El brazo firme de unos desaconseja el cuerpo a cuerpo. La mano prodigiosa de otros disuade del juego corto. El duelo por la gloria en la final masculina del Campeonato de España de Padel 2014 plantea una batalla táctica de calado en la central de La Moraleja

 

Frente a frente, dos parejas muy dispares, guiadas ambas por el librillo de Ramiro Choya. Los favoritos, Paquito Navarro y Willy Lahoz, escarmentados tras sufrir un calvario en su encuentro de semifinales, buscan la primera corona del sevillano, la cuarta del mago español. Los aspirantes, el titán madrileño Jabobo Blanco y la cobra ourensana, Adrián Blanco, quieren rubricar su brillante campeonato tras apear a Álvaro Cepero y Raúl Díaz en semis.

 

Ahora, cara a cara, con el brillo de los trofeos al fondo, compiten por descifrar un duelo trepidante desde la primera bola. El ritmo lo marcan los saques. El dominio desde la cinta exige demasiado al resto. Guillermo Lahoz y Paquito Navarro, conscientes de ello, le quitan velocidad a la bola cuando defienden el servicio. Los globos estratosféricos de Paquito abren pista hacia la red. La diana apunta sobre la cabeza de Adrián que trata de descolgar envíos para evitar perder terreno.

 

El gallego de Padelprix, sin embargo, se atasca al comienzo. Lo paga caro. La cuarta bola de break que logran Lahoz y Navarro en el cuarto juego la convierten en la primera puñalada. Dos globos lunares de Paquito acaban en la red tras una bandeja de Adrián (3-1).

 

adrian-blanco-4-final-masculina-campeonato-españa-padel-2014-la-moraleja-madrid

Adrián Blanco, en la final.

 

La rotura despeja la vía para los dos favoritos. Sin embargo, los Blanco no han llegado a la final sin recursos. Su juego por bajo es firme, intenso, sublime en ocasiones, sustentado en un físico poderoso. Así desarbolan a sus oponentes en el quinto juego. El saque de Willy no les sirve para mandar. La volea de Paquito a la red advierte del peligro. El propio Adrián culmina el trabajo al filtrar una derecha espléndida por el centro del muro rival, ganar red, y doblegar a sus contrarios (3-2).

 

Reducida la brecha, los aspirantes deben confirmar su conquista con el saque de Jacobo. Paquito, sin embargo, no está por la labor. El emblema de Middle Moon suelta su rugido tras desplegarse como un coloso en torno a la red. Precisamente, la cinta decanta el último punto para otorgar un break en blanco a la dupla sevillano-madrileña (4-2).

 

Ambas parejas son conscientes de que, en esta final, un metro de ventaja es una concesión letal. Por eso, de nuevo al resto, Jacobo y Adrián se abalanzan sobre el servicio de Paquito, un saque desajustado, timorato, irregular, vulnerable durante todo el encuentro. El bote pronto del madrileño de Vibor-A abre camino. Le secunda el fenomenal trabajo de su compañero que sostiene el ritmo e incluso encuentra algún paralelo imposible. Finalmente, conquistan el break (4-3) y evitan la fractura. Es la cuarta rotura de saque consecutiva en un encuentro loco que ninguna de las dos parejas acierta a domar.

 

Los Blanco, esta vez sí, aciertan con el servicio y equilibran la contienda (4-4). Se cierran las opciones al resto. Se abre la puerta del tie break, el estrecho desfiladero que destierra a uno de los contrincantes.

 

Emerge Willy en este inicio para hipnotizar el juego. Dos arreones en paralelo pillan a Adrián que falla dos voleas. Paquito atormenta al de Galicia con los globos kilométricos. Jacobo también afloja el paso. El madrileño de Kaitt es, finalmente, quien certifica la primera manga con una secuencia colosal que le lleva del resto a la red para cerrar con la volea (7-6).

 

paquito navarro 9 final masculina campeonato españa padel 2014 la moraleja madrid

Paquito Navarro, en el último encuentro.

 

Paquito Navarro y Willy Lahoz encuentran el camino

 

Paquito y Willy, con el colchón de ese primer parcial, indagan aún más en la vía aérea. Ahí encuentran oxígeno para su juego, ahí generan espacio para su magia. El juego de Lahoz en torno a la cinta es sobrenatural. Su toque acuna o acelera la bola para desarmar a sus rivales. Paquito, firme, eléctrico, es puro vértigo cuando roza la red.

 

Primero es el mago el que regala una chiquita que pilla a contrapie a Jacobo. Después es Paquito el que gana metros, se apodera de la cinta y cierra con la volea. Son dos opciones de romper en el tercer juego. No convierten ninguna. Adrián, espléndido aquí, desbarata la primera con una bajada portentosa; y reduce a nada la segunda sosteniendo con la volea.

 

jacobo-blanco-final-masculina-campeonato-españa-padel-2014-la-moraleja-madrid

Jacobo Blanco.

 

Conservan el saque ambos (2-1), pero la desventaja acrecienta su necesidad y la propuesta de sus contrarios les desajusta. Así salvan este escollo pero sucumben al siguiente. Tras ceder en blanco el saque de Paquito (2-2), sufren el acoso de sus oponentes al servicio de Jacobo. Adrián, exigido mucho por los contrarios, falla una derecha y luego envía un remate a las nubes. El break lo firma Paquito con su prodigiosa hiperactividad en torno a la red (3-2).

 

La estocada es profunda ya para el madrileño y el gallego que no sólo no pueden comprometer el saque de Willy, sino que además, vuelven a encajar otro directo con el propio. El ritmo lo marcan ya la magia hechicera de Lahoz y el filo punzante de Navarro. Los errores de Adrián, con un saque y volea a la red, y de Jacobo, con una bajada de pared al cristal, contribuyen a la nueva rotura.

 

El sevillano y su compañero acuchillan con la volea y alternan con amagos para destrozar a sus voluntariosos oponentes (5-2).

 

La fractura deja ver el brillo de la corona de campeones. Intentan Jacobo y Adrián un último arreón. Paquito falla una volea y complica su propio saque. Es Willy, inconmensurable, quien sale al rescate para dominar al filo de la red y cerrar con un remate por tres metros.

 

willy-lahoz-2-final-masculina-campeonato-españa-padel-2014-la-moraleja-madrid

Willy Lahoz.

 

La segunda opción la aborta el de Middle Moon con un revés cruzado tremendo y una suave volea por el centro. No hay más en el encuentro. El sevillano y el madrileño echan el telón al partido (6-2).

 

Paquito incorpora a su palmarés el reluciente título de campeón de España de Padel, que suma cuatro entorchados ya en las vitrinas de Willy Lahoz, todos con compañeros diferentes. ¿Será éste de 2014 su último Campeonato de España de Padel?

 

Jacobo Blanco y Adrián Blanco, pese a la derrota, han logrado exhibirse en un gran escaparate con un padel vibrante e intenso.

 

paquito-navarro-y-Willy-Lahoz-jacobo-blanco-y-adrian-blanco-final-masculina-campeonato-españa-padel-2014-la-moraleja-madrid

Saludo de los finalistas tras el partido.

 

¿Te ha gustado la crónica? ¡Anímate y compártela en las redes sociales! Y no olvides suscribirte al Boletín Padelazo para recibir todas las novedades de la web en tu email.

[wysija_form id=”1″]

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address