Por momentos, el rostro de la jugadora delata el infortunio. La luz que habitualmente ilumina su cara es ahora oscuridad. La alegría que transmite siempre es hoy preocupación. La sonrisa, ADN de su hermosa expresión, está hoy desaparecida.

 

La madrileña, Ale Salazar, que busca junto a su compañera Icíar Montes, el segundo título de la temporada en la final femenina del World Padel Tour Alcobendas 2014, es atendida por el fisio de un pequeño tirón en el gemelo de su pierna derecha.

 

Las consecuencias de la dolencia se aprecian en su juego, algo más clavado de piernas; y en la turbada expresión de su rostro; demasiado serio. Es, sin duda, un mal presagio para un partido ante dos rivales que anuncian su recuperación. Carolina Navarro y Ceci Reiter, tras descender a los infiernos, afrontan su primera final de la temporada. En realidad, se trata de su primera final en un año, tras la victoria que lograron en el Granada International Open 2013, un registro insólito para una pareja que dominó el padel femenino profesional de manera incontestable entre 2010 y 2012.

 

La dolencia de Salazar es un inquietante síntoma en un duelo que suma 14 minutos para su primer juego; que ocupa 28 minutos para los tres primeros con ocho bolas de break; que despacha en una hora sus primeros siete games. No es, desde luego, el mejor escenario para sufrir un percance físico aunque a la madrileña de Head, donde no le alcanzan las piernas, le eleva el alma, le llega el talento.

 

Así se despliega un encuentro con muchos matices, con multitud de detalles que incrementan el espectáculo y desbordan la emoción en las gradas del Pabellón Amaya Valdemoro. Desde la primera bola, ambas duplas pugnan por gobernar el encuentro. Carol y Ceci, poco a poco, van asumiendo las directrices de su nuevo entrenador, Rodri Ovide. Se aprecian ya algunos cambios. La dupla hispano-argentina permuta su disposición asimétrica en la pista. Ora Reiter se adelanta, ora Carol gana la red. De esta forma, incomodan a sus rivales, les obligan a revisar su planteamiento y evitan que inclinen la pista sobre la de Olivos.

 

carolina-navarro-final-femenina-del-world-padel-tour-alcobendas-2014

Carolina Navarro, en la final de Alcobendas. Foto: WPT.

 

Inicio intenso de la final femenina de Alcobendas

 

La puesta en escena, enseguida, apunta a resultados concretos. En el saque inaugural de Icíar Montes, la malagueña y su compañera se procuran hasta cinco bolas de break. Su tragedia es que no convierten ninguna de ellas por falta de temple, consistencia y determinación en los momentos clave, todo un síntoma del mal contra el que lucha la pareja de Star Vie que busca recomponerse en estos tiempos. Es la madrileña de Bullpadel quien acaban poniendo a salvo su saque (1-0).

 

La amenaza se cierne en el segundo sobre el saque de Carolina Navarro que regala, incluso, una doble falta. El 15-40 abre un abismo que amenaza con engullir el saque de la malagueña. Lo errores propios provocan que Montes y Salazar no las aprovechen. La tercera opción de rotura, sin embargo, la salva Ceci Reiter, sensacional, con una bandeja que descubre el ángulo de Salazar cuando se iba a la red. Emerge ahí la argentina para cerrar de forma brillante el saque de su compañera (1-1). Mucha historia ya en apenas dos juegos.

 

El encuentro se disputa en cada palmo de la pista, sin tregua alguna desde el resto o desde el saque. Al desgaste físico de este maratoniano inicio se suma la carga de juego que acumulan ambos dúos, sobre todo, las madrileñas que resuelven sus encuentros de cuartos de final y de octavos en tres sets (4-6, 6-3 y 6-3 ante Lucía Sainz y Marta Ortega; y 6-0, 1-6 y 6-4 contra las hermanas Sánchez Alayeto). El esfuerzo le pasa factura a Alejandra que, tras el quinto juego, reclama la presencia del fisio para atender un tirón en el gemelo de su pierna derecha.

 

 

El contratiempo, sin embargo, a quien desactiva es a sus rivales. De forma imprevista, Carolina cede su saque en el sexto. Salazar se abalanza sobre la red para presionar y evitar sufrir al fondo. La rotura pone a prueba el aplomo de la pareja NavarroReiter que aceptan el reto. En el séptimo, reaccionan para romper el saque de Salazar. No están dispuestas a ceder terreno. El trabajo de Reiter le permite abrirse camino hacia la cinta para romper desde allí y abrir la tercera ocasión de break ante el saque de la de Head. La madrileña es quien falla tras un punto kilométrico que exige a las cuatro jugadoras (4-3).

 

Trabaja mucho Ceci sobre Ale, la mueve arriba y abajo, pone a prueba su estado físico y su fortaleza mental. De lo primero hay dudas; no, de lo segundo. La rotura conecta a la pareja hispano-argentina de Star Vie y le proporciona un nuevo relato en el duelo. Reiter abandona la guarida y da un paso al frente. Su posición, hoy por hoy, es capital para el despliegue de la pareja. Se esfuerza la de Olivos por afilar su juego y le incorpora algún remate que hace daño más por la sorpresa que por la potencia.

 

Cumplida la hora de juego, con el fisio atendiendo a Ale de nuevo en el banco, el encuentro está aún por descifrar. Apretado el juego, nivelado el marcador, los detalles multiplican su valor. Emerge prodigiosa Ceci Reiter para imponerse en su duelo intenso contra Salazar. Sufre el saque de Icíar Montes. El error de Ale con la bandeja cruzada condena el servicio de su compañera y se lo entrega a sus rivales (4-5).

 

Carolina y Ceci, a un paso de cerrar el primer set

 

Navarro y Reiter levantan un 4-2 en contra y se quedan a un palmo de firmar su resurrección en el primer set. Sin embargo, la última bola que les concede esa rotura refleja el diagnóstico de su debilidad. Con mando desde la cinta, Carol y Ceci no cierran ninguna de las tres opciones que tienen para acabar con el punto. Ante esa falta de determinación, es un error de su rival lo que acaba por entregarles el juego.

 

ceci-reiter-final-femenina-del-world-padel-tour-alcobendas-2014

Ceci Reiter. Foto: WPT.

 

Les sucede lo mismo en el décimo. Sirve la malagueña con la oportunidad de cerrar la primera manga. Tras levantarse del tropiezo, recuperar el paso, ahora deben culminar el trabajo. El golpe enviaría un mensaje desalentador a sus rivales a quienes exigiría, en caso de seguir luchando por la victoria, pelear hasta el tercer set.

 

Sin embargo, de forma imprevisible, las de Star Vie se derrumban súbitamente. Navarro y Reiter naufragan con tres errores no forzados. Sus oponentes dan un paso al frente y lo aprovechan. El break en blanco es una cuchillada en pleno pulmón. A estos cuatro puntos consecutivos, se le unen tres más. En total, siete puntos que revierten la situación y aúpan a las madrileñas hasta dejarlas a un paso de la primera cumbre (6-5).

 

Con el hilo perdido y su padel de vuelta a las tinieblas, Carol y Ceci combaten contra sus propios fantasmas. Mientras, Icíar y Ale tratan de proteger la debilidad física de la segunda a quien su entrenador, Chema Montes, aplica un vendaje en el gemelo.

 

Es el tie break el que resuelve este trepidante primer acto. Salazar, monumental, apura el paralelo para sorprender a Carolina en la definición. Su plan le da resultado. El revés final de Ceci que se queda en la red acaba por certificar el triunfo parcial de las locales (7-6).

 

iciar-montes-final-femenina-del-world-padel-tour-alcobendas-2014

Icíar Montes. Foto: WPT.

 

 

Navarro y Reiter no se recuperan

 

El desenlace del primer set abre una falla en el juego de Carolina y Reiter que no logran recuperar el brillo exhibido por momentos. Se confirma el buen momento de Salazar y Montes en el tercero cuando conquistan el saque de la argentina de Star Vie. Demasiado atrás, la de Olivos y la de Málaga quedan a merced de sus oponentes que buscan gobernar desde la cinta. Este paso al frente protege la pierna de Ale y desconecta a sus contrarias. La persistencia de Montes con el paralelo acaba atrapando a Reiter en la esquina y allí entrega su servicio (2-1).

 

Tratan de reaccionar Carol y Ceci pero han perdido sitio. En el sexto, la argentina se va a la red y provoca el fallo de Ale. ¡Vamos, valiente! Se dice Reiter a sí misma. El grito es la confirmación de una realidad. La posición de la zurda es vital para la pareja, condiciona el juego y abre pista o cierra paso a su compañera. Tampoco Carolina Navarro acierta a encontrar su hueco, un lugar a la altura de su talento. Pesa muy poco en el juego alguien de su categoría. Sus oponentes, en cambio, muy sólidas, no quieren sobresaltos. Se aseguran el saque (4-2) y se preparan para definir el encuentro.

 

En el séptimo, Montes y Salazar asaltan de nuevo el servicio de Reiter. Ale e Icíar inclinan la pista descaradamente sobre Cecilia, que no consigue escapar de la mazmorra. La rotura (5-2) deja ya sin respuesta a las de la marca de la estrella que encajan en blanco el último juego del partido (6-2).

 

El globo de de Carolina que se marcha al cristal directamente firma el triunfo de las madrileñas en su tierra, en la final femenina del World Padel Tour Alcobendas 2014. La sonrisa vuelve al rostro de Salazar. Los saltos de Icíar, su abrazo, celebran ese segundo título del año y lo que es mejor, la recuperación del nivel que exhibieron al final de 2013 y al inicio de este temporada.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address