El duelo es desigual. La pugna, persistente. Ramiro Moyano se enfrenta a uno de sus desafíos más complicados. Esta vez no es una pareja quien le reta. Es toda una compañía. El estrado sustituye a la moqueta. El juez árbitro deja su puesto a la magistrada jueza. La normativa técnica ahora son farragosas leyes. Y lo que es peor. Su talento, aquí, no surte efecto y todo queda en mano de abogados.

 

El jugador argentino sostiene el combate contra su anterior patrocinador, la firma Varlion, y de momento, pierde.

 

La sentencia de la titular del Juzgado de 1ª Instancia número 19 de Madrid le sitúa en una posición complicadísima. En su escrito notificado el 30 de julio pasado al que ha tenido acceso Padelazo.com, la magistrada jueza le condena a pagar 100.000 euros de penalización por lo que entiende como una rescisión unilateral del contrato que le unía a Varlion.

 

La decisión, sin embargo, no es firme. Esta web pudo hablar ayer con el jugador que, aunque ha rehusado hacer declaraciones al respecto, sí ha confirmado que ha presentado recurso contra el dictamen judicial.

 

A través de su perfil de Facebook, Moyano ha reafirmado este hecho pero no ha querido valorar la información publicada por el diario vozpopuli.com. “Soy deportista y en lo único en lo que pienso es en seguir entrenando y trabajando para ser cada día un poco mejor, el resto de informaciones como las de hoy quedan para los abogados”.

 

comunicado-ramiro-moyano-sentencia-varlion-2015

Así se ha pronunciado Ramiro Moyano en Facebook.

 

Cronología de un litigio: Moyano vs Varlion

 

· 9 de julio de 2013: Varlion y Ramiro Moyano firman un contrato de patrocinio que les vincula hasta 31 de 12 de 2016.

 

· 15 de octubre de 2013: Ramiro Moyano reclama la resolución del contrato con Varlion y exige el pago de las cantidades adeudadas.

 

· 15 de noviembre de 2013: demanda de Ramiro Moyano contra Varlion para que tenga lugar la resolución del contrato firmado el 9 de julio de 2014 “por incumplimiento de dicha mercantil” y le reclama el abono de 4.500 euros que le adeuda (más las costas)

 

· 25 de noviembre de 2014: juzgado admite a trámite la demanda.

 

· 8 de enero de 2014: Varlion presenta escrito de contestación y reconvención demandal y pide que se condene a Moyano a pagar 100.000 euros “provenientes de la cláusula de resolución contractual pactada en el contrato” firmado entre ambas partes.

 

· 30 de enero de 2014: el juzgado admite a trámite la reconvención.

 

· 26 de febrero de 2014: Ramiro Moyano responde y pide la desestimación de la reconvención.

 

· 2 de octubre de 2014: audiencia previa celebrada con ambas partes en la que no se alcanza solución amistosa dado que las partes se ratifican en sus escritos de alegaciones.

 

· 23 de abril de 2015: celebración de juicio en el que los autos quedan pendientes de sentencia.

 

· 28 de julio de 2015: la magistrada jueza del Juzgado de 1ª Instancia nº 19 de Madrid dicta sentencia.

 

· 30 de julio de 2015: la sentencia es notificada.

 

renovacion-contrato-ramiro-moyano-y-varlion-2013

Así anunció Varlion la renovación de contrato de Ramiro Moya en 2013.

 

Argumentos encontrados

 

El 9 de julio de 2013, Varlion y Ramiro Moyano rubricaron un nuevo contrato de patrocinio. La firma, en su propia web, ofreció entonces la noticia y destacó no sólo el juego sino la personalidad del jugador.

 

“Su juego se caracteriza por su potencia física, su agresividad en ataque, y todo ello acompañado de una humildad y un carácter entrañable que le hace ser una persona admirada por todos sus adversarios y contrincantes.

Para nosotros es un nuevo acuerdo, nuevo reto y nuevas ilusiones que esperemos que den sus frutos.

Nos sentimos felices de que Ramiro pase a formar parte de nuestro equipo profesional y le deseamos mucho éxito”.

 

Tres meses después, el argentino solicitó la rescisión del contrato al entender que Varlion lo incumplió no abonando en tiempo y forma las cantidades previstas en el acuerdo.

 

En concreto, eran 12.000 euros en 12 mensualidades a mes vencido, a razón de 1.000 euros (IVA no incluido).

 

Según la sentencia, Moyano aseguró en su argumentación que el contrato firmado en julio de 2013 tenía como intención “resarcir al demandante por las seis mensualidades anteriores por importe conjunto de 6.000€ que la demandada (Varlion) debería haber abonado al demandante (Ramiro Moyano)”. Dado que ese pago no se había producido, Ramiro debía presentar seis facturas de 2.000 euros cada una durante los meses de julio a diciembre de 2013.

 

El jugador presentó cuatro facturas que fueron abonadas por Varlion “de forma tardía”, según denunció el jugador, por lo que el 15 de octubre notificó a Varlion la decisión de resolver el contrato exigiendo el pago de las cantidades adeudadas en dicho momento.

 

En concreto, según Moyano, de los 10.500 euros que le debía la firma, ésta sólo abonó 6.000€ por lo que le adeudaba 4.500€.

 

Por ello, presentó una demanda en la que solicitó que se declarase que tuviera lugar la resolución del contrato con Varlion y le fuera abonada la deuda que, a su juicio, mantenía la mercantil con él.

 

Padelazo.com también contactó ayer con la firma Varlion pero no quiso valorar una sentencia en la que se recoge la negativa de la marca a que aquel contrato de julio de 2013 con Moyano tuviera efecto retroactivo. y el rechazo a que pudiera entenderse que se reconociera su efectividad desde enero de 2013 pues en ese momento estaba en vigor el anterior contrato de 2011.

 

Es decir que, formalmente, no debía hacerse cargo del abono de las seis primeras mensualidades del año. Sin embargo, según Varlion y tal como recoge la sentencia, “dada la buena sintonía con el demandante (Ramiro Moyano) se acordó pagarle los 12.000€ previstos para el año 2013 en facturas de 2.000€ mensuales”.

 

La marca niega que hubiera incumplimiento de contrato por su parte  aunque admite que “ambas partes se permitieron algunas licencias de actuación”.

 

La marca asegura que la cláusula de penalización de 100.000 euros por rescisión unilateral del contrato fue negociada y argumenta como prueba de ello que se incrementó respecto a la prevista en el contrato anterior.

 

Y respecto a lo elevado de la cantidad, la considera justificada “al haberse mejorado también las condiciones económicas en el segundo contrato pasándose a una retribución fija”.

 

Por todo ello, la marca presentó una reconvención demandal (una acción nueva por parte del demandado para que se sustancie en el mismo proceso) en la que reclamó el pago por parte de Ramiro Moyano de la penalización de 100.000 euros por rescisión unilateral del contrato vigente.

 

ramiro moyano varlion

 

La sentencia Varlion – Ramiro Moyano

 

La titular del Juzgado de 1ª Instancia número 19 de Madrid ha acabado aceptando la reconvención demandal. Entiende la jueza, según su escrito, que no está acreditado que las partes retrotrajeran la vigencia del contrato al 1 de enero de 2013 y, por tanto, que Varlion no estaba obligada por contrato a abonar las cantidades del primer semestre aunque los actos de ambas partes sí permiten deducir ese acuerdo.

 

Para la jueza, según las facturas aportadas, tan sólo hubo un retraso de 14 días por parte de Varlion en el pago de una de las mensualidades (la de agosto) en el momento en que Ramiro Moyano solicitó la resolución del contrato (15 de octubre de 2013).

 

Dicha demora “no reviste la gravedad suficiente para justificar la resolución del contrato ni quedaba frustrado el fin del mismo”, según la argumentación de la jueza.

 

Teniendo en cuenta que la resolución del contrato no estaba justificada, según la juez, la comunicación remitida a Varlion por el jugador en octubre de 2013 “constituye un desistimiento unilateral del contrato”.

 

En ese momento, la magistrada entiende que sólo quedaban pendientes de abonar 1.000€ (una quincena de octubre).

 

Respecto a la citada cláusula de 100.000 euros, en un borrador de contrato aparece tachada a mano la cantidad “lo que acredita que don Ramiro no deseaba su inclusión en el contrato, en algún momento de la revisión del acuerdo se manifestó dejar sin efecto tan desorbitada penalización”, figura en el escrito judicial.

 

La jueza entiende que es una cláusula negociada por las partes. Moyano afirmó que “el importe de la penalización resulta excesivo puesto que incluso sería superior a la retribución prevista en el contrato para todo el periodo de vigencia”. Y aunque la jueza reconoce lo elevado de la cuantía, admite la reclamación de Varlion y obliga al jugador a abonar los 100.000€.

 

De esta forma, la sentencia establece que mientras Varlion deberá pagar a Ramiro Moyano los 1.000 euros que le adeudaba por 15 días, el jugador tendrá que hacer frente a 100.000 euros de penalización y además, cargar con las costas procesales.

 

Pendientes de Pablo Lima

 

Mientras Ramiro Moyano libra uno de sus partidos más complejos, Pablo Lima hace lo propio contra la que también fue su firma patrocinadora. El brasileño, justo ayer, tuvo el juicio por la demanda que mantiene contra la marca. En su caso, Varlion le reclama hasta 300.000 euros de penalización.

 

Preguntas que esperan respuestas

 

· Hoy ha tenido lugar la vista del litigio entre Pablo Lima y Varlion. ¿Es coincidencia que un medio haya publicado la información de una sentencia que notificó a las partes el 30 de julio pasado?

 

· ¿Quién ha filtrado al medio de comunicación la información? ¿A quién beneficia?

 

· ¿Cómo puede tener un contrato de 12.000 euros una claúsula de penalización de 100.000 euros? ¿Es proporcional? ¿Por qué lo aceptó Ramiro Moyano?

 

· ¿Adeuda Varlion alguna cantidad a Pablo Lima? ¿Cuánto?

 

· ¿Hay más jugadores en esta situación?

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address