Sábado 16 de junio de 2012. Club de Pádel Sierra Morena (Córdoba). Una fecha y un lugar que difícilmente podrá olvidar, y si lo hiciera sería señal de que la hazaña se convirtió en rutina.

A punto de cumplir los 36 años de edad, Jordi Muñoz Baixas (Las Palmas de Gran Canaria, 1976) está en el mejor momento de su carrera deportiva. El pasado año ya firmó una espectacular temporada 2012 al acabar entre las ocho mejores parejas del PPT y disputar el Master. Esta temporada, el grancanario continúa pulverizando sus propios registros. En los XI Internacionales de Córdoba, por primera vez, disputó semifinales junto a Godo Díaz en una prueba del Pádel Pro Tour, una recompensa al esfuerzo y el sacrificio hecho y una motivación para continuar “hasta que el cuerpo aguante”.

Pregunta: ¿Qué supone para ti haber hecho semifinales?

Respuesta: Para mi supone bastante. Son las primeras semifinales que juego. Llevo unos años luchando, preparándome con Godo y la afrontamos con muchas ganas, mucha ilusión, y lo dimos todo.

P: La semifinal fue durísima. Ganásteis el primer set, aunque perdisteis el pie en los dos restantes (4-6, 6-1 y 6-1). ¿Qué os faltó? 

R: El primer set lo jugamos muy bien. Entramos sin miedo, pero al principio del segundo set, tuve una discusión con el árbitro por una bola que entendimos de forma diferente; ahí me fui del partido y hasta el 4-0 del segundo set no pude entrar. Estaba obsesionado con esa bola. Y después, una vez que ellos cogen la delantera en el marcador, es muy difícil meterles mano. No fue un problema de condición física, ahí estuvimos bien, fue un tema mental.

P: En el primer partido, ganasteis a Chiqui Cepero y Germán Tamame por 7-5 y 7-5. En los octavos de final, vencisteis a Losada y Malacalza por un doble 6-4. Y en los cuartos, eliminasteis a la revelación del torneo, Paquito Navarro y Adrián Allemandi (que venían de ganar a Fernando Poggi y Cristian Gutiérrez) por 6-2, 3-6 y 3-6. Desde luego, nadie os regaló nada para llegar a semis. ¿Está más dura la competencia cada año?

R: Es increíble. Todos los partidos hoy en día son super complicados y ganar una ronda es muy duro. Fíjate que en cada torneo están habiendo sorpresas. En el primero fueron Aday Santana y Lahoz. En Barcelona, perdieron Reca y Silingo, ahora Paquito y Allemandi que ganaron. Si la sorpresa se da por tu lado, como en este caso, pues mejor que mejor, o si la das tú. Pero es verdad que la gente está entrenando muchísimo y eso iguala las fuerzas. Antes eran 10 los que se entrenaban y los demás no, ahora son 40 los que se preparan.

P: El año pasado firmasteis una temporada magnífica y os clasificasteis para el Master. ¿Qué objetivo os habéis marcado para esta temporada? 

R: Para este año, el objetivo es mantenernos en el octavo puesto. El año pasado hacer Master, terminar de ocho, fue una experiencia inolvidable. Este año sé que hay muchos jugadores y parejas que se están entrenando muy duro, pero queremos, al menos, mantenernos de ocho. Incluso subir a siete, pero como hay mucha diferencia entre el séptimo y el octavo puesto, es muy complicado.

Jordi Muñoz y Godo Díaz. Foto: Pádel Pro Tour.

P: Haber hecho unas semis os sitúa más cerca, al menos mentalmente, de la posibilidad de una final, o incluso de un título este año; o es imposible con los dos extraterrestres de ahí arriba?

R: Llegar a una final es muy complicado. Lo que sí es verdad es que al haber hecho semifinal, mentalmente te suena un clic en la cabeza y dices “puedo”. Igual no hacemos semis en todo el año, pero ya por lo menos estuvimos ahí.

Gran pareja con Godo Díaz

P: ¿Cómo os preparáis físicamente? ¿Habéis cambiado algo respecto a la temporada anterior?

R: No. Estamos manteniendo lo mismo que el año pasado. Seguimos con Rodry Quinteros. Llevamos dos años con él y la verdad es que estamos contentos. Gracias a eso, el año pasado jugamos mejor y pudimos meternos entre los ocho primeros. Nos ha ido bien y seguimos con ello.

P: ¿Y con Godo? ¿Después de estos tres años, qué balance haces?

R: Con Godo he llegado a lo máximo, he podido jugar un Master. Me siento muy bien con él dentro de la pista, y fuera somos buenos amigos.

P: ¿Os habéis puesto fecha de caducidad como pareja de pádel?

R: No tenemos fecha. Mientras que estemos a gusto, seguiremos. Nunca hay que ponerse una fecha.

P: Este tiempo con Godo de compañero, ¿cómo has evolucionado?

R:  Muchas cosas me lo ha dado Godo y otras las adquieres con la competición. Más que juego, sí han cambiado aspectos mentales. Golpes tenemos más o menos los mismos pero el saber jugar la bola lo coges viendo partidos, hablando con otros jugadores; todo eso te da experiencia. En el pádel, a partir de los 30 es cuando mejor juegas, eres más maduro.

Worl Padel Tour

Jordi Muñoz. Foto: Pádel Pro Tour.

P: La competencia cada vez es más dura. Los jugadores se preparan más y mejor. La pre-previa y la previa son durísimas. En Valladolid, la próxima parada PPT, se ha batido el récord de inscripciones. ¿Está el circuito profesional a la altura de esta oferta? 

R: El circuito hace cinco o seis años que nació y nos ha dado mucho. Nos ha dado la oportunidad de poder desarrollar este deporte. El año que viene hay un cambio para bien y va a dar un plus a lo que ya tenemos, pero sin desmerecer lo hecho hasta ahora por el PPT.

P: El año que viene hay muchas expectativas en el World Pádel Tour (WPT). ¿Qué esperas tú personalmente?

R: Creo que es un paso adelante. Vamos a salir de España. Iremos a cuatro países diferentes, con 14 torneos aquí y cuatro fuera. Se va a abrir mucho el pádel. Vamos a poder vivir de esto. Nos gustaría que el pádel creciera a nivel internacional. Será un paso muy grande, con televisión y todo.

P: Como no parece factible, al menos de momento, una fusión, ¿son posibles dos circuitos profesionales de pádel al mismo tiempo? ¿Qué ocurrirá?

R: Eso es imposible. Yo creo que se jugará el WPT y los jugadores jugarán el WPT. Es lo que pienso. No va a haber dos circuitos porque no hay para dos.

P: Has citado a la televisión, que se antoja un elemento fundamental para el impulso definitivo del pádel como espectáculo de masas. ¿Será 2013 el año del despegue televisivo del pádel? ¿Por qué crees que no ha sido posible hasta ahora?

R: Espero que sí. Creo que la gente lo ve por televisión y, lo ven demasiado fácil; luego cuando lo ven en directo, piensan que es otro deporte. Aunque este año, a nivel técnico, el Mundial ya se retransmitió desde otras perspectivas y quedó bien.

P: Las expectativas de cara a 2012 son ilusionantes pero para el pádel masculino. Para el femenino, la incertidumbre es total. Esta temporada se han quedado con siete pruebas en el circuito PPT de mujeres. ¿Qué le pasa al pádel femenino? ¿No vende lo mismo que el masculino?

R: El pádel femenino tiene que ir por otro lado. Intentar unirlo al masculino es un error. El femenino tiene que tener sus propios torneos para que la gente que vaya a verlo sepa que es pádel femenino y va porque le gusta. No hay que compararlos. El pádel femenino tiene que promocionarse más, hacer torneos en clubes más pequeños para que haya más ambiente. Y al final acabará creando más afición porque el pádel femenino es muy bonito. Pero no hay que compararlo con el masculino.

Su destino, en Málaga 

P: Diriges la Escuela de Competición del Ocean Pádel Club en Málaga. Llevas a Ale Ruiz, Elena de la Torre, Ernesto Moreno, entre otros. ¿Cómo va la escuela?

R: Estoy encantado con esta Escuela de Competición, con los niños. A mí me enseñaron mucha competición, y me encanta enseñar para competir. Hay que ver a los niños entrenando, lo dan todo en la pista, lo pasamos muy bien y somos grandes amigos. Ahora se nos va Ale (Ruiz Granados). Es una pena, tras dos años y medio se le coge mucho cariño. Nos vemos cada día, le ves crecer, pasarlo mal.

Jordi Muñoz en el Ocean Pádel Club, en Málaga.

P: Ya que le citas, te pregunto por él. ¿Cómo le ves? Está jugando las previas del PPT con Guille Demianiuk aunque aún no ha podido pasar a cuadro.

R: Ale tiene que ir quemando etapas. Acaba de cumplir 18 años. Si me cuesta a mí ganar una ronda, es normal que a él le cueste pasar una previa. Ale va a llegar a ser de los primeros del mundo, por su cabeza, por cómo es como persona, pero tiene que ir poco a poco. Tiene 18 años y está casi para entrar en cuadro ahora mismo. Hay que tener calma que llegará seguro.

P: ¿Y tú? ¿Cuántas etapas te quedan por quemar? ¿Tienes pensada la fecha de la retirada?

R: No, no tengo fecha. Hasta que el cuerpo aguante. Ya me pasó una vez con el tenis, me retiré muy pronto y siempre se me quedó eso ahí. Mientras me vea competitivo, seguiré jugando aunque pierda en primera ronda. Me encanta la competición.

P: ¿ Y cuando el cuerpo diga basta, qué te dirá la cabeza, qué tienes pensado hacer?

R: Mis planes pasan por seguir aquí en la escuela del Ocean Pádel en Málaga, montar un grupo de competición, viajar con los niños. Nunca sabes lo que pasará pero quedo en Málaga. Si alguna vez me voy, será para regresar a mi tierra.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address