El uso de césped artificial para pistas de pádel en España está generalizado hoy en día. Pero no siempre ha sido así. De hecho, todavía quedan canchas (sobre todo, en urbanizaciones o recintos residenciales) con el suelo de hormigón poroso o cemento. ¿Has jugado en este tipo de superficies? ¿Y sobre madera?

Aunque son materiales avalados por la Federación Internacional de Pádel, lo cierto es que las ventajas del césped sintético en el pádel han acabado imponiendo la utilización de este tipo de superficie. ¿Por qué? ¿Qué beneficios tiene el césped artificial para pistas de padel? ¿Cómo es el material que se emplea en la instalación de una cancha? ¿Hay un único tipo? ¿Sirve cualquiera?

¡Fuera dudas!

El césped artificial cambió el pádel

No, la primera pista de pádel de la historia, aquella que construyó Enrique Corcuera en Acapulco en 1962, no fue de césped artificial. Tampoco la primera pista que hubo en España. Aquella cancha que el príncipe Alfonso de Hohenlohe, tras visitar a su amigo mexicano, instaló en el hotel Marbella Club (1974) para deleite de la jet-set de la época.

En realidad, la moqueta verde no llegó al pádel hasta bastantes años después. Este deporte dio sus primeros pasos sobre hormigón o cemento fundamentalmente, dos de las superficies válidas para una pista de pádel que la Federación Internacional de Pádel (FIP) establece en su Reglamento de Juego: “hormigón poroso, cemento, madera, materiales sintéticos, césped artificial, o cualquier otro que permita el bote regular de la pelota”.

Sin embargo, la llegada del césped artificial al pádel lo cambió todo. ¿Por qué se impuso esta superficie? ¿Qué ventajas aporta al juego que la hacen diferente a las otras?

Qué ventajas aporta el césped sintético al pádel

Las ventajas de instalar césped artificial en una pista de pádel son muy evidentes:

  • Superficie estable: el jugador puede realizar desplazamientos cómodos y seguros sobre la moqueta.
  • Bote natural y previsible de la pelota: el movimiento de la pelota es fácil de comprender y anticipar.
  • Impactos reducidos: tiene un riesgo menor de lesiones que otras superficies debido a la capacidad de amortiguación que ofrece el césped sintético.
  • Mantenimiento sencillo: las tareas de mantenimiento del césped, aunque periódicas, no son complicadas ni costosas y, una buena parte de ellas no requieren de empresas especializadas (como la limpieza, la redistribución de la arena y la eliminación o prevención de hongos y musgo).

Los tres componentes del césped artificial

Una moqueta de césped sintético presenta tres elementos bien diferenciados:

Backing o soporte base

Es una superficie formada por una o dos capas de polipropileno a la que  se unen las fibras o filamentos de césped. Su fabricación se realiza en rollos de 2 y 4 metros (en concreto, 2 rollos de 4 metros y 1 rollo de 2 metros) para facilitar el transporte y la instalación de la moqueta de césped.

Fibras

Son los filamentos de la moqueta artificial y su longitud va desde los 10 a los 15 milímetros. Inicialmente se utilizó el nylon como material para estas fibras pero, debido a su abrasividad al entrar en contacto con la piel, se recurrió al polipropileno. Hoy en día, sin embargo, las fibras del césped sintético en el pádel son de polietileno

Arena

En mayor o menor medida, cualquier césped artificial de una pista de pádel lleva incorporado un relleno de arena. La cantidad de arena varía en función del tipo y de la altura de los filamentos, de la granulometría y, por supuesto, de las necesidades y condiciones de juego requeridas.

¿Por qué las pistas de pádel de césped artificial llevan arena?

Todas las moquetas de césped de pádel utilizan a arena como relleno. ¿Por qué? Fundamentalmente porque:

  • Actúa como lastre que contribuye a evitar el movimiento de las placas de césped sintético.
  • Garantiza la función deportiva de la superficie.
  • Disminuye el riesgo de lesiones.
  • Facilita los desplazamientos del jugador.
  • Mantiene la verticalidad de las fibras.
mantenimiento-de-pistas-de-padel-1

Tipos de césped artificial en el pádel: monofilamento y fibrilado

El césped artificial para una pista de pádel puede ser:

Césped Monofilamento

Es una moqueta con fibras estrechas dispuestas de manera independiente entre sí. Es decir, cada nervio se dispone de manera individual.

Este tipo de moqueta de pádel ofrece una mayor durabilidad que el césped fibrilado. Debido a que la arena está más suelta, hay que realizar tareas periódicas de redistribución sobre la pista para garantizar que el bote de la pelota sea homogéneo y no haga extraños en zonas en las que más acumulación de arena haya.

Césped fibrilado

Las fibras, más anchas que en el caso del monofilamento, se cortan en su tramo superior lo que provoca una especia de plumeros que salen de un mismo nervio.

Se desgasta con mayor rapidez ya que las fibras son menos densas que las de monofilamento. Requiere de un mantenimiento más exhaustivo (cepillado) para evitar que la moqueta se compacte y dé lugar a una superficie más resbaladiza.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address