El pádel vive el mejor momento de su corta historia. El crecimiento sostenido que ha venido experimentado este deporte en el último decenio ha dado paso a una verdadera explosión, no solo en España sino también a nivel internacional, que ha disparado de manera exponencial todos los indicadores del sector. Entre ellos está la demanda de productos de pádel, un hecho que está empujando a las grandes marcas a revisar y adaptar su capacidad de producción para hacer frente a las nuevas exigencias del mercado.

Es el caso de Adidas que augura que esta situación en la que la demanda crece por encima de la oferta no solo se mantendrá en 2022 sino que será una constante en los próximos años. Esta proyección de futuro que realizan desde All for Padel, la licenciataria para el pádel de esta firma deportiva, se basa en un dato presente: cerrarán este 2021 con más de 250.000 palas Adidas servidas. Un dato que adquiere mayor dimensión al tener en cuenta las 64.510 unidades de 2020.

Es por esto que la compañía está aumentando su capacidad de producción. En este sentido, acaba de cerrar acuerdos con dos centros de fabricación, uno en Pakistán lo que supone el segundo que tiene en el país, y otro en China. En ambos casos, la firma deportiva ha llevado a cabo una exigente auditoría para garantizar el cumplimiento de sus estándares de calidad en estos dos nuevos centros productores.

Con este tipo de medidas, All for Padel tratará de hacer frente a este escenario de crecimiento en el que otros productos de la compañía, como los paleteros Adidas, también han visto incrementada su demanda.

Está previsto que sea a finales del presente ejercicio, entre los meses de noviembre y diciembre, cuando la marca suministre a las tiendas la gama de productos de 2022 de la que aún no se conocen demasiados detalles, aunque sí que el hecho de que se tratará de una nueva familia de productos Adidas.

Auge del pádel

Toda esta elevada demanda procede del actual auge que vive el pádel, un hecho que se explica a partir del crecimiento de practicantes que se está produciendo en España, y por el despegue que está experimentando el deporte en otros países.

A nivel doméstico, se estima que el número de personas que practican el pádel supera los 4 millones y un buen indicador de ello emerge en el ámbito federativo. La Federación Española de Pádel, que presenta una evolución al alza desde 2012, ha batido su récord de licencias este año con más de 95.500 fichas, veinte mil más de las que exhibió al cierre de 2020 y 2019.

Fuera de las fronteras españolas, este deporte surgido en México que, en sus albores, situó su epicentro en Marbella (Málaga), ya ha extendido sus tentáculos a más de 60 países. En Europa, Suecia, Bélgica, Italia y Francia, entre otros, lideran esta expansión a los que se suman Estados Unidos en Norte América, y México y Paraguay, entre otros, que se añaden a Argentina en Sudamérica, el otro gran foco internacional del pádel.

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address