Ya hay final femenina para este revolucionado Vuelve a Madrid Open 2020. Se disputarán el título dos parejas que no habían pisado una final en todo el año (una de ellas lleva solo tres torneos junta).

La pujante juventud de Bea y Martita medirá la experiencia y el oficio de Patty y Eli.

Semifinales femeninas Vuelve a Madrid Open 2020

Los dos duelos de la jornada de semifinales del cuadro femenino se despacharon en dos mangas. Por la mañana, la pareja 3 acabó con el sueño de Sofía Araujo y Virginia Riera.

La dupla 5, por su parte, aniquiló a la número 1 y su compañera.  

Cada partido tuvo su propia historia y juntos configuran el relato de una final que permitirá a uno de los dos binomios estrenar su palmarés en este 2020.

bea-gonzalez-5-semifinales-vuelve-a-madrid-open-2020-1170x658
Foto: WPT.

El acierto de Bea y Marta tiene premio: primera final

Fue un triunfo eficaz. La estadística no reflejó la diferencia que retrató el marcador de la primera semifinal femenina del Vuelve a Madrid Open 2020.

El asunto estuvo en el acierto en los momentos clave. Bea González y Marta Ortega lo tuvieron. Por eso están en la final.

Y no empezaron mal las aspirantes. Sofía Araújo y Virginia Riera, verdugas de las campeonas en cuartos, amarraron su saque inaugural y tuvieron opción de conseguir un break en el segundo juego. No lo hicieron. Sus rivales, en cambio, sí golpearon y cogieron pronto ventaja.

Bea y Martita cargaron mucho sobre Sofía Araújo, la jugadora con menos experiencia de la pareja. Querían ocupada a la portuguesa, confinada en el fondo de la pista, impedida para soltar el brazo. En eso, Ortega estuvo infalible. Además, así aislaron a Riera del juego lo que les ahorraba las intervenciones punzantes de la argentina.

La propuesta dio sus frutos. Poco a poco la jugadora lusa de Bullpadel fue perdiendo el paso. Encontraron otra rotura Bea y Martita que les dejó el set a punto (6-2).

En el segundo set, Sofía y Virginia salieron con el puño firme. Buscaron a Ortega por arriba y apretaron con fiereza la pelota a la menor ocasión.

Se hizo meridiano el pulso en el paralelo entre la jugadora lusa y la madrileña. Pero las de Gaby Reca no encontraron fisura alguna en Ortega que se las ingenió para sostener el envite y abrirle paso a Bea.

El break en el quinto juego a favor de la pareja española desniveló la contienda en el segundo acto. En el noveno, Martita y Bea encontraron la grieta, también desde el resto, para amarrar el triunfo (6-2 y 6-3).

La victoria las catapulta hacia la final, la primera que disputarán juntas desde que se unieron como pareja. Es, además, la primera pelea por un título grande para la malagueña Bea González. Otro paso más, otro sueño mas.

patty y eli semifinal femenina vuelve a madrid open 2020
Foto: WPT.

Patty y Eli fulminan a las favoritas

Del top 5, era, sin duda, la pareja a la que menos le favorecía la pista del Madrid Arena. Llegado el último peldaño de la competición, Patty Llaguno y Eli Amatrian aún siguen presentes y buscan su primer título en cuatro años.

El suyo, además, ha sido un recorrido de espinas. El azar les situó ante dos cañoneras como Alba Galán y Victoria Iglesias (pareja 10) para empezar la andadura en este torneo. Las derrotaron con claridad en dos sets (6-4 y 6-2).

Se encontraron luego con Anna Cortiles y Jessica Castelló (pareja 19); las arrollaron sin contemplaciones (6-1 y 6-0).

En cuartos se toparon con las finalistas del anterior torneo, pareja 4 del ranking, Gemma Triay y Lucía Sainz. Las dejaron fuera tras remontarles un set en contra (3-6, 6-3 y 6-4).

Hoy, en semis, se medían a la número uno Marta Marrero y su compañera, Paula Josemaría. Las claras candidatas al título, más aún tras la derrota de Las AS ayer. A Patty y Eli les han durado dos sets y ya están en la final, la primera que disputarán este año.

Para conseguirlo, la pareja 5 se desplegó con mucho atrevimiento. La riojana, hoy muy entonada en la red, levantó el dique junto a la cinta. Su compañera manejó el juego con maestría y tiró de repertorio. A ello le añadieron el innegociable coraje que les permite enfrentarse a cualquier adversidad.

Dos veces consecutivas les rompieron el saque sus rivales en el inicio del primer set. Dos veces respondieron Patty y Eli con otra rotura para sostenerse.

Mientras el juego de las de Neki Berwig crecía, lo hacían también las dudas al otro lado de la red. En concreto, en torno a la cacereña Paula Josemaría, normalmente con tendencia a la ciclotimia en su juego pero hoy sin ningún pico y demasiado errática. La zurda, muy retrasada en la pista, sucumbió ante una espiral de errores de la que no pudo rehacerse.

Lo aprovecharon Llaguno y Amatriain para amarrar el primer set (6-4).

En el segundo parcial, Marrero y Josemaría dieron un paso al frente y cogieron ventaja con una rotura. Paulita pareció soltarse un poco pero su reacción no fue sostenida. Llegaron a estar con 40-15 para situarse con un 3-0 a favor. No lo hicieron porque emergió el infinito talento de Patty para provocar el break. La discreción con la que se maneja esta jugadora tal vez contribuya a eclipsar el inmenso talento que posee. Es hipnótica.

Tras la oportunidad perdida, se extravió definitivamente la pareja 2 y ya no pudo encontrar el hilo. Patty y Eli mantuvieron el nivel y con una rotura en el séptimo juego se aclararon el camino hacia la final (6-3).

Se medirán a Bea González y Marta Ortega. El precedente más reciente fue en cuartos del anterior torneo hace dos semanas y se impusieron Llaguno y Amatriain con mucha claridad (6-4 y 6-2).

En la final tratarán de imponer su experiencia (fue la primera pareja número 1 de la era World Padel Tour) para poner fin a una racha de cuatro años sin levantar un título (el último fue la prueba Master de Barcelona en 2016).

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address