Ocurra lo que ocurra en la final femenina del Adeslas Open 2020 será inédito este año. Llegará el doblete de una pareja, el primero del curso; o se estrenará una dupla que aún no ha ganado título alguno en la temporada.

Sea como sea, el partido apunta a grande. Se enfrentan dos parejas que han impuesto su fenomenal resistencia a la derrota en sus respectivos desafíos de semifinales.

Bea y Martita han llegado a la cima. Las gemelas Alayeto han regresado a ella.

Semifinales femeninas del Adeslas Open 2020

La jornada de las semifinales femeninas resultaron trepidantes. Dos duelos a tres sets, con alternativas para cada parejas y una resolución con remontada. Todo ello ha terminado por configurar una final inédita.

Bea y Martita persiguen el doblete

Hay intangibles cuyos efectos son muy difíciles de constatar. En algunos caso, resulta directamente imposible hacerlo. Y pese a ello, no es aventurado convenir que el título que conquistaron Bea González y Martita Ortega hace dos semanas en este mismo escenario ha sido decisivo para que las dos jugadoras se sostengan en el duelo de infarto que han mantenido ante Las AS en las semifinales de este Adeslas Open 2020.

Aquella victoria, con remontada incluida, ante Patty y Eli en la final del Vuelve a Madrid Open 2020 estrenó el palmarés de la joven pareja 3 del ranking y les otorgó la condición de dupla campeona.

Esto es más que una simple etiqueta. Se trata de un acceso directo al último peldaño de la élite, un pasaporte para acceder a la cima en la que se instalan las aspirantes a lo máximo. No es una invitación sino un derecho conquistado a base de talento, coraje y fe, ingredientes imprescindibles para poder levantar el trofeo cualquier domingo.

Por eso, cuando hoy estaban contra las cuerdas ante la pareja 1 del ranking, cuando más apretaban Alejandra Salazar y Ariana Sánchez, que suman juntas la friolera de 6 títulos juntas; Bea y Martita se sostuvieron sin perderle la cara al encuentro.

Porque, aunque cedieron el primer set (4-6), la joven dupla no se apuró. Con un tajo infatigable durante todo el duelo, Martita y Bea se repusieron ante cada escollo. Así cogieron ventaja en el segundo parcial y, aunque la perdieron, acabaron llevándose el parcial (7-5).

Las AS, que venían intratables en el torneo, nunca dieron sensación de estar cómodas. A Ari le faltó filo en su duelo con la malagueña y Ale estuvo muy errática, perdida entre demasiados errores ante la exigencia de Martita en el cruzado. En realidad, Salazar, a falta de tino, aguantó más por oficio.

Se agitó el duelo en el tercer acto. Se amenazaron los saques y tomaron distancia las favoritas. Lo hicieron en dos ocasiones a lo largo del set pero no aflojaron nunca las aspirantes que cerraron la brecha abierta y alcanzaron el tie break.

Y ahí, sobre el alambre, Bea y Martita se manejaron como veteranas, carácter de campeonas, para confirmar la remontada y finiquitar el partido (7-6).

El triunfo las sitúa por segunda vez consecutiva en la final. Nadie, hasta el momento, ha logrado ganar dos títulos este curso y, menos aún, seguidos.

Se enfrentarán a las gemelas Alayeto a las que han derrotado dos veces ya esta temporada.

Las gemelas Alayeto renacen desde la fe   

Otra vez con el marcador en contra de salida y, de nuevo, una remontada con determinación y mucho coraje. Las gemelas Sánchez Alayeto ya están en la final del Adeslas Open 2020, la primera del curso para dos hermanas que, después de dominar este circuito durante años, ahora buscan renacer tras una travesía por un infierno propio .

Hoy han superado en semifinales a Gemma Triay y Lucía Sainz, finalistas ya este año, que han resistido en el primer set el acoso de las aragonesas. Primero, recuperaron un break cedido y, después, en el tie break, se llevaron el primer set (6-7).

Pero, como hicieron en semifinales, Mapi y Majo mantuvieron el paso. La mejoría de la hermana de la derecha ha sido notable respecto a anteriores encuentros y sobre ello ha incremento el nivel una pareja que se abalanza sobre la cinta con una voracidad que asusta.

El paso adelante de las Alayeto encontró un break en el tercer juego que neutralizaron Gemma y Lucía enseguida. Pero la dupla de Nox volvió a golpear y esta vez fue definitivo (6-3).

En el tercer acto, Triay y Sainz perdieron el hilo por completo. Un parcial de 3-0 abrió el camino de las Alayeto para meterse en la final (6-2).

El regreso de las gemelas es una grandísima noticia para un circuito que dominaron con puño de hierro durante muchos años. Les queda un último obstáculo antes del título. Y lo conocen bien aunque aún no lo han superado.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address