La pugna mantenida entre Fabrice Pastor y el grupo Damm por el control del padel profesional ha sido un terremoto que ha agitado distintos ámbitos. También el avispero federativo ha despertado al vaivén de este estruendoso enfrentamiento.

 

Ambiciones particulares no colmadas, rencillas personales en carne viva, alianzas de intereses entre partes que se repudian, torpeza, favores, maniobras subterráneas,… Todo ello compone un cóctel infecto que explica, en gran medida, el descorazonador panorama del padel federado en España.

 

El temblor parece que finalizó el pasado 5 de octubre cuando el CEO de Monte-Carlo International Sports asumió su derrota por la falta de apoyo de los jugadores a su proyecto IPT y anunció su retirada del mundo del padel.

 

Fabrice Pastor renuncia al circuito International Padel Tour y abandona el padel

 

La sacudida, en principio, cesó pero los efectos del seísmo provocado por este pulso siguen vigentes y el tsunami generado a partir de él amenaza con arrasar algunas de las débiles estructuras de este deporte.

 

La Guerra del Padel emerge en las federaciones

 

En este contexto se enmarca la iniciativa de ocho presidentes de federaciones territoriales que, de manera pública, han pedido explicaciones a Alfredo Garbisu, máximo dirigente de la Federación Española de Padel, por el devenir de el organismo, su relación con el proyecto de Fabrice Pastor y el estado de sus cuentas.

 

Todo ello lo hacen a través de una carta abierta difundida públicamente por las federaciones de Valencia, Cataluña, Galicia, Cantabria, Asturias, Castilla La Mancha, Baleares y Ceuta.

 

federaciones-territoriales-de-padel-criticas-con-fep

 

Carta al presidente de la FEP: claves de un reproche público

 

La misiva, hecha pública por estos organismos, contiene tres cuestiones centrales en su argumentario:

 

Apoyo al circuito International Padel Tour

 

Los presidentes de estas federaciones cuestionan el apoyo que, en su opinión, ha prestado Garbisu al proyecto de Fabrice Pastor y le reclaman conocer los motivos. Además, le recriminan que se hubiera decantado por la iniciativa de Monte-Carlo International Sports que, según aseguran, planteaba “una clara discriminación” hacia las jugadoras dado que IPT “nunca ha pretendido contar con las deportistas femeninas para su proyecto”.

 

Estado económico de la FEP

 

Tras el portazo de Fabrice Pastor al padel, estos ocho mandatarios quieren saber si MCIS renunciará también “al patrocinio que esta compañía había comprometido con la FEP para el próximo año en el circuito nacional de menores”.

 

Los dirigentes federativos desvelan que la FEP “actualmente se encuentra en quiebra con un patrimonio negativo de 125.483€”.

 

Por este motivo, reclaman conocer el Plan de Viabilidad presentado al Consejo Superior de Deportes, dirigido a corregir “la actual situación patrimonial de la FEP, el ajuste presupuestario del 2018 y los planes económicos futuros”.

 

Deterioro de imagen

 

Los presidentes de estos organismos señalan el “fuerte deterioro de la imagen de nuestra Federación nacional y de nuestro deporte” que se ha producido por todo lo anterior expuesto.

 

Y, por ello, conminan a Alfredo Garbisu a que proporcione “las debidas explicaciones cuanto antes, en los correspondientes órganos de gobierno de la FEP o donde él considere adecuado para su mayor comodidad”.

 

Texto íntegro de la Carta Abierta al Presidente de la FEP, Alfredo Garbisu

 

Carta Abierta Presidente FEP Alfredo Garbisu Federaciones Territoriales

 

La Federación Española de Padel estudia una respuesta

 

Padelazo.com ha contactado con el presidente de la FEP, Alfredo Garbisu, para conocer su valoración acerca del comunicado difundido por estos dirigentes territoriales. El mandatario de la española se ha mostrado comedido, en sintonía con el cargo institucional que ocupa, aunque ha indicado que estudian la respuesta oficial.

 

Garbisu, no obstante, ha reconocido que no le ha sorprendido del todo esta iniciativa de esos ocho presidentes y se ha mostrado con “todas las ganas de seguir trabajando por la FEP”.

 

Respecto a la situación económica de la entidad que preside, ha expresado su disconformidad con las acusaciones recibidas y se ha manifestado su confianza de que, en breve, tendrá el visto bueno oficial del CSD al Plan de Viabilidad diseñado para corregir ese desequilibrio patrimonial del que, según su versión, estaban todos al corriente al tratarse de una decisión consensuada en la asamblea por la que se renunciaba al pago de unas cantidades relacionadas con el abono de licencias.

 

alfredo garbisu

Foto: FEP.

Contexto: precedentes y contradicciones

 

Este movimiento de ocho de las 20 federaciones territoriales de la FEP no es un hecho espontáneo. Está claramente conectado a la pugna por el control del padel profesional aunque pretende presentarse como una iniciativa aislada, es imposible ignorar otros hechos relevantes que resultan imprescindibles para darle una dimensión más amplia a todo lo que está sucediendo.

 

La misiva pública difundida desde estas ocho federaciones contiene una serie de afirmaciones encaminadas a cuestionar la gestión de Alfredo Garbisu y su Junta Directiva al frente de la FEP. La elección de sacar sus críticas fuera del entorno federativo obedece a una estrategia de acoso y derribo premeditada cuando se alcanza el ecuador del mandato de los actuales dirigentes de la Española.

 

Sin embargo, algunos de los argumentos escogidos parecen entrar en contradicción con otros hechos relacionados cuando se amplía el punto de vista.

 

Apoyo al circuito International Padel Tour

 

El reproche inicial por el que comienzan en su misiva de rechazo es el apoyo del presidente de la FEP al proyecto de Fabrice Pastor.

 

Uno de los argumentos principales que oponen a su respaldo es el trato discriminatorio de la propuesta que el empresario monegasco presentó al circuito femenino en comparación con el de hombres.

 

Lo cierto es que la propuesta de Pastor fue claramente insatisfactoria para las profesionales y la mayoría de las top nunca la tuvo en consideración.

 

Sin embargo, resulta llamativo que esta preocupación por el respaldo de la FEP a una iniciativa como la de MCIS la compartan los presidentes de estas ocho federaciones, algunas de las cuales promueven pruebas y torneos con premios inferiores para las jugadoras respecto a los de los jugadores.

 

Además, algunos de estos presidentes tiene vinculación directa con World Padel Tour, un circuito que ha mantenido congelados los premios de los torneos femeninos durante tres años mientras ha ido incrementando los masculinos y que, para 2019, pese a un aumento considerable, consolidará una brecha económica abismal entre ambas competiciones.

 

World Padel Tour aumentará en un 50% de media los premios del padel femenino en 2019

 

Las cuentas de la FEP

 

Es lógica la inquietud de estos mandatarios críticos con el actual presidente por la situación económica de la Federación Española de Padel. Aunque parece que el propósito de esta acción no es tanto solicitar explicaciones (tienen cauces legales y órganos formales para pedirlo) sino hacerlo de manera pública para cuestionar la gestión de Garbisu, justo a mitad de su mandato.

 

En cualquier caso, la situación merece aclaración. Tanto como las acusaciones que formuló la propia FEP en un comunicado oficial hacia uno de los presidentes díscolos sobre la “ocultación de miles de licencias a la Federación Española por parte de Pere Hérnandez como presidente de la Federación Catalana, con el consiguiente perjuicio económico para los recursos que se destinan al padel español”.

 

foto asambleista fep

Foto: FEP.

 

Consenso hacia una candidatura de cambio

 

El 23 de julio de 2016, Alfredo Garbisu, hasta entonces vicepresidente de la Federación Vizcaína de Padel, fue elegido presidente de la FEP. Cuatro días después, se produjo su nombramiento oficial.

 

El relevo en el máximo ente federativo del padel en España fue el resultado de un insólito movimiento de cambio que aglutinó las voluntades de 16 de las 18 federaciones territoriales existentes entonces.

 

Se pusieron de acuerdo los y las presidentas de los organismos de Andalucía, Madrid, Cataluña, Ceuta, Asturias, Extremadura, Valencia, Aragón, Murcia, País Vasco, Castilla-La Mancha, Cantabria, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla (el 90% de las licencias nacionales) para provocar un cambio en la FEP, dirigida por Miguel Medina durante 16 años.

 

Se aparcaron los nombres por una vez y, durante semanas, trabajaron en un proyecto común que tenía como principios clave:

 

· Normalización de las relaciones institucionales con la F.I.P., World Pádel Tour y Federaciones Autonómicas, entre otras, así como la colaboración con todas ellas en pro del crecimiento del pádel.

· Ordenación y dinamización del circuito de menores.
· Mejoras en la comercialización de la imagen FEP.
· Formación.
· Competición Nacional.
· Tecnificación Nacional.
· Atención al federado.

 

Todas aquellas federaciones, entre ellas las ocho que hoy claman en público, propiciaron el vuelco en la FEP. Alfredo Garbisu salió elegido en la Asamblea por 46 votos a favor, 2 abstenciones y ningún voto en contra.

 

maria-del-mar-garcia-lorca-mocion-de-censura-en-la-fap

María del Mar García-Lorca.

 

Garbisu no fue el único candidato

 

Aquel consenso, aparentemente, giró inicialmente en torno a las ideas. El acuerdo de las entidades participantes en este movimiento común era, llegado el momento, presentar candidaturas, votarlas y ofrecer el respaldo total a la elección resultante para hacerla ganadora.

 

A Garbisu fueron a buscarle algunos a su Bilbao natal. Pero no fue la única opción contemplada. Emergió María del Mar García-Lorca, entonces presidenta de la Federación Andaluza de Padel, una candidatura de rebote que asomó tras el rechazo que produjo la posibilidad de impulsar a Alfonso Monferrer, el presidente del ente valenciano.

 

Su postulación, aunque contó con apoyos, no fue siquiera votada al ser rechazada en el seno de este grupo de federativos por estar implicado en varios casos presuntamente delictivos relacionados con el Banco de Valencia (algunos de los cuales fueron sobreseídos aunque otro le ha llevado directamente al banquillo ante un juez).

 

La votación para elegir a un candidato único por parte de esta iniciativa de 16 federaciones (previa a la Asamblea) fue muy ajustada. Garbisu se impuso por un único voto a la andaluza y fue presentado en solitario y apoyado por todos los de este movimiento.

 

La nominación definitiva de Alfredo Garbisu impuso un periodo de calma aunque no apagó algunas ambiciones que hoy vuelven a aflorar.

 

pere hernandez cesado fep y fip

Foto: Captura Video A3 Tv.

 

Enfrentamiento con el presidente de la Federación Catalana de Padel

 

La participación del presidente de la Federación Catalana de Padel en este movimiento crítico no es una sorpresa.

 

Pere Hernández formó parte de la Junta Directiva de Garbisu hasta que éste decidió cesarle tras su participación como dirigente territorial, en septiembre de 2017, en una reunión del Comité Olímpico Catalán en la que se aprobó por unanimidad el apoyo a la celebración del Referéndum del 1-O en Cataluña, la cesión de locales de las federaciones para la colocación de las urnas y el apoyo a la independencia de la región (ver video aquí).

 

Además, según la FEP, en 2014 Hernández intentó el “reconocimiento independiente de la Federación Catalana dentro de la Internacional”.

 

Todo aquello provocó la destitución de Hernández de su cargo directivo en la FEP por “falta de lealtad” y, un año después, su cese como representante de la Española en la FIP.

 

El presidente de la FCP denunció irregularidades por parte de Garbisu para forzar su destitución del organismo internacional y presentó una denuncia ante el Comité de Disciplina de la FEP que hoy, aún, sigue su curso.

 

La ruptura entre ambos dirigentes fue notoria y aquello supuso el primer gran quiebre del consenso con el que arrancó el mandato de la actual junta.

 

Pere Hernández pasó a formar parte del sector crítico lo que supuso, para Garbisu, encontrarse a una de las federaciones territoriales de mayor peso frente a él.

 

El ente catalán se topó, de pronto, con alguna llamativa alianza (impensable hasta entonces) en su oposición al actual gobierno de la FEP. Aquella chispa (o más bien, chispazo) ha contribuido, en parte, a desencadenar el incendio de hoy tras la adhesión de otras federaciones.

 

alfredo-garbisu-y-fabrice-pastor

 

El apoyo a Fabrice Pastor

 

El pulso de Pastor como alternativa excluyente de World Padel Tour tiene un peso capital en todos estos acontecimientos. El empresario monegasco maniobró para incorporar a las federaciones a su proyecto.

 

El sueño roto de Fabrice Pastor: demasiado despecho y poca autocrítica

 

Entró en la FIP a través de la Federación Dominicana de Padel y se unió, de inmediato, al movimiento existente para derribar al presidente de la FIP, Daniel Patti, en el que jugaban un papel destacado las federaciones de España y Portugal.

 

Pastor tomó parte del encuentro que hubo en Lisboa el pasado mes de junio para decidir presentar una moción de censura contra Patti. Su propósito, según algunas fuentes, era liderar él mismo el organismo internacional. Patti acabó dimitiendo antes de la acción normativa contra él y a Pastor se le despejó el camino pero no lo pudo aprovechar.

 

A nivel interno, el de Monte-Carlo buscó alianzas en el seno de la FEP, a través de algunas de las territoriales y, desde luego, con el presidente. A la presentación de su proyecto International Padel Tour, no sólo invitó al propio Alfredo Garbisu sino que le dio un papel destacado en el acto.

 

Toda esta actividad, en plena pugna por el control del padel profesional, fue percibida por el Grupo Damm como una amenaza directa a la posición hegemónica de su circuito y le hizo reaccionar.

 

fabrice pastor con presidentes de algunas federaciones de padel

De esta reunión salió la moción de censura al entonces presidente de la FIP, Daniel Patti.

 

La alargada sombra de WPT

 

La vinculación de varios de los críticos con World Padel Tour es más que evidente, bien por relaciones personales o profesionales. Algunas de ellas son bien visibles.

 

Valencia, el principal foco del movimiento crítico, es un claro ejemplo de ello. El presidente de la FPCV, Alfonso Monferrer ha desarrollado parte de su actividad profesional en el Banco de Valencia (una parte de su labor como ex director de Sociedades Participadas Inmobiliarias de esta entidad le ha llevado a estar inmerso como implicado en una gran causa judicial por presuntas irregularidades inmobiliarias en dicha entidad financiera).

 

Luis Torres y Alfonso Monferrer

Foto: Cadena Ser.

 

Luis Torres, actual Director de Expansión Nacional de WPT, también ha desarrollado parte de su actividad profesional en el Banco de Valencia.

 

El directivo de DAMM ha estado desde hace años muy vinculado al padel valenciano. En la actualidad, forma parte de la actual Asamblea del ente federativo que preside Monferrer. Además, en las últimas elecciones de la Valenciana, Torres fue vocal de la Junta Electoral Federativa que veló por el buen funcionamiento de los comicios que permitieron a Monferrer revalidar su presencia en el ente federativo valenciano.

 

Por su parte, el presidente de la Federación Cántabra de Padel, Honorio García, es uno de los jueces árbitro oficiales de World Padel Tour. Hasta el pasado mes de junio formó parte de la Junta Directiva como vocal. En ese momento, abandonó su cargo. Lo hizo al mismo tiempo que el presidente de la Federación Gallega de Padel, Manuel Fernández Prado, vicepresidente de la directiva de Garbisu. Ambas renuncias se produjeron en pleno apogeo del ‘caso IPT’.

 

rueda-de-prensa-gijon-open-1-768x432

Foto: WPT.

 

Por su parte, el presidente de la Federación de Padel del Principado de Asturias, Pablo Velasco, ha sido promotor de varias pruebas recientes de World Padel Tour. En concreto, trabajó junto al impulsor del Master de Miami de 2017 y también se presenta como promotor del Open de Gijón celebrado en 2016.

 

Miami Padel Masters 2017: del sueño americano a la pesadilla deportiva

 

(Des)Acuerdo sobre el pago de licencias a la FEP

 

La polémica por la liquidación del canon de licencias por parte de las territoriales a la FEP no es un asunto nuevo. La actual Junta Directiva de Garbisu heredó este asunto de la época de Miguel Medina.

 

En esta nueva etapa, alcanzaron un consenso unánime para el pago de las cantidades adeudadas de los ejercicios 2015, 2016 y 2017.

 

El conflicto ha surgido en torno al pago de las licencias de las temporadas 2018 y 2019.

 

La Asamblea de la FEP celebrada el pasado mes de junio emergió como un punto de ruptura. Los críticos decidieron no aceptar la propuesta de la directiva de Garbisu y se opusieron a aceptar un sistema que, según la FEP, mantiene la misma fórmula que los tres años anteriores (y que fueron aprobados) pero incrementa ligeramente los porcentajes para proveer a la FEP de un remanente.

 

Para los críticos, esta propuesta llevada a la asamblea buscaba trasladar a las territoriales el esfuerzo económico necesario para equilibras unas cuestas negativas. La iniciativa de Garbisu no contó con los apoyos suficientes para salir adelante y ello tumbó también los presupuestos de la FEP.

 

Fuentes cercanas a la Federación Española de Padel perciben esta negativa como un intento de bloqueo económico del organismo por parte de esos dirigentes en su estrategia de acoso (¿y derribo?) a Garbisu.

 

Patti FIP Mario Hernando WPT y Alfredo Garbisu FEP

Foto: WPT.

 

Reacción de la FEP

 

De momento, la única reacción de la Junta Directiva de Garbisu ha sido implicar en el conflicto a los jugadores y jugadoras y también a los clubes adscritos a las federaciones díscolas. A través de una comunicación, les advierte de que, si estos organismos no formalizan el pago a tiempo, no podrán participar en sus pruebas. La primera, el Campeonato de España de Veteranos por Equipos de 3ª categoría de este próximo fin de semana.

 

Ante esto, las ocho federaciones han decidido abonar el canon de licencias pero han expresado su disconformidad porque consideran que, al no estar aprobado aún por la asamblea, no deben hacer frente a dicho pago.

 

Algunas de ellas, como la catalana y la de Baleares, han difundido un comunicado con los mismos argumentos en el que califican la acción del ente presidido por Garbisu de chantaje y presión “fruto de la imposibilidad de atender sus compromisos de pago”.

 

comunicado presidente federacion padel baleares respuesta FEP

 

¿Moción de censura?

 

El objetivo de todo este movimiento es muy claro: desalojar a Alfredo Garbisu de la FEP. De momento, los críticos no tienen votos suficientes para sacar adelante una moción de censura pero su fuerza se sostiene en una conjunción de intereses que ha despertado ambiciones y visualizado oportunidades en el ecuador del mandato.

 

Desde World Padel Tour vigilan con formidable interés este escenario.

 

¿Resistirá el dirigente bilbaíno al frente del máximo órgano federativo del padel español? ¿Y si el CSD no aprueba el Plan de Viabilidad presentado por la Junta Directiva actual? ¿Qué salida le queda a Garbisu?

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address