Cuatro parejas y cuatro pruebas superadas. Del 2 al 5, las cabezas de serie se ganaron su puesto en el penúltimo peldaño de la competición tras resolver los cuartos masculinos del Swedish Padel Open 2019.

Cada una afrontó su propio desafío y lo superó con herramientas que las definen: la gestión emocional, el oficio cuando cae el físico, la disciplina y el temple, la solidez.

Cuartos masculinos del Open de Suecia 2019

Tres de los cuatro partidos de cuartos de final masculinos se desarrollaron bajo los focos del escenario principal. Los enfrentamientos de las parejas de mayor ranking fueron exhibidos en el streaming. El otro, sin embargo, el que enfrentó a los verdugos de los números 1 con los cabezas de serie número 5, quedó a la sombra de la pista auxiliar sin retransmisión.

Paquito y Lebrón se prenden a la vez

Un pelotazo fortuito hizo aflorar una fisura en una de las parejas más en forma del circuito.

En un lance del juego, no pudo pegarle por arriba Juan Lebrón pero sí lo hizo de inmediato su rival, Miguel Lamperti. El remate de El Canoso impactó directamente en el rostro de El Lobo, cerca de su ojo.

El gaditano ni siquiera solicitó la asistencia médica aunque los efectos del bolazo fueron perceptibles enseguida. Las secuelas más importantes, no obstante, se produjeron en lo anímico.

El golpe provocó una combustión interna en Lebrón. Su compañero trató de canalizar esa energía emocional pero el de Babolat tardó en responder. Necesitaba digerir el episodio.

Apenas duró unos juegos, el tramo final del primer set; suficiente para que aflorase una leve desconexión entre ambos. La intervención de Ramiro Choya en el banco resultó crucial para ayudar a ambos jugadores a reconducir la situación.

Lo hicieron a tiempo de desequilibrar el primer set. Un Lamperti, hiperactivo, y un Capra, algo irregular, no pudieron aprovechar el momento.

La respuesta de los andaluces al desencuentro fugaz estuvo a la altura de su juego. Lejos de refugiarse en sus demonios, se buscaron mutuamente hasta que acabaron por encontrarse. La estampa de ambos, abrazados, camino del banquillo al terminar el primer set, sirvió para explicar el trabajo de una pareja que no para de crecer.

En el segundo set, con Lebrón recuperado para la causa por un Paquito con galones, pasaron por encima de sus rivales y les despidieron de su último torneo juntos (7-5 y 6-1).

En semis, Paquito y Lebrón se enfrentarán a Ale Galán y Juani Mieres, una final anticipada con sabor a revancha.

Galán y Mieres ganan sobre la bocina

Los finalistas de Valladolid resolvieron un complicado encuentro ante los argentinos Fede Chingotto y Juan Tello.

Tuvieron opciones ambas parejas de llevarse el encuentro. Incluso, lograron adelantarse en el marcador, pero ninguna consiguió despegarse. El resultado fue un encuentro vibrante con algunas acciones espectaculares.

El tie break resolvió ambos sets y lo hizo del mismo lado. Ale Galán y Juani Mieres estuvieron más efectivos que sus rivales, en contraposición, sobre todo, a un impreciso Chingotto que esta vez falló demasiado en los momentos clave. Los favoritos consiguieron decantar los detalles a su favor para finiquitar el encuentro justo cuando El Hispano tuvo que recibir atención médica en un gemelo (7-6 y 7-6).

Veremos cómo afrontan las semifinales contra Paquito y Lebrón.

Mati y Stupa vienen fuerte

Cuarta semifinal para Matías Díaz y Franco Stupaczuk. Los cabezas de serie número 4 superaron su duelo de cuartos de final con una autoridad espléndida.

Agustín Gómez-Silingo y Tito Allemandi les complicaron de inicio el partido con un break inaugural que anunciaba batalla.

Pero Stupa y Mati reaccionaron de manera impecable. The Warrior protagonizó un actuación imperial que no sólo contuvo las acometidas de sus adversarios, sino que acabó desarbolándoles. A su lado, Stupaczuk, recuperado de su percance en Valladolid, achicó espacios y se buscó pista para descargar a su compañero.

Allemandi y Silingo no encontraron respuestas efectivas ni en el primer set ni en el segundo (6-3 y 6-2).

En semis de este Open de Suecia, se medirán a Uri Botello y Javi Ruiz.

Botello y Ruiz se saben el camino

Tardaron siete torneos en cruzar el umbral de cuartos. Lo consiguieron en Valladolid y, una semana después, repiten clasificación en el Swedish Padel Open 2019.

Javi Ruiz y Uri Botello superaron los cuartos de final frente a la revelación del torneo: Adrián Blanco y Javi Martínez.

Los verdugos de los números 1 trataron de prolongar su sueño pero se toparon con la solidez de los cabezas de serie número 5 que no mostraron fisuras en su juego y se hicieron con un triunfo merecido (6-3 y 6-3).

Stupa y Mati serán sus rivales por un puesto en la final.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address