Ese umbral franquea el paso a un oasis. Un lugar único. Un refugio singular a pie de playa en el que trata de abrirse paso la semilla de un deporte desconocido en aquel país hasta hace cuatro años. Cada mañana, Santiago Prieto cruza esa puerta y da continuidad a una aventura personal, una andanza profesional, que le ha llevado al continente africano convertido en un auténtico apóstol del padel.

 

Ukomba Sport Club: la aventura del padel conquista a Santiago Prieto

 

Este madrileño (de Alcalá de Henares) es hoy el director y gerente del Club Ukomba, la única instalación deportiva privada con oferta de padel en Guinea Ecuatorial. El amor a este deporte está detrás de un cruce de caminos que impulsa esta historia.

 

[magicactionbox id=”23060″]

 

La empresa Martínez Hermanos (una de las principales importadoras de productos alimenticios desde España) es la propietaria de este club. La apertura de este recinto se produjo a finales de 2014 como consecuencia de “la pasión por el deporte, y más concreto por el padel” de los responsables de la compañía exportadora.

 

Así lo explica a Padelazo el propio Santi Prieto que se unió al proyecto un año después cuando los promotores del club contactaron con Paddle Coaches International Academy, la empresa de Juan Carlos Dezeo y Adrián Moncaut, en busca de un perfil profesional que se ocupara de la gestión del mismo.

 

club-ukomba-padel-africa-santiago-prieto-2

Foto: Ukomba.

 

Gestor y monitor de padel en África: una elección complicada

 

“Nos hicieron llegar una oferta de trabajo a todos los monitores formados por ellos (por Paddle Coaches) y después de pensármelo durante un tiempo, accedí a mandar mi candidatura y entre toda la gente que se presentó, fui el elegido”. ¿Por qué?

 

Santiago se vinculó al padel a través del tenis (por amistades) y de su actividad profesional. Obtenido el título, su relación con este deporte se bifurcaba entoncs en dos afluentes; impartía clases de padel en varios clubes (la Escuela de Padel del la Universidad de Alcalá de Henares, el Club Momo Sports y Network Padel Club Indoor) y, al tiempo, ejercía de diseñador gráfico y web para la marca Varlion.

 

Paddle Coaches no lo tuvo fácil ante la solicitud de la empresa promotora del club guineano: “Aunque las opciones de promoción y el reconocimiento profesional y salarial iban a ser importantes, tuvimos que manejar variables además de las deportivas y las profesionales, como la capacidad de adaptación a un país en una situación particular. Las condiciones socio-políticas del país y la distancia hicieron que el proceso de selección fuese difícil y mucha la responsabilidad. Después de varias charlas con los propietarios del club y de un par de reuniones en Madrid, el elegido fue Santiago Prieto, alumno de la primera promoción del curso de Formación en Pádel que impartimos en la UAH”.

 

fiesta club padel ukomba guinea ecuatorial africa

Foto: Ukomba.

 

De pronto, la vida de Santi dio vuelco radical. “Fue una decisión muy meditada y arriesgada. Se trataba de dejar todo y embarcarme en un nueva aventura profesional y humana”.

 

Santiago ya tenía experiencia nómada. Había viajado a Estados Unidos y a Gales pero, esta vez, la aventura era muy distinta. “Una realidad de la que nunca te puedes llegar a hacer una idea hasta que estás en situación de lugar”, asegura. Aún así trató de imaginar el escenario, meditar la propuesta, analizar pros y contras. Se enfrentaba a un desafío mayúsculo en un contexto del que no tenía referencias válidas. Un deporte como el padel en el continente africano. La dirección de un club deportivo. La vida en Guinea Ecuatorial.

 

Santiago acabó dando el paso y, tres años después, aunque tiene sus momentos de dificultad, no se arrepiente de ello. “Está siendo una experiencia única e irrepetible que te hace crecer tanto en lo humano como en lo profesional y valorar las cosas de verdad”.

 

instalaciones-club-ukomba-padel-africa-santiago-prieto-2

Foto: Ukomba.

 

Un club de padel en Guinea Ecuatorial: construyendo un proyecto de referencia

 

Ubicado a pie de playa, en Bata, el Ukomba Sport Club presenta una oferta de 4 pistas de padel con cubierta y una individual. El recinto deportivo, dirigido a abonados, incluye gimnasio, piscina, campo de fútbol y de baloncesto, cafetería, una tienda, zonas de juegos infantiles y parking propio.

 

Todo ello forma el escenario del día a día de Santiago Prieto que se divide entre las tareas de despacho y las de moqueta. Dirige, gestiona, organiza eventos y, por supuesto, imparte clases de padel. “El 90 por ciento (de los jugadores de la zona) son expatriados (españoles, franceses, italianos, latinos, libaneses, indios…) y el 10 por ciento nativos. Gente que ha practicado deporte y esta descubriendo una disciplina nueva”.

 

Ellos forman la base de una apuesta que va más allá. Su objetivo es consolidar el club como un referente deportivo en la zona. Para ello, debe captar nuevos usuarios y fidelizar a los que ya tiene. Y, por eso, organiza eventos, lleva a cabo acciones de difusión y pone en marcha diversas acciones de promoción como el acuerdo alcanzado con un colegio francés de ese área para introducir el padel como una actividad extraescolar. “Tengo la oportunidad de impartir clases dos veces a la semana a un grupo de 18 niños (franceses, nativos y españoles) de edades comprendidas entre las 7 y los 12”.

 

partido-torneo-club-ukomba-padel-africa-santiago-prieto-2

Foto: Ukomba.

 

También enseña padel a adultos como Alejo quien, a sus 60 años, ha descubierto la pasión del padel. “Suele jugar dos veces por semana y es muy competitivo y pasional”. Para él y para otros tantos, Santiago organiza competiciones como pulls, americanos, rey de pista y, lo que él llama, “el torneo rey”, una cita que alumbra cada dos meses que congrega el interés de marcas patrocinadoras como San Miguel, Coca-Cola, Estrella Damm, la propietaria del recinto, Martínez Hermanos.

 

También está presente Víbora, la marca que apoya la aventura de Santiago en Guinea Ecuatorial con presencia exclusiva en el club a través de la tienda o en los eventos y competiciones. “Suelo traer tres veces al año tanto palas como material textil”.

 

La semilla del padel en la antigua colonia española va germinando. Con el trabajo en Ukomba, con el de otras instalaciones en Malabo o en las islas de Annobon y Corisco, con los ecos del World Padel Tour y el brillo de sus estrellas. Bela, Juan Martín, Lima, Paquito Navarro, Lamperti y ahora “Cristian Gutiérrez y Franco Stupaczuk”, desvela Santi como preferencias de los aficionados de la zona entre los que “hay gente que me pide que se los proporcione (los partidos de World Padel Tour) para poder seguir la competición”.

 

Este es el tercer año de Santiago Prieto en Guinea Ecuatorial. No hay fecha de caducidad pero sí la certeza de que la aventura tiene un final. “Mi situación es buena, pero en un futuro no muy lejano seguro que cambio de aires”.

 

Aquella decisión le cambió su vida. África y la promoción del padel allí le han cambiado a él.

 

club-ukomba-monitor-padel-en-africa-santiago-prieto-2

Foto: Ukomba.

 

 

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address