No son una pareja más. Nunca podrán serlo. El paso del tiempo, por más inexorable que resulte, sólo les alcanza hoy a lo físico. Un peaje insignificante. El resto, lo sustancial, queda a salvo. O, al menos, así debe ser. Combatir la desmemoria de este deporte, maniatado por las prisas y deformado por los intereses mercantiles, debe ser tarea de todos; o sino, de muchos.

Los ecos del pasado torneo argentino, algún cumpleaños ilustre, el enésimo episodio del baile de parejas y hasta la aparición de un jugador japonés en el circuito profesional de pádel han copado la agenda informativa previa al Master de Valladolid. Un menú de noticias que ha dejado sin espacio a un hecho relevante: los míticos Seba Nerone y Gaby Reca vuelven a jugar juntos aunque sólo sea por una prueba.

Vuelven los míticos: la noticia invisible

La unión de Nerone y Reca es, sin duda, una noticia con mayúsculas. En otro deporte o, incluso, en este mismo pero en otras circunstancias, el hecho tendría un lugar de privilegio en la narrativa del master vallisoletano.

Seba Nerone y Gaby Reca, la pareja que gobernó el pádel mundial en 2001; la dupla que libró mil batallas con los mismísimos Bela y Juan Martín durante seis temporadas; el dúo que sirvió de referencia a quienes fueron los más grandes, vuelve a compartir el mismo lado de la pista.
Y eso, más allá de la tiranía de los resultados, es una oportunidad irresistible que merece un tratamiento mayor al recibido.

Hace unos días, el Master de Buenos Aires rescató un pedazo de la historia del pádel para mostrárselo al mundo.

NO TE PIERDAS ESTO:   El padel hace memoria y rinde tributo a dos grandes en el inicio del Master de Buenos Aires 2019

El tributo rendido a Roby Gattiker fue un mensaje hermoso. Aquel pasillo que formaron jugadores de ayer y de hoy sirvió de túnel del tiempo por el que asomó la leyenda argentina para recordarnos a todos que este deporte es mucho más que el último punto disputado.

roby-gattiker-dieciseisavos-final-buenos-aires-padel-master-2019
Foto: BAPM.

El acierto de los organizadores del torneo argentino fue absoluto. Los promotores de Valladolid están ante una ocasión única de honrar a esta histórica pareja, protagonista indiscutible del pasado más reciente.

Es cierto que ambos continúan en activo. Nerone, que cumple 43 años esta misma semana, aún no ha pasado de octavos esta temporada. Reca, que en dos meses sumará 45 primaveras, ha jugado tres de los seis torneos disputados de momento y sólo se ha asomado una vez al cuadro principal.

Pero los resultados son una cuestión menor en dos jugadores que marcaron una época. El regreso de Los Míticos va más allá de cualquier marcador y, tal vez, en Valladolid sea la última oportunidad de verles juntos, de agradecerles en vivo todo lo que regalaron.

En Argentina, a Gattiker, invitado con una wild card, le llevaron al escenario central para que disputara allí sus dos partidos. En Valladolid, Reca y Nerone se conformarán con la pista auxiliar para su estreno, mañana martes, ante Javi Garrido y Martín Di Nenno, dos jóvenes que no habían nacido aún cuando sus rivales de este torneo ya escribían su historia, la suya particular y la del pádel.

nico-della-vecchia-2-con-seba-nerone-y-gaby-reca

Reca – Nerone: un legado impagable de pádel

No es una cuestión de nostalgia sino de reconocimiento. Porque Gaby Reca y Seba Nerone fueron dos jugadores enormes que multiplicaron sus valores cuando dieron forma a su alianza. La pareja bonaerense construyó un espléndido dictado de juego en sus mejores años, una fórmula certera que elevó siempre el espectáculo.

Desde el revés, Nerone era un guerrero imponente. Siempre dispuesto para el tajo, encontraba una batalla en cada bola. Y no rehuía ninguna. No hay moqueta alguna que no haya barrido con el alma el gladiador argentino. Su despliegue era infinito; su voluntad, inquebrantable; y su afiladísima víbora, un calvario para sus rivales. Era el encargado de sostener el armazón de un juego que ideaba su compañero antes, incluso, de que la bola saliera del bote.

Reca era un arquitecto en la derecha, un metrónomo con guante de seda y puñal escondido. Uno de los jugadores más inteligentes que ha tenido el pádel; capaz de mecer el juego con una mano diabólica. Su andar cansado en la pista era puro espejismo, una suerte de ejercicio hipnótico que engañaba a sus contrarios. Cuando se percataban, ya eran presa de su talento. Su facilidad para esconder el golpe planteaba un enigma permanente a sus adversarios.

Por separado eran fabulosos. Aún hoy queda vestigio de todo aquello. Juntos, en cambio, multiplicaban sus prestaciones hasta ser sublimes. La mezcla de caracteres congenió dentro y fuera de la pista y les elevó en situaciones en las que sólo con el juego no les alcanzaba.

Ganaron partidos, conquistaron torneos, tocaron la cima y se instalaron en la historia. Los Míticos son eternos.

partido-cuadro-principal-world-padel-tour-barcelona-2014

Los Míticos: el reconocimiento del pádel como triunfo

En 1998 comenzó la andadura de la pareja Nerone – Reca (aunque su primer partido juntos fue en 1996). Fue una primera etapa que se mantuvo durante nueve temporadas.

Constituyó su gran época de esplendor, con el liderato del pádel profesional en 2001 y su fabulosa rivalidad en la pista con Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin, un periodo plagado de momentos estelares que hoy llenarían pabellones y sumarían horas de streaming.

En 2007 decidieron emprender caminos separados hasta que en 2013, primer año de la era World Padel Tour, volvieron a juntarse para afrontar una segunda etapa que duró hasta 2015.

NO TE PIERDAS ESTO:   Seba Nerone y Gaby Reca se reencuentran en torno al World Pádel Tour 2013

“Gracias por haber sido el espejo donde mirarme cuando quería ser número 1 del mundo y ellos estaban en esa posición”. Las palabras de Fernando Belasteguin en el adiós de la dupla explican claramente el legado de Los Míticos.

dedicatoria fernando belasteguin a seba nerone y gaby reca miticos separacion

El propio circuito World Padel Tour, con Óscar Solé y Andrea Ballester aún en el departamento de Comunicación, le rindió su particular tributo con un hermoso reportaje en el que familiares, amigos, rivales y celebridades subrayan el significado de la pareja dentro y fuera de la pista.

Cuatro años después y, sólo para el torneo de Valladolid, Nerone y Reca vuelven a asomarse juntos a la pista y lo harán con Rodri Ovide en el banco. Así lo anunciaron en las redes sociales.

Oportunidad irresistible para aficionados con memoria

En estos tiempos de Stupas, Tapias y Lebrones, la velocidad manda dentro y fuera de la moqueta. Lo nuevo parece quedarse viejo enseguida porque lo último es la tendencia. La pausa asoma como una debilidad; la paciencia es un cuerpo extraño. Los jóvenes aún sin probar se anuncian como realidades consagradas que convierten en veteranos a quienes, apenas, empiezan a cumplir lo que prometían.

La mirada sólo apunta hacia adelante; el presente es un mal necesario y el pasado sólo sirve para modificarlo al antojo de quien lo explique.

Y aún así, pese a ello, mañana martes el Valladolid Master 2019 vivirá un momento muy especial, apto para quienes aún tengan memoria.

En el segundo turno de la mañana (el primer partido se comenzará a las 9.30h), Seba y Gaby saltarán a la pista auxiliar para disputar juntos el que puede ser el último partido de la célebre pareja. Un verdadero regalo para el pádel, una opción irrechazable.

Los Míticos, Nerone y Reca, Seba y Gaby, sí, son noticia.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address