Por momentos, el esfuerzo resulta inútil. Al otro lado de la red, el despliegue de sus rivales resulta insuperable. Una resistencia granítica fortifica la formidable propuesta de sus contrarias. Una movilidad constante achica los espacios. Una determinación ofensiva que apabulla a sus adversarias. Ale Salazar y Marta Marrero protagonizan un espléndido arranque en esta preciosa final femenina del Estrella Damm Valladolid Open 2015.

 

Por más que lo intentan las gemelas Sánchez Alayeto, por más que aprietan para lograr el mando, para gobernar el duelo; mejor es la respuesta de la pareja número dos.

 

El enfrentamiento, que reedita la última final entre ambos dúos en San Fernando, se produce tras un enorme esfuerzo por parte de las números uno y sus perseguidoras.

 

En cuartos, Ale y Marta sufren una barbaridad y se ven obligadas a remontar ante el fabuloso empuje de Cata Tenorio y la genial Victoria Iglesias (3-6, 6-4 y 6-4). En semis, el desgaste es aún mayor. Carolina Navarro y Ceci Reiter, por primera vez en mucho tiempo, se acercan al nivel que de ellas se espera, y plantean un encuentro vibrante que deja a Marrero y Salazar a dos puntos de la eliminación (5-3 y 30-0 con saque de la malagueña). Sin embargo, Alejandra y Marta sobreviven en el alambre y acaban llevándose el encuentro en el tie break (6-1, 2-6 y 7-6).

 

Por su parte, las hermanas aragonesas arrollan a su paso por el cuadro hasta llegar a semis. Ahí, Patty Llaguno y Eli Amatriain resisten con fiereza aunque acaban cediendo en tres sets (6-2, 6-7 y 6-3).

 

De esta forma, la final femenina en la Plaza Mayor de Valladolid convierte el duelo en una suerte de desempate entre las números uno y las dos, con ambas parejas buscando el segundo título World Padel Tour de la temporada (Barcelona fue para las gemelas; San Fernando, para Salazar y Marrero; Córdoba, en cambio, para Llaguno y Amatriain).

 

ale-salazar-final-femenina-estrella-damm-valladolid-open-2015

Foto: WPT.

 

El precedente anterior entre ambos dúos fue la final de San Fernando, con una gran remontada de la canaria y la madrileña para derrotar a sus rivales. Con el recuerdo de aquello bien presente, consciente de los durísimos inicios de partido que las de Star Vie suelen plantear, Salazar y Marrero aprietan desde la primera bola. La consecuencia inmediata es un tempranero break al saque de Majo cuando Alejandra cruza una afiladísima bandeja que descoloca a Mapi (0-1).

 

En 7 minutos, que es lo que dura el primer juego, la pareja número dos presenta sus credenciales, al contrario que en San Fernando. Ale danza de atrás adelante, un fabuloso vaivén en el que ora persiste con el cruzado ora descubre huecos en el paralelo. A su lado, Marta impone su fiereza en cuanto asoma en la red.

 

En blanco consolidan una rotura (0-2) que empina el camino de las hermanas. Ante esta situación, con Ale y Marta dictando el ritmo, la respuesta de Mapi y Majo retrata de manera fiel su categoría como jugadoras. Cuanto mayor es el desafío, más intenso es el empuje de las Sánchez Alayeto. Su voluntad indómita de imponer su sello, su empeño permanente de ir hacia adelante para gobernar es una garantía de espectáculo. Pueden despeñarse pero nunca traicionarse.

 

Esta vez, su sostenida y creciente embestida da sus frutos. Con la diana apuntando sobre Salazar, se abren paso hacia la cinta por ese lado para evitar la pegada de Marrero a quien Majo, con su envenenado y preciso liftado, contiene al fondo.

 

Se aprieta el duelo y da paso un hermoso y vibrante espectáculo entre las dos mejores parejas del momento. Sufre el saque de Majo en el quinto pero es el servicio de Marta el que cae en el sexto.

 

Con todo igualado, un desajuste de Ale que va a la red y de Marrero que queda al fondo abre la primera fisura. La ocasión de rotura se transforma en break tras un fusilamiento de las gemelas. El primer remate, de Mapi, lo devuelve Salazar con la espalda en el cristal de fondo; el segundo, de Majo, consigue su objetivo (3-3).

 

La ofensiva de las de Star Vie obliga a la madrileña de Head a recular hacia al fondo, un pecado capital ante el fuego de mortero de las zaragozanas. En el séptimo, tras solventar un inquietante 0-30 con saque de Mapi, culminan la remontada con un parcial de 3-0 (4-3).

 

 

Las gemelas no dan opción con su saque (dos restos seguidos de sus rivales en blanco) aunque tampoco logran despegarse. El trabajo de Ale y Marta, inconmensurable, les mantiene en liza. El tie break acaba dictando sentencia. Con 3-3, Majo lo aguanta todo al fondo hasta que gana red y recurre al remate para sorprender a Marrero. Ese mini-break resulta decisivo para el primer acto. Finalmente, tras un prodigioso ejercicio defensivo de Mapi y Majo, Salazar estrella en la red sus aspiraciones en la primera manga (7-6).

 

Intercambio de golpes inicial

 

Ese ajustado desenlace hace perder comba a Marrero y Salazar que tropiezan en la reanudación. Un error de cada una; Marrero con la volea y Alejandra con una bandeja, confluye con el acierto de Mapi para derribar el primer saque de Marta. La de Star Vie, espléndida, lo tapa todo en la red y cierra con su remate (1-0).

 

La rotura, sin embargo, no dinamita el juego de sus rivales. Alejandra y Marrero se abalanzan sobre la cinta para apretar el servicio de Mapi. Una fabulosa volea en paralelo de la canaria de Black Crown devuelve el break (1-1).

 

Pero las gemelas no aflojan. De inmediato recuperan el trazo desde el resto para poner contra las cuerdas el saque de Salazar. Hoy, incluso el azar sonríe a quienes exhiben la corona. La cinta termina por definir el asalto de las hermanas que rubrican otra rotura (2-1). La sonrisa de Salazar ante el infortunio desprende una momentánea resignación que, enseguida, se transforma en rebeldía.

 

Porque Ale y Marta, pese a todo, no se dejan ir. Su persistente resistencia les lleva, incluso, a superar otras dos bolas de break en contra, esta vez en el séptimo. Mapi, monumental, impone primero su remate. Después, despliega un gran trabajo en la red que cierra su hermana. En ambos casos, Marrero deshace el entuerto.

 

marta-marrero-final-femenina-estrella-damm-valladolid-open-2015

Foto: WPT.

 

Sin embargo, desde el resto, Salazar y Marta no logran recuperar el hilo inicial. La pegada de las Sánchez Alayeto exige una extrema precisión en los globos de Ale y Marrero. El irregular estado de una pista recién instalada, sin embargo, lo convierte un ejercicio de insostenible exactitud.

 

Mapi y Majo, inalcanzables con el saque, no dan opción alguna y acaban por finiquitar el duelo en el décimo tras un error de Marta con el globo (7-6 y 6-4). El abrazo de las hermanas celebra su segundo título de la temporada tras estar presentes en tres de las cuatro finales.

 

Sus rivales suman dos derrotas consecutivas en el encuentro decisivo, y apuntan ya a Málaga para romper la racha.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address