El embrollo en torno al Campeonato de España de Pádel por Selecciones Autonómicas de Veteranos/as ha provocado la dimisión del vicepresidente de la FEP y ha dado paso a una nueva crisis en el seno de la institución.

Aunque, teniendo en cuenta los debilitados cimientos que sustentan ya la gestión del actual presidente, Alfredo Garbisu, puede que esta nueva estocada a su proyecto resulte definitiva.

Caso de ‘Las Veteranas’: el detonante

La última marejada en la FEP se ha producido por la gestión que Garbisu ha realizado del llamado caso de ‘Las Veteranas’, un episodio relacionado con la incomparecencia de la selección femenina de veteranas de Andalucía en el Campeonato de España de 2018 y sus posibles consecuencias.

Para comprenderlo todo mejor, consulta aquí los antecedentes de este episodio.

NO TE PIERDAS ESTO:   La FEP desciende a Andalucía 72 horas antes del inicio del Campeonato de España de Selecciones Veteranas

Tras un año sin encontrar una solución a este asunto, el organismo federativo anunció antes de ayer una insólita medida: a 72 horas de la celebración de este torneo (se disputará a partir de mañana viernes en Canarias), por sorpresa decidió descender de categoría a la selección femenina andaluza de veteranas y provocó la repetición del sorteo de los cuadros.

La reacción de la Federación Andaluza de Pádel no se ha hecho esperar. Hoy, su presidente, Pepe Pérez, vicepresidente de Garbisu, ha remitido un escrito a la Junta Directiva de la FEP en el que reclama que dé marcha atrás en su decisión de descender de categoría a su selección de veteranas y le ha advertido de la posibilidad de emprender acciones legales por ello.

Tras ello, el dirigente andaluz ha presentado su dimisión del cargo de vicepresidente de la Federación Española de Pádel.

dimision-pepe-perez-delegado-fap-malaga

Escrito a la Junta Directiva de la FEP

En el escrito remitido a la propia Junta Directiva de la Federación Española de Pádel, el dirigente andaluz rebate los argumentos esgrimidos por la propia FEP para tomar esa decisión.

Cabe recordar que la sorprendente medida de Garbisu contraviene las indicaciones de dos órganos de la propia FEP: el Comité de Competición y la Comisión Delegada.

Este es uno de los razonamientos que utiliza la FAP en su reclamación presentada hoy. De hecho, este incumplimiento del que acusan a la FEP “atenta gravemente contra un acuerdo adoptado en el seno del órgano competente, sin respetar los más elementales principios democráticos que deben inspirar la buena gobernanta y gestión de la Federación Española de Pádel”.

Ambos órganos habían resuelto que Andalucía se mantuviera en la 1ª categoría en virtud de lo cual se había aprobado una modificación excepcional de la Normativa Técnica de 2019 que permitía articular un cuadro de primera femenina con 9 selecciones en el Campeonato de España que se disputa este próximo fin de semana.

La decisión de Garbisu (el escrito lo firmó el secretario general de la FEP, Ramón Morcillo) contrapuso que esta modificación reglamentaria no contaba con la aprobación del CSD.

El dirigente andaluz afirma al respecto que ello no debe implicar su no aplicación ya que el acuerdo de la Comisión Delegada tiene plena eficacia. Y, aunque hay un recurso contra ello presentado por la Federación Navarra de Pádel ante el CSD, éste no está resuelto ni se ha decretado al respecto medida cautelar alguna.

Tras detallar un argumentario sobre la vigencia de la modificación reglamentaria que permite a Andalucía competir en 1ª, el presidente de la FAP solicita la anulación de la medida anunciada por la FEP y el mantenimiento de la vigencia y aplicación del acuerdo de la Comisión Delegada.

Pepe Pérez finaliza anunciando que, en caso de que no haya marcha atrás, su federación “se reserva el derecho de emprender cuantas acciones legales en vía administrativa o judicial nos amparen en defensa de nuestros derechos e intereses legítimos”.

Consulta aquí la Carta íntegra del Presidente de la FAP a la Junta Directiva de la FEP.

alfredo garbisu fep

Garbisu, cada vez más solo

Alfredo Garbisu, inicialmente, fue propuesto como candidato de consenso por la gran mayoría de las territoriales en contraposición al entonces presidente, Miguel Medina. Sin embargo, su mandato al frente del organismo federativo ha estado marcado por la inestabilidad y la polémica constante.

Su enfrentamiento al presidente de la Federación Catalana de Pádel, sus relaciones con el circuito World Padel Tour y sus acercamientos a Fabrice Pastor; la gestión económica de la FEP, la moción de censura presentada contra él que logró superar, sus movimientos a nivel internacional para desalojar a Daniel Patti de la FIP, … han sido algunos de los asuntos más significativos que están tenido lugar bajo su periodo como presidente.

El dirigente vasco ha visto cómo varios de los miembros de la directiva inicial que conformó fueron renunciando por diversos motivos. Los dos últimos, el presidente de la Federación Madrileña de Pádel, José Luis Amoroto, y ahora, el presidente de la Andaluza, Pepe Pérez; los dos apoyo de mayor peso que sostuvieron a Garbisu durante la crisis de la moción de censura.

¿Qué puede ocurrir ahora?

Pocas salidas tiene Garbisu tras el abandono del presidente andaluz. Con la mayoría de las grandes federaciones en contra y bloqueado a nivel económico, el presidente de la FEP tiene complicado sostenerse al frente de la entidad.

Su mandato concluye oficialmente en 2020 aunque, con este escenario, se abren otras posibilidades alternativas.

También te puede interesar sobre la FEP

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address