Lo mejor del torneo queda para el último partido. La final femenina del WPT Bilbao Open 2018 es un auténtico partidazo entre dos duplas adversarias que pugnan por todos los títulos a través del estilo.

 

Se acaban imponiendo Alejandra Salazar y Marta Marrero y lo hacen frenando una reacción descomunal de las gemelas Sánchez Alayeto que desbarran cuando más cerca lo tienen.

 

Final femenina WPT Bilbao Open 2018

 

Lo que la estadística pareció empeñarse en negar, el talento y la raza de ambas duplas lo coniverten en realidad para deleite de la afición presente en el Bilbao Arena. Durante la semana, desde que arrancó el cuadro principal de mujeres, sólo dos de los 26 encuentros disputados mantuvieron la incertidumbre hasta el tercer set.

 

Sin embargo, con el título en juego; el séptimo para las gemelas o el cuarto para las fieritas; es muy complicado no asistir a un gran espectáculo. Más aún cuando las hermanas están recuperando el tono físico tras los percances sufridos (Mapi en el hombro y Majo en el gemelo) y Salazar va adquiriendo velocidad tras haber recobrado el atrevimiento. A ellas se une una Marrero descomunal, enorme en defensiva, imponente en la red.

Marta y Ale escriben el arranque

 

El partido por el título lo manejan de inicio las cabezas de serie número tres. Su apuesta inicial es clara. Salazar agita a Mapi en el cruzado, le mide por alto y le busca en corto, mientras libera a Marrero.

 

 

Majo trata de rebelarse, busca intervenir incluso cuando no hay pista para ella pero no consigue cambiar el patrón. Así, en el cuarto juego, el plan de Marta y Ale se cobra su primera recompensa con un break al saque de Majo. Tres errores de las hermanas, un resto monumental de Marrero y el manejo de Salazar fracturan el marcador (1-3).

 

El arreón de las fieritas es tremendo. Consolidan en blanco y conquistan, de inmediato, su segunda conquista al resto. El avance de la canaria de Black Crown hacia la cinta resquebraja la resistencia de sus rivales y abre pista a su compañera. Juntas logran un parcial de 4-0 que sitúa el set a punto del cierre (1-5).

 

Pero las gemelas no se abandonan nunca. Tienen claro su libreto y lo siguen hasta las últimas consecuencias. Su respuesta es grande. Primero rompen el saque de Salazar (2-5) y, a continuacióon, consolidan lo conseguido con servicio propio, esquivando dos bolas de set (3-5).

 

 

Sobre el alambre y sin red, las hermanas se desatan. Valientes, Mapi y Majo van hacia arriba, aprietan cada bola y tratan de imponer su dictado. Así, en el noveno, al saque de Marrero, se procuran dos nuevas bolas de break que les permitirían cerrar la brecha. Pero con 15-40, a un palmo de su propósito, trastabillan. Un liftado de Majo y una bajada de Mapi a la red abortan su rebelión. Los dos errores, en dos suertes que dominan a la perfección, se producen en el peor momento. Los fallos les desajustan y acaban cediendo el set (3-6).

Reacción imperial de las gemelas

 

Las de Star Vie, en efecto, se ahogan a un paso de la orilla pero no lo pierden todo. Su reacción les ha marcado el camino. Mapi ha ajustado su duelo con la madrileña de Head. Trata de buscar el medio de sus contrarias, evitando la derecha de Ale, invitando a Marrero a intervenir para que genere espacios. A partir de ahí, se agita Majo. Lo hacen todo a un ritmo infernal, poniendo el alma en cada bola.

 

Su respuesta encuentra botín enseguida. El saque de Marta, en el segundo juego del segundo set, cae en manos de sus rivales. Mapi certifica la rotura con dos acciones prodigiosas que les ponen por delante (2-0).

 

 

Sus adversarias, sin embargo, no se despeñan. Tienen la opción de recuperar lo perdido de inmediato pero no consiguen aprovechar ninguna de las dos oportunidades para devolver el quiebre. Mapi, con una víbora firme, impide la primera; Majo, con un despliegue magistral que deja la definición a su hermana, aborta la segunda (3-0).

 

Las gemelas se han abalanzado sobre la red y han subido una marcha más. Ahora sí, sufren Salazar y Marta que no encuentran el hilo inicial del juego. Salvan dos bolas de break en el cuarto (1-3), una amenaza que se transforma en realidad en el octavo, cuando pulverizan el saque de Salazar y se anotan el segundo parcial (6-2).

El intercambio de golpes resuelve la final

 

Son dos estilos confrontados. La vocación ofensiva de las gemelas no admite comparación en el circuito. Tampoco hay dupla que, como Salazar y Marrero, manejen el juego con esa maestría desde el fondo. El pulso entre ambos duetos es precioso.

 

El tercer set, una anomalía en el torneo bilbaíno, multiplica el espectáculo y la incertidumbre. Imposible anticipar un desenlace entre estas dos candidaturas.

 

Dominaron Salazar y Marrero de inicio; respondieron a lo grande las Sánchez Alayeto. Ahora, en el último capítulo, Ale y Marta son quienes golpean primero. Lo hacen descabalgando el saque inicial de Mapi, al son del magistral arrebato de la madrileña que abre camino al poderoso avance de su compañera (0-1). Sufren para conservar con saque propio la conquista pero logran tomar ventaja (0-2).

 

 

Cualquier detalle resulta decisivo. Las hermanas aprovechan el suyo. Una bola que se enreda en la esquina la apura Marrero con un globo corto. Lo pulveriza Mapi para abrir una opción de rotura. Majo, espectacular, la convierte en break tras un dictado impecable y una pegada eficaz (2-2).

 

La igualdad en el marcador refleja bien el equilibro sobre la moqueta. Inquietan los restos pero acaban imponiéndose los saques hasta que, en el noveno, Salazar y Marrero descubren el resquicio en el saque de Mapi. Ale desgasta a Mapi en el cruzado y la canaria emerge en la cinta para hacerse grande. El break (4-5) es ya irreversible. Con su propio saque, la de Black Crown certifica la resolución de esta final femenina del WPT Bilbao Open 2018 (6-3, 2-6 y 6-4).

 

Es un triunfo sostenido en detalles. Una conquista grandiosa ante dos rivales imponentes que arriesgaron mucho y acertaron algo menos de lo que necesitaron (los 38 errores no forzados de las aragonesas pesaron más que los 21 de sus oponentes). Una victoria que permite a Salazar y Marrero incrementar su racha ante las gemelas (le han ganado tres de las cuatro finales disputadas esta temporada) y les concede el cuarto título World Padel Tour en este 2018, un póker forjado en el coraje de quien ha sufrido para levantarse y quien ha creído para abrir camino.

 

Resumen Video Final femenina WPT Bilbao Open 2018

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address