El partido es un regalo. Cuatro jugadores sin reserva alguna, entregados a un espectáculo que se prolonga hasta pasadas las 12.30 de la noche. Un duelo que clausura los octavos de final del cuadro masculino de este vibrante Cervezas Victoria Málaga Master 2015.

 

El duelo tiene cierto aroma de revancha. Jordi Muñoz y Fede Quiles se vuelven a ver las caras con Paquito Navarro y Matías Díaz tal como ocurriera en Mallorca hace unos días.

 

Entonces, el sevillano y el hispano-argentino despacharon el enfrentamiento de cuartos de final en dos sets (7-6 y 6-2). Hoy, Quiles y Muñoz tratan de abrirse paso en el Palacio de los Deportes Martín Carpena, un escenario de aspecto imponente que vibra con cada golpe.

 

Son tres sets, tres actos de un enfrentamiento que convierte a la grada en un carrusel de afectos y emociones. ¡Fede, Fede, Fede! ¡Jordi, Jordi! ¡Paquito, Paquito! ¡Mati, Mati! Los cuatro protagonistas conquistan el corazón el público en algún momento de un partido memorable.

 

Son Jordi y Quiles quienes mandan de inicio. Lo hacen con una combinación de seda y vértigo, una oportuna mezcla de orden y caos que descoloca a sus contrarios.

 

Es el segundo torneo que el de Drop Shot y el de Lörd Padel disputan como pareja, una unión de circunstancias que, sin embargo, parece estar cuajando de manera estupenda.

 

El temple de Jordi, su capacidad para tejer con suavidad mezcla maravillosamente con la imprevisibilidad de Quiles, un auténtico alborotador, un agitador del juego que irrumpe donde le dicta el alma para exhibir reflejos prodigiosos y un físico privilegiado.

 

Una muestra de ello, un fabuloso arrebato en el quinto juego que le lleva a barrer la red de lado a lado, acaba por abrir dos opciones de break, las dos primeras, al saque de Paquito. Dos fallos de Jordi, un globo y una volea a la red impiden la rotura (3-2).

 

fede-quiles-carpena-octavos-final-cervezas-victoria-malaga-master-2015

Fede Quiles. Foto: WPT.

 

El canario y el argentino asumen el gobierno ante Paquito y Matías. El sevillano de Mystica trata de quitarle velocidad al juego buscando las alturas y abrirse paso hasta la cinta pero se muestra poco ofensivo.

 

Sí reaccionan con filo, sin embargo, cuando el peligro asoma. Como en el séptimo, con 0-30 al saque de Mati, cuando un imperial Paquito emerge para disolver la amenaza (4-3).

 

Navarro trata de desajustar a sus rivales, sobre todo a Fede en este inicio, moviéndole por arriba y buscándole abajo. Pero el de Drop Shot es un diabólico relámpago que se despliega como una centella. Aunque un fallo suyo está a punto de entregar su saque a los oponentes. En concreto, una salida de pared liftada en el octavo que no pasa la cinta. Pero él mismo se encarga de enmendar el error con una bajada telescópica, un misil que denota talento y fe a partes iguales y que Paquito ni siquiera ve (4-4).

 

Finalmente, en el noveno, Fede y Jordi logran su objetivo. La tercera oportunidad acaba transformándose en una rotura. Jordi, magistral, irrumpe en la red y acaba por finiquitar el saque de su oponente sevillano (4-5). ¡Vamos! El rugido del canario es una liberación que se anticipa incluso al segundo bote de la pelota.

 

Con la conquista conseguida, Quiles y el de Lörd Padel amarran la primera manga mientras vibra el Martín Carpena (4-6).

 

jordi-munoz-carpena-octavos-final-cervezas-victoria-malaga-master-2015

Jordi Muñoz. Foto: WPT.

 

Jordi y Fede desaprovechan la ocasión de cerrar el duelo

 

El de Mystica y su compañero necesitan algo más en su juego para evitar el dominio de sus oponentes. Algo más de fiereza, de arrojo, de determinación en momentos clave. En la reanudación, Paquito y Mati se ven obligados a levantar dos bolas más de break, un aviso sobre el alambre que amenaza con despeñarles definitivamente. No ocurre porque Quiles se precipita en su intento por taparlo todo y porque Paquito reacciona con una gran volea y remate (1-0).

 

Pero la advertencia es clara. Jordi y Fede quieren cerrar ya el partido. El canario traza líneas para contener a sus rivales al fondo mientras que Fede resulta revoltosamente impredecible, tanto para su compañero como para sus rivales. El de Drop Shot, tras varias temporadas en la derecha junto a Gómez-Silingo, ha vuelto al revés. Y allí, ahora, ha decidido ser lo que le apetezca en cada momento. Todo un enigma para sus contrarios.

 

En el tercero, él y Jordi Muñoz se apoderan de la red, levantan el muro y provocan el fallo de Paquito en el cara a cara. El error es un break (1-2) que les sitúa en pista hacia los cuartos de final de este Master en Málaga.

 

La reacción de Paquito y Mati se produce de inmediato. Jordi y Fede deben levantar una pelota de break en contra para consolidar la rotura. Matías se mete en la red, aprieta la volea al medio y luego cierra en paralelo. La ocasión se desvanece con una acción brillante de Quiles que pone en pie a la grada. El argentino lo tapa todo en la red, incluyendo dos voleas a quemarropa, una de las cuales devuelve por la espalda. Finalmente, un globo del guerrero de Star Vie se acaba marchando. Fede reivindica los focos y le pide al Carpena una ovación de reconocimiento a su portentosa exhibición. Desde luego, la merece y la recibe.

 

Pasada la hora de partido, con el marcador fracturado (1-3) y sus rivales en volandas, el rostro de Paquito resulta algo sombrío. Matías es quien trata de rescatar a su compañero que no sólo pierde la batalla sobre la moqueta sino también, de manera insólita, en la grada.

 

Pero el sevillano y su compañero, pareja nueva esta temporada, se han acoplado a la perfección. El título en Barcelona y un puñado de finales retratan a una dupla granítica capaz de revolverse en cualquier escenario.

 

grada-martin-carpena-octavos-final-cervezas-victoria-malaga-master-2015

Grada del Martín Carpena durante el partido. Foto: WPT.

 

Y eso es lo que hacen. Paquito abandona la cueva y da un paso al frente para achicar la pista. Aprieta el brazo Matías. Ambas acciones dan como resultado un 0-40 al saque de Quiles. Una salida de pared de Jordi directamente al cristal de fondo acaba por alumbrar el break (3-3).

 

Las características de la pista, el empeño de los jugadores, el desgaste de ambas parejas, propicia la sucesión de roturas de saque tal como ocurre en este segundo set. Jordi y Quiles responden con otro break, éste al saque de Matías. Es The Warrior quien falla en su intento de anticipación y volea a la red una bandeja de Jordi. Después, Quiles, inmenso, se desata desde el fondo y adivina sendos envíos de Paquito para ganar por el medio desde la red. Ruge con el puño apretado el argentino, un coloso sobre la moqueta del Carpena (3-4).

 

Dos juegos separan al canario y a su compañero del triunfo. ¡Fede, Fede, Fede! canta una grada entregada a la exhibición del de Drop Shot. Paquito, que siempre juega en casa, ha sido desplazado por el genial despliegue del argentino.

 

Pero el talento, la raza del ídolo sevillano reluce en los momentos en los que otros se apagan. A su lado, Mati, un titán, siempre está presto para la disputa. Con la soga al cuello, esta fabulosa dupla se abalanza sobre el servicio de Jordi y acaba despedazándolo.

 

Cara a cara los cuatro jugadores en torno a la red, se impone el vértigo de Paquito que cierra con un remate. Después Fede trata de imponer su pegada y Mati saca por cuatro metros en la red. El sevillano y su compañero no sólo cierran la brecha en el marcador (4-4), también voltean la batalla de las pasiones en la grada. ¡Paquito, Paquito! canta el Carpena, encantado con un duelo hermoso, honesto, sin reserva alguna.

 

Pasada la hora y media de partido, se eleva el padel a su máxima expresión en manos de dos parejas que protagonizan un enfrentamiento mágico en el Martín Carpena. Jordi y Fede, que buscan cerrar ya; Paquito y Matías, en cambio, que ansían prolongarlo.

 

Se imponen estos últimos. En el duodécimo, sirve Jordi para buscar el tie break pero un 0-40, con el sevillano y el hispano-argentino, inmensos; acaba por devorar el servicio. El canario saca y volea directamente al cristal y abre el telón del tercer set (7-5).

 

paquito-navarro-carpena-octavos-final-cervezas-victoria-malaga-master-2015

Paquito Navarro. Foto: WPT.

 

Un tercer set agónico

 

El encuentro cambia así de contexto. Los cristales ya no escupen la bola y la moqueta atrapa los tobillos. El cansancio empieza a imponerse al criterio. Se le ve, sobre todo, a Jordi que echa mano de un coraje imponente para acompañar el incesante despliegue de Quiles. En el sexto, el de Lörd Padel defiende una bola de esquina a esquina, un punto precioso que radiografía a la perfección el momento. La grada, en ebullición, eleva al canario (3-3).

 

En el juego, sin embargo, apenas interrumpen los restos el discurso que imponen los saques. Cuesta un mundo arrebatar la iniciativa al contrario pasadas ya las dos horas y media de partido (5-4). Ambas parejas juegan sobre el alambre. Cualquier resbalón les despeña definitivamente. Y éste llega en el décimo.

 

Tras un sublime ejercicio de padel, Fede busca con su saque igualar el marcador. Pero Paquito ha olfateado su momento. Primero, gana en la red un remate sorpresa de Jordi. Después, irrumpe en la cinta para imponer su dictado eléctrico. El 15-40 abre dos bolas de partido. Emerge Quiles, espectacular, para agarrarse al encuentro y devolver el equilibrio con el 40-40.

 

Surge Matías, que siempre está y nunca decae. Intuye la bandeja de Quiles tras un magistral trabajo de desgaste del sevillano y pilla a Jordi. Otro match ball. Y esta vez, definitivo. Jordi busca el remate para atajar. Paquito, imperial, se estira en la red y saca por cuatro metros para echarle el telón a una remontada inolvidable (4-6, 7-5 y 6-4).

 

Se desata la ovación del Martín Carpena, cerca de la una de la madrugada, con el público en pie y los cuatro jugadores abrazados sobre la moqueta. Un instante irrepetible devorado ya por la actualidad de una competición que no se detiene en busca de sus triunfadores.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address