Todo lo contrario que lo ocurrido en el cuadro femenino, los cuartos de final masculinos del WPT Bilbao Open 2018 resultaron apoteósicos. La emoción y el espectáculo se dieron la mano para dar a luz varios enfrentamientos llenos de atractivos.

 

Aunque dos de ellos sobresalieron del resto. La caída de los números uno a manos de dos soñadores y la remontada dramática de una pareja que termina la temporada con un estado de forma imponente.

 

Cuartos masculinos WPT Bilbao Open 2018

 

El espectáculo se apoderó de la central instalada en el Bilbao Arena con la disputa de cuatro duelos trepidantes; todos con una historia enorme.

 

 

Ruiz y Botello sientan en el diván a los números uno

 

No. Definitivamente, lo ocurrido en la final del Open de Granada no fue un hecho aislado. De manera inesperada, la mejor pareja de la temporada, Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez, han desbarrado justo cuando alcanzaron la cima del ranking.

 

Todo lo que pelearon durante el año para coronarse en seis torneos; el granítico padel que han ido construyendo para ocupar el trono de Bela y Lima; todo eso parece haberse disuelto de pronto.

 

No es el hecho de que Maxi y Sanyo pierdan sino la manera en que lo hacen. En Granada, se desconectaron por completo del juego, se aislaron en cada esquina y entregaron un duelo que tenían casi ganado.

 

Final masculina WPT Granada Open 2018: Franco Stupaczuk y Cristian Gutiérrez deshacen a los números uno

 

En Bilbao, la fenomenal resistencia que opusieron Uri Botello y Javi Ruiz acabó por consumir a los líderes, de nuevo un espectro cuando las dificultades aparecieron.

 

Los argentinos se habían impuesto siempre a la sensacional pareja española, protagonista de una temporada inolvidable. En el torneo vasco, esto cambió para siempre. Botello y Ruiz ganaron por primera vez a los números uno. Lo hicieron mediante un despliegue táctico sublime, una exhibición física exuberante y un ejercicio de coraje y fe encomiable.

 

Sanyo y Maxi se llevaron el primer set. Rompieron el saque inaugural y, tras la recuperación de sus rivales, lograron volver a quebrar, gestionaron la ventaja y abrocharon la primera manga

 

En la segunda, los puntanos se situaron a un sólo juego de llevarse el partido. Pero no lo consiguieron por la respuesta prodigiosa de Uri y Javi que, en el tie break, emergieron con una valentía extraordinaria y, tras tres bolas de set desperdiciadas, igualaron la contienda.

 

Como ocurrió en la final de Granada, el traspié alteró los circuitos de Sanyo y de Maxi. Esta vez no se evaporaron de manera tan evidente como en la prueba nazarí pero perdieron el hilo al juego y eso es pecado capital ante una dupla como la que tenían enfrente.

 

Javi y Uri resultaron inaccesibles para los líderes durante todo el tercer set. Desde el break con el que lo iniciaron hasta el cierre del mismo que les situó como protagonistas de un triunfo inolvidable.

 

Bilbao asistió a un campanazo de aúpa por parte de la pareja revelación del circuito masculino esta temporada. Hoy, en semis, las terceras del año para el granadino y el melillense, buscarán su primera final ante Miguel Lamperti y Juani Mieres.

 

 

Lamperti y Mieres remontan con el alma

 

La pareja de Bahía Blanca protagonizó la otra gran remontada de la jornada de cuartos de final del WPT Bilbao Open 2018. Ale Galán y Matías Díaz apuraron sus opciones pero, después de casi tres horas de partido, los cabezas de serie número tres vieron esfumarse sus opciones de victoria.

 

El coraje y el oficio de Juani Mieres y Miguel Lamperti fueron el pilar de un ejercicio de supervivencia fabuloso. Porque el primer capítulo lo gobernaron Ale y Mati. Lo cerraron gracias a la gestión de dos roturas de saque pero sintieron los síntomas de recuperación que emitieron sus rivales.

 

El segundo acto cambió el guión. El paso al frente Lamperti y Mieres coincidió con problemas en la espalda de Galán que mermaron su exuberante despliegue.

Juani y Miguel se llevaron la segunda manga y equilibraron el duelo.

 

La tercera fue vibrante. Con absoluta igualdad hasta la mitad del set y ambas duplas aferradas a la moqueta para sostenerse en la pugna. Un quiebre en el séptimo a favor de Lamperti y Mieres desequilibró definitivamente el partido y catapultó a los finalistas del Master de Portugal a la semifinal (4-6, 6-3 y 6-4).

 

Otros especialistas en remontadas, Javi Ruiz y Uri Botello, les esperan.

 

 

Pablo Lima y Paquito Navarro vencen y convencen

 

El duelo que clausuró la jornada puede llevar a engaño. Tras las emociones intensas vividas, Pablo Lima y Paquito Navarro alcanzaron las semifinales con un triunfo inapelable. Apenas concedieron cuatro juegos a sus rivales, Juan Martín Díaz y Juan Lebrón.

 

En su primer torneo juntos, el brasileño y el sevillano están mostrando un nivel inimaginable. Para valorar el mérito de lo que están haciendo hay que debutan como pareja sin apenas entrenamientos juntos y lo hacen, además, tras haber estado alejados de las pistas por problemas físicos (Lima no jugó en Granada por una pubalgia y Paquito, por las heridas de su accidente en Lisboa).

 

La exhibición de ayer en cuartos, sobre todo de un Pablo Lima arrebatador, destrozó las sensaciones que Lebrón y Martín Díaz venían ofreciendo.

 

No dieron respiro alguno, gobernaron el duelo con mucha autoridad, se manejaron con solvencia para construir y con mucho tino para destruir.

 

El resultado final (6-3 y 6-1) refleja un triunfo con mucho más brillo del que se aprecia.

 

Hoy, en semifinales, probarán a los últimos ganadores de una prueba grande de World Padel Tour.

 

 

Cristian y Stupa reclaman el rol de favoritos

 

El ranking les sitúa como cabezas de serie número cuatro pero la competición y su talento les permite reivindicar su condición de favoritos. Y es que Cristian Gutiérrez y Franco Stupaczuk son, de las cuatro duplas semifinales, la única con un título World Padel Tour este 2018: el que conquistaron en el último torneo frente a los números uno.

 

Ayer, dos brasileños trataron de apartarles de su camino. Se emplearon a fondo los Lucas y les exigieron durante más de dos horas de intenso partido.

 

La fórmula de Bergamini y Campagnolo es clara y les está funcionado este año. Son una pareja muy incómoda, con interesantes recursos y mucho pundonor. Pero enfrente, la mano de Cristian y el vértigo de Stupa, libres de problemas físicos, son capaces de disolver cualquier resistencia.

 

El primer set lo empezaron a ganar desde el quinto juego con un break que gestionaron con acierto para abrochar el parcial. El segundo, en cambio, les costó todavía más. Los de Pozzoni no aprovecharon la brecha abierta con una rotura que lograron consolidar. El dúo brasileño se fajó bien y cerró la herida.

 

El tie break sirvió para desnivelar la contienda y lo hizo a favor de los favoritos (6-4 y 7-6) que miran ya a Lima y Paquito.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address