Una verdadera tortura. Un calvario que entierra pronto sus aspiraciones de conseguir una doble gesta, ambas inéditas en la temporada: derrotar a los números uno del World Padel Tour y conseguir un segundo título en la temporada. Un terreno inexplorado aún por los aspirantes.

 

Juani Mieres y Sanyo Gutiérrez, vencedores en el Open de Madrid, se enfrentan ahora a esta hazaña descomunal en la final del Estrella Damm Sevilla Open 2015. Lo hacen con una confianza emergente que alumbra un juego cada vez más sólido.

 

Son ellos quienes cercenan el trayecto del ídolo local, Paquito Navarro, y Matías Díaz en semifinales (7-5 y 6-3) como antes, en cuartos, remontan a Miguel Lamperti y Adrián Allemandi (6-7, 6-3 y 6-2).

 

Lo que ahora tienen enfrente, sin embargo, no admite comparación. Son los líderes del circuito, Fernando Belasteguin y Pablo Lima, la pareja que alcanza su séptima final consecutiva tras arrollar a su paso por el cuadro sin ceder ni un set. La dupla que busca su séptimo título en este 2015.

 

Bela y Lima recuperan el paso en la competición tras su ausencia en Madrid por enfermedad del argentino. El parón, sin embargo, no les afecta. La ovación de la grada de Sevilla supone la absolución del público tras la sanción de World Padel Tour.

 

Su puesta en escena en la final del Pabellón San Pablo de Sevilla es arrebatadora. Desde el resto presionan el saque inaugural de Sanyo. Lo hacen con un ritmo frenético y una solidez asombrosamente habitual.

 

juani-mieres-final-estrella-damm-sevilla-open-2015

Juani Mieres. Foto: WPT.

 

Sólo la acertada respuesta de Mieres evita el descalabro de primeras (1-0) aunque, de inmediato, se atisba la incomodidad de Sanyo en el escenario.

 

En el tercero, se confirma la tendencia del partido. Bela y Lima pulverizan el saque de Mieres. El asalto encuentra apoyo en dos errores no forzados de Sanyo, dos más. Finalmente, el argentino de Pehuajó rubrica la rotura de forma imperial. Mide por arriba a Mieres, le pone a prueba, le desafía insistentemente hasta que El Hispano responde a la provocación y se atreve con el remate. Belasteguin devuelve en la red y cierra luego con la volea (1-2).

 

Los dos primeros restos de la pareja número cuatro terminan de vacío (1-3) lo que anticipa las dificultades que van a tener durante el encuentro para exigir a dos rivales que no aflojan.

 

En el cuarto punto del quinto juego, irrumpe Sanyo por primera vez en la final. Lo hace para sostener un duelo a quemarropa contra Belasteguin a quien termina ganando. Es un mero espejismo. El de San Luis, desdibujado, perdido en un mar de tinieblas, es hoy un espectro de sí mismo.

 

En el séptimo juego, sucumbe el servicio de Mieres y con él, sus remotas opciones en el primer set. Otra sencilla volea a la red de Sanyo acaba por entregar el saque de su compañero (2-5).

 

sanyo-gutierrez-final-estrella-damm-sevilla-open-2015

Sanyo Gutiérrez. Foto: WPT.

 

Ese break anticipa el primer set para Lima y Bela que no dan respiro ni un instante. El argentino está espléndido incluso tras casi 10 días de obligada parada. No hay vacuna contra su ferocidad, no hay circunstancia que altere su incomparable capacidad de competir.

 

La propuesta de sus rivales, incomprensiblemente, inclina la pista sobre el de Pehuajó que, bajo los focos, se apodera del duelo. Él y Lima, con saque propio, atrapan la primera manga (2-6) como una centella.

 

La crisis de Sanyo se acentúa

 

Cada rival que se mide a los números uno, se ve obligado a afrontar un doble desafío: vencer el duelo táctico e imponerse en el psicológico. Sólo saliendo victoriosos de ambos retos, el triunfo final es posible.

 

Ni Paquito Navarro y Matías Díaz o Juan Martín Díaz y Maxi Sánchez, antes. Ni Juani Mieres y Sanyo Gutiérrez, hoy, han logrado combinar con éxito ambos objetivos.

 

En Sevilla, con Sanyo fuera de foco y Mieres sobrecargado de trabajo, Lima y Bela imponen su dictatorial sello.

 

pablo-lima-final-estrella-damm-sevilla-open-2015

Pablo Lima. Foto: WPT.

 

En el segundo set, el servicio de Gutiérrez cae en manos de sus contrarios. Un saque y volea directo a la red del propio Sanyo supone el break (0-1). El de Head ni pasa por el banquillo. Solo, en su esquina, se enfrenta a sus propios demonios en busca de alguna luz para salir de la sima.

 

Pero no hay camino. Lo niegan sus rivales. Dos verdugos implacables. Impasibles. Funcionarios de la victoria.

 

Una derecha suave de Juani, presionado por sus contrarios desde la red, se le queda en la red. El error da forma a la debacle (0-4).

 

La grada de Sevilla trata de levantar a Sanyo y a Mieres. ¡Vamos muchachos! ¡Que se puede! El narrador de World Padel Tour, Óscar Solé, pone voz a la súplica de un circuito que observa cómo el espectáculo prometido tiene nombre propio: Fernando Belasteguin y Pablo Lima. Ellos, los números uno, son un verdadero espectáculo.

 

Despeñados ya del sendero, Juani y Sanyo prueban a la desesperada. El de San Luis, con la espalda en el cristal de fondo, busca restarle velocidad al juego, ganarle tiempo a la derrota y abrirle paso a su compañero hacia la cinta con globos estratosféricos.

 

fernando-belasteguin-final-estrella-damm-sevilla-open-2015

Fernando Belasteguin. Foto: WPT.

 

Pero los líderes son inalterables. Pasados los 50 minutos de partido, dos errores consecutivos de Mieres, un remate a un palmo de la red que ahí se queda y una volea al mismo destino, abren una fractura definitiva (0-5).

 

En el último juego, con saque de Bela, Sanyo y Juani apenas esbozan lo que pudieron trazar durante el duelo. Es Sanyo quien, por fin, doma el juego mientras Juani achica la cancha. Surgen dos bolas de break, las dos únicas, que sin embargo no aprovechan.

 

Un premio muy escaso para esta pareja por más que enfrente tengan a dos titanes.

 

La victoria (6-2 y 6-0) en este Estrella Damm Sevilla Open 2015, en apenas una hora, supone el séptimo título para Belasteguin y Lima, el noveno para el argentino.

 

La contundencia del marcador no debe ocultar, sin embargo, la ascensión que Mieres y Sanyo vienen protagonizando. Quizá la derrota de hoy sea el ineludible peaje del triunfo de mañana.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address