Allá arriba no hay más que un oscuro techo salpicado con los puntos de luz que iluminan este Pabellón del Complejo Deportivo Bahía Sur. Su mirada no se detiene en algo tan mundano. Tumbada sobre la oscura moqueta de la pista central. Con mil ojos sobre su figura, los suyos van más allá de lo visible mientras de su boca emanan palabras que conectan con su alma.

 

La escena retrata la apasionante final femenina del Estrella Damm San Fernando Open 2015, un trepidante encuentro lleno de alternativas, con mil historias y más detalles que enfrenta a las dos primeras parejas del ranking profesional.

 

En ese instante, el tiempo permanece congelado mientras Majo Sánchez Alayeto, con la mirada perdida y la espalda sobre la pista, busca respuestas para preguntas que llegan tarde. Maldice su involuntaria compasión por no haber sabido ajusticiar antes a quienes ahora les amenazan con despeñarlas definitivamente.

 

A esas alturas, desplomada sobre ese bruno lecho de hierba sintética y arena, no hay ni rastro ya del fulgurante inicio de partido que las gemelas zaragozanas han protagonizado. Una puesta en escena majestuosa, imponente. Un trazo fiel del intenso y brillante padel de quienes hoy son las reinas de este deporte.

 

Su acceso a esta final, la segunda de la temporada tras el título logrado en Barcelona, se produce de forma autoritaria. Alba Galán y Mari Carmen Villalba (6-1 y 6-1), Gemma Triay y Paula Eyheraguibel (6-2 y 6-2) y Patty Llaguno y Eli Amatrian (6-3 y 6-4) no han podido frenar a las números uno en su camino hacia la gloria.

 

Por la otra orilla, sin embargo, apenas tres meses después de comenzar juntas su andadura, Ale Salazar y Marta Marrero vienen apretando muy fuerte. El debut ante Haize Zamora y Maite Gabarrus (6-1 y 7-5). La revancha de Barcelona contra Cata Tenorio y Victoria Iglesias (6-2 y 6-2). La arrolladora victoria ante la convaleciente Carolina Navarro y Ceci Reiter (6-0 y 6-1). Un reguero de víctimas engalanan el desfile de las número dos, mucho más ajustadas que en el primer torneo WPT.

 

majo-sanchez-alayeto-final-femenina-estrella-damm-san-fernando-open-2015

Majo Sánchez Alayeto, en la final. Foto: WPT.

 

Ahora, en la gran final, el primer duelo entre estas dos duplas arranca completamente desequilibrado. Son apenas 11 minutos. Tiempo suficiente para que el vendaval que las gemelas desatan al otro lado de la cinta cause estragos. Un tornado que dicta con mano firme, que no comete errores, que gobierna la red con tanta autoridad como maestría.

 

Son un total de 18 puntos de los que 16 llevan la impecable firme de las Sánchez Alayeto. Son cuatro juegos que fracturan un partido, toda una final, desde el primer instante (4-0).

 

Ale y Marta, dos espectros sobre la moqueta, danzan a merced de sus contrarias. No aciertan a decidir si ir o esperar. La fatal indeterminación les sitúa sobre el abismo en el primer set.

 

La bola de break de que disponen Mapi y Majo en el quinto asoma la guadaña en este primer acto. Pero Salazar y Marrero esquivan la guillotina. Es Mapi quien aprieta sobre la cinta para rubricar el tercer break pero su volea se queda en la red (4-1).

 

Ese respiro les descubre el camino a las números dos. Por primera vez han dado un paso al frente para discutir la cinta. En verdad no es una opción sino la única senda posible para escapar de la fosa.

 

Achica Ale la pista desde la derecha. Cierra espacios mientras Marrero comienza a manejar el tempo de los intercambios para abrirse camino hacia la red. Esa reacción no sólo interrumpe la escalada de sus adversarias sino que, además, les abre una vía de dudas en su juego. En el sexto, Salazar y Marrero fracturan el saque de Mapi (2-4) y cambian la radiografía de la final.

 

El duelo se equilibra aunque la ventaja que aún conservan las gemelas les basta para anotarse la primera manga a los 38 minutos. Dos errores de Marta y otros de Alejandra entregan ese último juego en blanco (6-4).

 

Reaccionan Salazar y Marrero para equilibrar el duelo

 

En la reanudación, en cambio, la pugna por el dictado del duelo se incrementa. Las hermanas Sánchez Alayeto tratan de recuperar la solidez para mantener el inabordable ritmo del inicio. Ale y Marta, en cambio, se aferran a la cinta para no volver a sufrir las oleadas de sus contrarias.

 

ale-salazar-y-marta-marrero-final-femenina-estrella-damm-san-fernando-open-2015

Ale Salazar y Marta Marrero, en la final femenina del Estrella Damm San Fernando Open. Foto: WPT.

 

Con el liftado para buscar las rendijas junto a la malla lateral y el mazo siempre a punto, el intercambio entre Majo y Marta Marrero resulta intenso. Al otro lado, Ale afila la cuchilla para tratar de quitarle iniciativa a sus rivales. En su cruzado, Mapi emerge para dominar bien los espacios, destaca por el acierto de sus elecciones, ora cruzado ora por el medio; y brilla cuando descubre golpes como un paralelo a bote pronto que amenaza el saque de la canaria de Black Crown.

 

La reacción inconmensurable de Salazar que se impone en un duelo cara a cara con Mapi evita el break (2-3). Las hermanas pierden la ocasión; sus oponentes, en cambio, la aprovechan de inmediato. El 15-40 al servicio de Majo se torna en tinieblas cuando la propia jugadora manda directamente al lateral una bandeja.

 

La rotura (2-4) pone por primera vez en ventaja a la pareja número dos. Pero la alegría se disuelve de inmediato. Lo que tardan las aragonesas en devolver el break. Dos errores de Alejandra comprometen su propio saque; el tercero, un revés que Salazar estrella en la red, quiebra el servicio (3-4).

 

Ajustado de nuevo el encuentro (4-4), el tie break surge para desequilibrar el segundo acto. Tres voleas a la red y una bandeja que se marcha son demasiado lastre en un tie break, más aún, cuando enfrente, dos rivales fabulosas exhiben una consistencia granítica. Majo, protagonista de los cuatro fallos, disputa dos encuentros en uno. Ante sus oponentes y contra sí misma para superar un bache de juego que su hermana trata de compensar.

 

Una imperial Marrero cierra con un remate (7-2) el segundo set (6-7) y anuncia una tercera manga vibrante.

 

Las gemelas Sánchez Alayeto aprietan de inicio pero no cierran

 

Igualado el marcador, la madrileña de Head y la canaria de Black Crown mantienen la apuesta que les ha servido para escapar de la hoguera. Las hermanas de Star Vie, en cambio, tratan de reeditar el juego con el que asolaron la pista en el primer tramo del partido. Y a punto están de lograrlo gracias al eficaz despliegue de Majo y, sobre todo, a una portentosa actuación de Mapi que exhibe su mejor nivel en este inicio de set.

 

Una bandeja cruzada de la aragonesa desde la esquina derecha sorprende a Ale Salazar y abre una brecha en el saque de Marrero. A continuación, la propia Mapi, con un envío suave, diabólico, perfora el avance de Ale hacia la red y fractura el servicio (2-0). Las números uno consolidan la conquista y afianzan una renta (3-0) que se antoja decisiva para el desenlace de esta final femenina de este Open del World Padel Tour en San Fernando.

 

majo-y-mapi-sanchez-alayeto-final-femenina-estrella-damm-san-fernando-open-2015

Majo y Mapi Sánchez Alayeto. Foto: WPT.

 

Pero Salazar y Marrero no regalan nada. Tras remontar el primer set, se entregan a la gesta, esta vez, sin margen ya para el error. La rotura en el quinto vuelve a apretar las cifras en el electrónico. Una dejada de Ale que no devuelve Mapi y un sensacional trabajo de desgaste de Marrero que desajusta a Majo confirman el quiebre del saque rival (3-2).

 

Para equilibrar el marcador, Marta y Ale se ven obligadas a superar un nuevo escollo: tres bolas de break en contra que a punto están de despeñarlas definitivamente. La extenista canaria aprieta con el remate y luego con la volea para desbaratar las dos primeras. La madrileña de Head gobierna desde la red hasta descabalgar a sus contrarias y disipar la tercera (3-3).

 

Tras mil batallas disputadas en un mismo encuentro, después de mil derrotas encajadas y mil victorias conquistadas durante el mismo partido, con el crono superando las dos horas, todo comienza de nuevo. Cada punto encierra ya un rompecabezas que desafía el ánimo de cada jugadora.

 

Ahí emergen Marrero y Ale, grandiosas, tras haber descifrado a tiempo el código oculto del enfrentamiento. Su ejercicio de paciencia, su táctico despliegue, su brillante respuesta, les eleva en este tramo final. Una oportunidad les basta para situar a sus adversarias al borde del talud. En el undécimo, con saque de Majo, Marta encuentra la malla por enésima vez con su perverso liftado y atrapa a la propia Majo. La ocasión de break cae de su lado cuando la canaria repite golpe y luego cierra con una volea bien apretada (6-5).

 

El saque de Ale Salazar es el que dicta sentencia. Un prodigioso revés cruzado a dos manos de Marta deja a Majo tumbada en el suelo boca arriba, con un intenso diálogo interior que busca respuestas a lo que ya no parece tener remedio. El paralelo de Salazar vuelve a poner a Majo con las rodillas sobre la moqueta. Hablan las gemelas entre ellas, hablan también consigo mismas.

 

La derecha de Mapi al cristal de fondo anticipa la derrota. Una volea de Marrero al medio, suave, sutil, negando apenas rebote, clausura una vibrante final femenina en San Fernando (4-6, 7-6 y 7-5).

 

abrazo-ale-salazar-y-marta-marrero-campeonas-final-femenina-estrella-damm-san-fernando-open-2015

Foto: WPT.

 

El abrazo y los saltos de alegría de Alejandra y de Marta es la expresión de felicidad de una dupla que apenas suma tres meses de trabajo junta. La piña con el coach Juan Alday, junto al banquillo, es algo más que un agradecimiento; es la promesa de seguir luchando para conquistar la cumbre.

 

Crónica final masculina

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address