El cuadro femenino de este Vuelve a Madrid Open 2020 está, definitivamente, loco. Tras la agitación de la primera jornada y el sufrimiento de las favoritas en octavos, llegaron los cuartos y pusieron todo patas arriba.

Cayeron las campeonas del anterior torneo a manos de dos meritorias que crecen bajo la batuta de Gaby Reca. Perdieron también las últimas subcampeonas por culpa de dos que nunca dejan de creer. Fueron derrotadas las últimas semifinalistas ante dos que ya sabían como ganarles.

Cuartos femeninos del Vuelve a Madrid Open 2020

La pugna en los cuartos femeninos ha sido vibrante. Solo dos parejas han podido resolver su partido en dos mangas. Una de ellas son las favoritas Marta Marrero y Paula Josemaría. La otra son dos aspirantes que no suelen asomarse a estas cumbres y que han hecho añicos el propósito de Ale y Ari de reeditar título en Madrid.

El resto de contiendas ha necesitado de mil vueltas y un tercer set.

Sofía Araújo y Virginia Riera ignoran el ranking

En realidad, la portuguesa y la argentina, pareja 11 del circuito profesional, no atendieron a la condición de dupla número 1 de sus contrarias, ni a su palmarés, ni al hecho de que fueran las campeonas del torneo disputado hace dos semanas en este mismo escenario.

A Sofía y a Virginia ni siquiera les intimidó la racha de 9 victorias y una sola derrota que exhibían Las AS. Las pupilas del mítico Gaby Reca se plantaron sobre la moqueta azul y desplegaron con fiereza sus mejores argumentos.

Y así brilló la tremenda potencia de Araújo (25 años), jugadora de paso firme y pegada definitiva. Y de esa forma percutió el juego picante de Riera (31 años), jugadora inteligente, de brújula indescifrable y revés afilado.

Ambas maniataron a Ale y Ari, incómodas siempre en su planteamiento, incapaces de acercarse a la versión arrolladora que les llevó al título en el anterior torneo. En verdad, Las AS han estado muy lejos durante toda la competición.

Así que no fue extraño que el tie break del primer set cayera del lado de la dupla argentino-portuguesa cuya progresión es ascendente.

La categoría de Salazar y Sánchez insinuaba una reacción en el segundo parcial pero las dificultades para gobernar el juego fueron oscureciendo sus posibilidades. Ari se ofuscó y Ale acabó extraviándose.

El triunfo fue para Sofía y Virginia que ya miran en semifinales a Bea González y Martita Ortega.

Bea y Martita reconocen el camino

Era el mismo partido de cuartos de final del Master de Marbella. Venció, de nuevo, la misma pareja que protagonizó una gran actuación de principio a fin.

Bea González y Marta Ortega, la dupla número 3, encontró el camino a las semifinales. Lo hizo a costa de unas gemelas Sánchez Alayeto que aún no han alcanzado su mejor versión.

La malagueña y la madrileña sorprendieron a sus contrarias desde el principio con un break que las situó con un parcial de 4-1. Fue suficiente para que se hicieran con el primer parcial.

En el segundo, Mapi y Majo reaccionaron. Encontraron el modo de coger las riendas y, a lomos de una rotura, devolvieron el golpe.

Pero Martita y Bea no aflojaron y, mediante un quiebre, se hicieron con la iniciativa en el marcador del tercer acto. Ya no soltaron las riendas. Las dos jóvenes finiquitaron el duelo con mucha autoridad (6-3, 3-6 y 6-1) para apuntarse a su segundas semifinales de la temporada.

Sofía Araújo y Virginia Riera son el escollo que separa a las españolas de disputar su primera final juntas.

Patty y Eli no se rinden

Por segunda vez consecutiva estarán en semifinales Patty Llaguno y Eli Amatrian que volvieron a ofrecer una lección de fe y coraje en el enfrentamiento que mantuvieron contra Gemma Triay y Lucía Sainz.

Las subcampeonas del último torneo cogieron ventaja en el primer set. Se procuraron un break en el sexto que les permitió coger distancia. Pero Patty y Eli no se abandonan nunca. El acierto es lo único que no garantizan; la entrega es irrenunciable. Esta vez combinaron ambos factores.

Así, rompieron el saque en el segundo juego del segundo capítulo y defendieron esa ventaja con el alma para equilibrar el marcador.

Gemma y Lucía no consiguieron encontrar la rendija y acabaron perdiendo el paso. Lo aprovechó la pareja 5 para adquirir una ventaja de dos quiebres. Pese al intento de reaccionar de Triay y Sainz, Llaguno y Amatriain conquistaron la victoria.

Patty y Eli buscarán el billete a su primera final del curso ante Marta Marrero y Paula Josemaría.

Marrero y Josemaría imponen su dictado

En medio de tanta convulsión, Marta Marrero y Paula Josemaría se alzaron como un valor seguro. La número uno y su compañera sufrieron mucho en su debut en octavos. Lo tomaron como una advertencia y, desde el inicio, salieron a mandar en el duelo de cuartos contra Mari Carmen Villalba y Vero Virseda, una pareja que complica a cualquiera.

No fue el caso. Marrero y Josemaría impusieron su afilado dictado desde el comienzo con un parcial de 3-0. Sobre él edificaron su victoria parcial en el primer set. Incontestable.

En el segundo, Villalba y Virseda comenzaron con break. Fue la primera opción que tuvieron para poder agarrarse al partido. Pero no consiguieron consolidar la conquista y cedieron su saque de inmediato.

La segunda oportunidad les llegó en el octavo juego. Pudieron quebrar el saque y quedar a un palmo de llevarse el set. No pudieron certificar la rotura como sí hicieron sus rivales para finiquitar el duelo (6-2 y 7-5).

Marrero y Josemaría, máximas aspirantes al título, tendrán en semifinales a Patty y Eli como rivales.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address