Se estrenaban las Martas juntas en una semifinal. Eran las favoritas y cumplieron. Pero tuvieron que abrirse camino ante la pareja revelación del cuadro femenino del Cervezas Victoria Marbella Master 2019.

Ana Catarina Nogueira y la joven Paula Josemaría pusieron contra las cuerdas a Marta Marrero y Marta Ortega y, aunque acabaron cediendo, volvieron a ofrecer una magnífica impresión.

¿Cómo fue el partido? Aquí tienes la crónica.

Primera semifinal femenina Cervezas Victoria Marbella Master 2019

El momento es crítico. En pleno duelo sobre el alambre, se ven atrapadas en una mazmorra táctica que sus contrarias han elaborado expresamente para ellas. El marcador refleja un 0-4 abajo en el tie break y amenaza con despeñarlas por el abismo de las dudas.

Toca dar un paso al frente, ser valientes o despeñarse en el primer set. No hay más opciones para Marta Marrero y Marta Ortega, una pareja que se enfrenta a su primera prueba de fuego como tal.

Advertidas están antes de comenzar el penúltimo duelo del cuadro femenino. La trayectoria de sus rivales, Paula Josemaría y Ana Catarina Nogueira, les anuncia un camino de espinas. La cacereña y la portuguesa, en su estreno como pareja, se presentan con dos piezas de caza mayor: las primeras cabezas de serie, Lucía Sainz y Gemma Triay; y la pareja 7, la malagueña Bea González y la Cata Tenorio.

La duda es comprobar si el escenario, una central caliente tras la vibrante remontada en semis de Paquito Navarro y Juan Lebrón, restará atrevimiento a estas dos jugadoras que, por primera vez, se asoman a esta ronda.

NO TE PIERDAS ESTO:   La apoteósica remontada de Juan Lebrón y Paquito Navarro enloquece a la grada en semifinales del Master de Marbella

Marrero y Ortega, intimidantes, salen a marcar el territorio desde el principio. Se apuntan en blanco el primero y tratan de presionar desde el resto aunque no logran el break (1-1).

Las aspirantes empiezan algo titubeantes, con algunos errores no forzados, pero enseguida dibujan un trazo sólido. Toma las riendas la Portu para dictar el juego en paralelo sobre Ortega. Lo hace con una precisión quirúrgica y una persistencia encomiable. Busca evitar el mazo de Marrero y abrirle camino a su compañera.

La propuesta, además, es una exigente prueba al estado de acoplamiento de la M&M.

La portuguesa de Volt impone el ritmo y sobre él emerge la afilada zurda de Paula. Y sí, sufren las favoritas que se ven obligadas a esquivar dos opciones de break en contra en el quinto juego al saque de Marrero (3-2). El aviso, desde luego, confirma el peligro de la pareja hispano-lusa.

Las Martas también disponen sus oportunidades. Con Ortega sosteniendo en la derecha, Marrero se libera en cuanto puede y gana metros. La de Black Crown es temible cuando avanza con la bola por delante.

Así, en el sexto, amenazan el saque de Nogueira. Disponen de dos bolas de break pero no transforman ninguna (3-3).

A estas alturas, cada punto es toda una guerra llena de alternativas. Y ahí asoma Paula que se hace gigante hasta acabar encandilando a la grada. Lo firma con su estilo valiente, su juego afilado.

La efectiva fórmula es reiterativa. La Portu desplaza a Martita hacia la T y, cuando ésta devuelve cruzado, la zurda de Head encuentra el ángulo a su derecha.

Se suceden los golpes y se equilibra el juego. El tie break parece la solución para resolver la pugna. Pueden evitarlo M&M en el duodécimo con hasta cinco opciones de quiebre al saque de Paula. No pueden aprovechar ninguna (6-6).

Ya sobre al alambre, se muestran de inicio más certeras Josemaria y Nogueira que firman un 4-0 a su favor. Tienen contra las cuerdas a sus contrarias pero no culminan lo iniciado. Se precipita Paula en algunas decisiones y emerge Marrero, valiente, brillante. Se libera del fondo, pide paso y destroza a sus oponentes con el revés a dos manos y el remate.

Se llevan un tie break que tenían perdido (7-6) y ahí, en ese triunfo parcial, encuentran el camino al éxito.

marta-marrero-cuartos-cervezas-victoria-marbella-master-2019
Foto: WPT.

Porque el golpe es duro para la pareja hispano-portuguesa. Tanto que, de vuelta en el segundo, encajan un break al saque de Ana Catarina (1-0).

Tienen aún una opción para responder pero no convierten la oportunidad de rotura que tienen en el segundo juego al saque de Marrero (2-0).

Ahí se esfuman las opciones de éstas. Ortega ajusta el paso y domina ya desde la derecha. Contiene a Paula en el cruzado, la invita a desplazarse y le devuelve los ángulos que había recibido.

A su lado, Marrero despliega la artillería. Gobiernan ya el duelo y la consecuencia es otra rotura, esta vez en el séptimo, que se vuelve definitiva (5-2).

Con saque propio, cierran el partido (7-6 y 6-2), ponen fin a la hermosa epopeya de sus contrarias y se ganan el derecho a disputar su primera final juntas.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address