Imparables. Intratables. Invencibles. La dictadura. La tiranía. Los depredadores. Los adjetivos se repiten para intentar explicar la asombrosa trayectoria de Fernando Belasteguin y Pablo Lima en este World Padel Tour 2015.

 

La permanente repetición de epítetos, sin embargo, acaba por oscurecer, incluso despreciar, la racha monumental de una pareja que conviene recordar, por más insólito que resulte, disputó junta su primer partido oficial hace apenas siete meses (el pasado 23 de marzo).

 

Hoy, sobre la moqueta azul del Recinto Ferial FEXDEGA, en Villagarcía de Arosa, los actuales números uno buscan su octavo título World Padel Tour en la final masculina del Estrella Damm Galicia Open 2015.

 

Imparables, intratables, invencibles. Más allá de los titulares, es la letra pequeña, sin embargo, la que refleja el titánico esfuerzo de Lima y Bela por ser competitivos en cada partido y ante cada rival. Con independencia del resultado.

 

En semifinales, los mismos rivales que sucumbieron sin acierto en la final express de Sevilla, a punto están de endosarles la primera derrota de la temporada. Juani Mieres y Sanyo Gutiérrez, tras remontar un durísimo encuentro ante Gómez-Silingo y Cristian Gutiérrez en cuartos (4-6, 7-5 y 6-2), llevan a Bela y a Lima hasta el límite.

 

Los vencedores del Open de Madrid de 2015 desaprovechan sendos 5-3 en cada set para acabar cediendo el paso a los favoritos en el tie break en ambas mangas (7-6 y 7-6).

 

Sus rivales, por cuarta vez en la temporada, son Juan Martín Díaz y Maxi Sánchez. La hoy pareja número tres recorre un camino de espinas en el cuadro gallego para estar ahora en esta final. Tres triunfos llenos de sufrimiento. (4-6, 7-6 y 6-4 ante Ignacio González Gadea y Juan Cruz Belluati; 7-6 y 6-4 contra Fede Quiles y Jordi Muñoz y, sobre todo, 3-6, 6-4 y 6-2 ante Paquito Navarro y Matías Díaz).

 

En esa semifinal, Maxi ya desvela unas molestias en la espalda que lastran notablemente su explosivo juego. Aún así, con mucho oficio, el puntano y El Galleguito acceden a su cuarta final juntos.

 

maxi-sanchez-y-juan-martin-diaz-final-masculina-estrella-damm-galicia-open-2015

Foto: WPT.

 

En todas han tenido que afrontar el Himalaya de los números uno. En Mallorca, en Málaga y en La Nucía, la derrota fue el resultado para Maxi y Juan Martín. Hoy, en esta final masculina del Estrella Damm Galicia Open 2015, la dificultad de la gesta se incrementa para ellos por el mermado estado físico del argentino de Wilson.

 

Sin embargo, lo que realmente complica sus aspiraciones es el inicio del encuentro. Al contrario de lo que ocurrió en Málaga, los ausentes en este arranque son Maxi Sánchez y Juan Martín Díaz. El saque del marplatense, el que inaugura el duelo, sucumbe con estrépito a las primeras de cambio.

 

Es un break en blanco que empina la final del lado de Lima y Bela (0-1) desde el comienzo. Esta rotura express enmudece a una grada que presagia el fin del enfrentamiento que recién empieza. Sobre todo cuando los líderes consolidan el quiebre (0-2).

 

La radiografía del juego está clara desde el inicio. Bela y Lima miden permanentemente a Maxi. Lo agitan sin descanso. Por bajo y por alto. Ponen a prueba su espalda, desafían su mente.

 

juan-martin-diaz-final-masculina-estrella-damm-galicia-open-2015

Foto: WPT.

 

El puntano acepta el envite cruzado lo que contribuye a aislar aún más a Juan Martín. El de Drop Shot, confinado a ser un secundario en este duelo, trata de irrumpir en el medio para reclamar peso. Pero Bela, su excompañero, le contiene con oportunos paralelos. Grilletes de quien le conoce a la perfección.

 

Pese al escenario tan poco favorable, Maxi y Juan Martín se sostienen en el partido. Lo hacen con cierto padecimiento con el saque y absoluta impotencia al resto. Un registro retrata bien la escena. De los seis primeros juegos, Bela y Lima se anotan tres en blanco, break incluido (2-4).

 

El derrumbe puede llegar en el séptimo con un 15-40 al servicio de Maxi. A esas alturas, Belasteguin, a quien la aritmética señala otro año más, y ya son 14 seguidos, como número uno; tiene el duelo en su mano. El empeño de Maxi y de Martín Díaz por agarrarse al partido evita el despeñamiento ahora (3-4) y en el noveno cuando levantan hasta tres bolas de set en contra (4-5).

 

Pero les falta atrevimiento, agresividad, para poder discutir la iniciativa a sus rivales. Bela y Lima están mucho más cómodos atrás ante la falta de pegada de Maxi por sus dolencias. Los líderes dominan con absoluta claridad y cierran el set sin sobresaltos (4-6).

 

fernando-belasteguin-final-masculina-estrella-damm-galicia-open-2015

Foto: WPT.

 

En la reanudación, el guión se mantiene. El brasileño de Asics y el argentino de Head conservan la pista inclinada sobre Maxi que, en el tercero, cede de nuevo.

 

Una dejada suya que no pasa y un saque y volea a la red le llevan a entregar su propio servicio a sus rivales (1-2). El break desespera a Martín Díaz en el banco. La secuencia arroja un contraste esclarecedor. Mientras que unos se torturan, los otros se conjuran.

 

La determinación de Pablo Lima y Fernando Belasteguin, su ansia de competición, es uno de los grandes secretos que se oculta bajo el brillo de los trofeos conquistados.

 

fernando-belasteguin-y-pablo-lima-final-masculina-estrella-damm-galicia-open-2015

Foto: WPT.

 

La rotura es suficiente. El fisio del World Padel Tour, Jordi Riba, apenas alivia la dolencia de Maxi que comenzó en su espalda y le afecta ya al alma.

 

Juan Martín le pide calma, le anima, pero no hay ruta para ellos. Los números uno han bloqueado el paso y siete juegos después, levantan los brazos para celebrar el triunfo en la final masculina del Estrella Damm Galicia Open 2015.

 

Es el octavo título de la dupla argentino-brasileña. El décimo que conquista Fernando Belasteguin (que empezó su cuenta junto a Willy Lahoz a principios de temporada).

 

fernando-belasteguin-y-pablo-lima-campeones-final-masculina-estrella-damm-galicia-open-2015

Foto: WPT.

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address