Maxi Grabiel (2-1).

Lamperti y Maxi tienen un plan bien trazado. Juani y Pablo, en cambio, han salido a la expectativa, esperando conocer la ruta de sus rivales. La rotura de servicio es consecuencia de ello. No obstante, la pareja número dos del circuito no está dispuesta a conceder demasiado terreno. A Lima le cuesta entrar en el partido; pero Mieres está muy motivado. Se ha preparado a conciencia; quiere reinar en esa pista que se le resiste y estrenar su palmarés en 2012.

El break abajo que han sufrido lo solventan de inmediato con un juego en blanco al servicio de Maxi. Dos errores de Lamperti (una bola a la red y una bajada de pared que se va al cristal) y una prodigiosa pelota de Mieres a su revés devuelven el golpe y aprietan el marcador (2-2).

Máxima expectación en la pista central de Nueva Alcántara durante la final.

Sin embargo, el brasileño Pablo Lima vuelve a meter en el partido a sus rivales con dos fallos consecutivos. Con su propio servicio, primero marra un remate fácil y después estrella en la red una volea sencilla. 0-30, una amenaza que se torna realidad cuando la cinta ayuda a Lamperti. El punto que cierra el juego regala una portentosa exhibición de Maxi Grabiel, un titán en el lado derecho, que defiende con el alma cada pelota, que obliga a sus adversarios a meter siempre una bola más para ganar el punto. Es lo que ocurre cuando devuelve un remate de Mieres, quien, obligado a defenderse tras intentarlo todo, cae en la trampa del globo que remata Lamperti (3-2).

Esta vez, Maxi y Miguel consolidan la rotura y amplían la brecha con el saque de Miguel (4-2). Incluso gozan de alguna oportunidad de romper de nuevo cuando saca Juani Mieres, en un juego interminable que finalmente decide una portentosa bajada de pared de Lima y un grandioso remate de su compañero que se trae la bola a su campo tras un globo corto de Lamperti (4-3).

Sin embargo, el camino está trazado y por él transcurre el primer set que finaliza con uno de los remates de Lamperti para dejar el marcador en 6-4.

Juani y Pablo, más decididos 

Juani Mieres remata en la final del PPT de Marbella.

Lima y Mieres, que han sufrido cuatro derrotas en otras tantas finales este año en el circuito PPT, disipan sus dudas y se lanzan a por el partido en el segundo parcial. Trabajan los puntos con más paciencia, empujan a sus rivales de la red con globos sobre Maxi y, paso a paso, van adelantando posiciones. Todo eso con una mayor consistencia en su juego.

Lamperti sigue suponiendo una clara amenaza cada vez que la bola vuela alto. Su capacidad de anticipación y su rapidez de piernas le convierten en un peligro. Pero Lima y Mieres ajustan más sus golpes y se muestran firmes junto a la cinta. Así llega el break (1-3) al servicio de Maxi, en un juego en el que Juani Mieres está magnífico (con un remate y un fantástico paralelo al revés de Grabiel) pero también en el que la fortuna se alía con sus intereses (la cinta ayuda en el primero y en el último punto a Lima).

El brasileño se ha entonado y comienza a adquirir peso en el juego. Su revés a dos manos empieza a funcionarle desde el fondo y arriba, junto a la red, responde con solidez a los embates de sus oponentes. Lamperti y Maxi han dado un paso atrás. Su pádel ha perdido frescura, han aparecido algunos errores y se muestran incapaces de desbancar a sus adversarios de la cinta.

Con este guión, el segundo set acaba muriendo con un 3-6 que coloca las tablas en el electrónico.

La pareja número dos arrolla

Maxi Grabiel disputó un primer set primoroso en la final.

Ambas duplas saltan a la pista en la última manga de manera diferente. Lima y Mieres están decididos a lograr la victoria a través del plan trazado. Maxi y Lamperti, en cambio, desempeñan el papel de sus rivales en el primer set. Están perdidos, irreconocibles, indefinidos.

El primer break no se hace esperar. Llega en el primer juego con saque de Lamperti. Dos errores de éste (una volea a la red y un remate corto) contribuyen a la rotura que certifica Mieres con un remate esplendoroso (0-1). La pareja número dos ha mordido la presa y no está dispuesta a soltarla. Ahora es la dupla argentina la que comete muchos errores, obligada por sus oponentes a ajustar mucho sus golpes.

Pablo y Juani consolidan la ventaja adquirida y en el quinto juego asestan un golpe mortal al partido. De nuevo con Lamperti al saque, obtienen otro break. Mieres y Lima vuelan sobre la pista. El primero recupera un remate de Lamperti cuando la bola se perdía entre el público. El segundo se muestra valiente y decidido en una acción de tres golpes en la que resta, a continuación volea y después saca la bola por cuatro metros. Frente a este empuje, es Miguel Lamperti, lleno de dudas, el que elige mal y deja un remate corto que aprovechan sus rivales para abrir más brecha (1-4).

Miguel Lamperti remata en la final.

‘Perto’ y Grabiel se miran, se animan, miran a su coach, Máximo Castellote, buscando soluciones. Pero el dominio al que están sometidos les tiene bloqueados. Tanto que el partido se les escapa al saque de Maxi con cuatro errores consecutivos. Es 30-15 y Lamperti, primero, se equivoca al dejar una pelota alta en la red con la que Lima fusila a Maxi. Después yerra un revés forzado que se va a la malla lateral. Maxi coge el testigo y deja un globo muy corto que sus rivales aprovechan. La bola de partido echa el telón cuando otro globo de Grabiel se va directamente al cristal de fondo.

De esta manera, Juani Mieres y Pablo Lima inscriben su nombre en el palmarés de Nueva Alcántara y abren su vitrina de títulos PPT del año 2012.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address