Mientras su compañero busca la toalla fuera de pista, el sevillano se sopla la mano derecha. Le toca sacar para cerrar el encuentro, para derrotar a la pareja número dos del circuito, para abrirse paso hasta la final, su primera final World Padel Tour de la temporada 2014.

 

Ocupa el centro de la escena. Allí donde quiere estar. Donde se exhibe Paquito Navarro. Ahí brilla por su juego y por su populismo. Sabe que basta un gesto suyo para agitar a la grada y le pide su apoyo para solventar este partido de semifinales del World Padel Tour Marbella, un duelo intenso, vibrante, lleno de emoción, con alternativas para ambas parejas, una montaña rusa por la que elevan y descienden las aspiraciones de ambas duplas de manera imprevisible, nada lógica, durante más de dos horas y cuarto.

 

El público responde a los gestos de la estrella de Middle Moon. Le hace ver que esta con él en este tramo decisivo del encuentro. En realidad, lleva con él desde que empezó el torneo. Es lo que le ocurre a Paquito allá por donde pasa. Su juego, su espectacularidad, su carisma acaban por establecer una conexión que enloquece a la afición y la pone de su parte.

 

Málaga, además, es una plaza en la que el sevillano, últimamente, suele brillar. Le ocurrió en 2013 junto a Jordi Muñoz en aquella victoria memorable de cuartos de final ante Cristian Gutiérrez y Matías Díaz. Y este año, también en el torneo malagueño, dejando buenas sensaciones hasta su retirada en cuartos de final por un golpe en la cabeza.

 

Pero es aquí, en Marbella, donde el andaluz y su compañero Allemandi han dado el salto de la temporada. Su victoria en los cuartos de final ante los campeones de la prueba malacitana, Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez, ha roto su techo del año.

 

Ahora, en la central del club de Tenis Puente Romano, Paquito y Adrián se despliegan intensos, valientes, decididos. Están ante su oportunidad de acceder a la gran final, la primera para ambos desde hace dos años (en 2012, jugaron juntos la última final de ambos).

 

Enfrente, Pablo Lima y Juani Mieres buscan su sexta final consecutiva de la temporada. Dos trayectorias bien distintas que se cruzan sobre la moqueta.

 

pablo-lima-y-juani-mieres-semifinal-masculina-world-padel-tour-marbella-2014

Pablo Lima y Juani Mieres. Foto: WPT.

 

Desde el inicio, la ovación del público en la presentación de los jugadores refleja la mayoritaria predilección de la grada hacia Paquito Navarro. El duelo comienza muy apretado. Con Paquito y Allemandi manejando el vértigo en torno a la cinta y Lima y Mieres sosteniendo desde el fondo con mucho temple y más piernas.

 

Pronto, la dupla argentino-brasileña ajusta su saque y lo pone a salvo de los rivales que encajan dos juegos en blanco al resto, mientras que con el servicio deben trabajar cada punto para sostener el pulso.

 

El escenario parece propicio para que Juani y Pablo logren asestar el primer golpe. En el sexto y en el octavo fuerzan para ello pero no lo consiguen. Sin embargo, son el de Middle Moon y el de Black Crown quienes logran el break en el noveno. Sucede al saque de Lima. Ni él ni Mieres son capaces de cerrar un 40-15. Y lo pagan. Se agita Paquito en la red. La cinta le ayuda en su causa. Finalmente, el brasileño de Varlion, que tiene para resolver con la pegada, opta por el amago, lo intuye el sevillano y gana con la volea por el medio (4-5).

 

Ese break impulsa al dúo hispano-argentino que, en blanco, echa el cierre a la primera manga (4-6) con el saque propio. El rugido del sevillano en la central de Puente Romano hace vibrar a la grada.

 

Paquito Navarro y Tito Allemandi se congelan

 

Sin embargo, el inesperado triunfo, lejos de afianzar el juego de Navarro y Allemandi, les paraliza. De repente, Paquito y Allemandi se ensimisman en lo conquistado y se olvidan de seguir avanzando. Sus oponentes, conscientes del daño recibido, se lanzan a recortar la brecha.

 

El plan del de Middle Moon, al resto, ya no incomoda a su contrarios. Sus globos estratosféricos son cada vez más cortos y previsibles. Lima y, sobre todo, Mieres sueltan el mazo. Además, los errores aparecen cuando más daño hacen.

 

En el segundo juego, con servicio de Paquito, Allemandi afloja con la volea y sucumbe al duelo por alto con Lima. Después, un globo corto de Navarro lo destroza Juani y, finalmente, un saque y volea del sevillano se queda en la red. Todo ello suma una rotura, en blanco, (2-0) que pone a Lima y Mieres rumbo a la igualada, sobre todo, cuando, de nuevo en blanco, consolidan el break (3-0).

 

adrian-allemandi-semifinal-masculina-world-padel-tour-marbella-2014

Adrián Allemandi, en la semifinal de Marbella. Foto: WPT.

 

De manera incomprensible, sin explicación aparente, con la primera manga en la buchaca y la proximidad del éxito, Navarro y Tito se han ido del partido.

 

En el quinto (4-1) no se espera ya reacción alguna del andaluz y del argentino. Sin embargo, el carrusel agita otra vez el encuentro. No están muy finos Juani y Pablo que sobreviven más por oficio que por juego.

 

Otro arrebato de Paquito desnivela el juego. Allemandi, sensacional en este tramo, levanta el muro en torno a la cinta. Con ello, les basta para asaltar el saque de Mieres. Tito saca por tres metros. Después, bloquea en la red, tras un envío de Juani que había devuelto el remate de Navarro. Por último, la ocasión abierta de rotura la confirma Mieres con una volea que se marcha fuera.

 

El break (4-3) abre la puerta a un desenlace ajustado en la segunda manga. Pero Paquito, muy errático en su juego a estas alturas, desperdicia lo logrado con dos errores que comprometen el servicio de su compañero en el octavo. Al final, la cinta ayuda a Mieres con su remate aunque es Lima quien cierra desde la red.

 

Devuelto el susto (5-3), Juani y Pablo rubrican la segunda manga con servicio propio y se preparan para el último tramo (6-3).

 

juani-mieres-semifinal-masculina-world-padel-tour-marbella-2014

Juani Mieres. Foto: WPT.

 

Se decide todo sobre el desfiladero

 

En el tercer y último capítulo, cada golpe vale doble. Lima y Mieres, sobre la ola del segundo set, tratan de apretar desde el resto el saque inaugural de Paquito Navarro. Allemandi, que falla una dejada, hace peligrar el servicio de su compañero. Sin embargo, es el argentino de Black Crown, que crece en cada juego, el que aborta el peligro con una defensa férrea ante el acoso de sus rivales, lo que acaba provocando el fallo de Mieres en la red.

 

Tras el sufrimiento, conservan el saque (0-1).

 

Los Príncipes, parapetados al fondo, trabajan por arriba sobre Allemandi, buscando abrirse paso hasta la red y evitando, al mismo tiempo, el martillo de Paquito. Por contra, el andaluz persiste con sus globos kilométricos, un recurso repetitivo que en ocasiones pierde su eficacia. A su lado, Tito Allemandi tira millas y trabaja a destajo en un encomiable despliegue que mantiene a raya a sus contrarios.

 

Se discute cada saque pero no hay peligro hasta el sexto. Ahí, como sucedió en el primer set, de forma súbita, se desploma el servicio de Lima. El brasileño y el argentino desperdician un 40-15. Se enredan, se complican y dan pie a sus adversarios. Una formidable bajada cruzada de Allemandi perfora el revés de Pablo y abre la posibilidad del break.

 

pablo-lima-semifinal-masculina-world-padel-tour-marbella-2014

Pablo Lima. Foto: WPT.

 

Paquito, entonces, con dos globos frena el avance de Mieres y Lima, les obliga a jugar al fondo. Allí, el globo del de Varlion se le marcha directamente al cristal y concede la rotura (2-4).

 

Logrado el botín, el de Middle Moon y su compañero consolidan el break (2-5) y se quedan a un paso de la gloria. No lo consiguen al resto (3-5) y se preparan para hacerlo con el saque de Paquito.

 

El sevillano pide al público que anime, que se implique, que se sume a él y a Allemandi en ese último esfuerzo para cerrar la semifinal del World Padel Tour en Marbella. Logrado el primer punto, gracias a un magistral despliegue del argentino de Black Crown que culmina con un remate suyo; el español y su compañero se quedan a tres pasos del triunfo.

 

Aprieta la grada que trata de inclinar el campo. Pero enfrente, Lima y Mieres, acostumbrados a la máxima exigencia en momentos de máxima tensión, habituados a sobrevivir al borde del alambre, a imponerse cuando todo se empina, dictan un magistral curso de inteligencia y oficio en el padel.

 

La pareja número dos decide jugar con la ansiedad de sus rivales, con las prisas por acabar. Les exigen siempre una bola más. Les buscan por bajo y les miden por alto. La fórmula les da resultado. Se precipita Paquito en sus decisiones y no cierra con el remate. Afloja Allemandi en la red y falla con la volea. El break (4-5) es un jarro de agua fría para el andaluz y el argentino. La decepción se refleja en el warning que el árbitro anuncia por un golpe de Navarro con la pala. El sevillano es consciente de que la ocasión perdida les lleva directamente al tie break.

 

Y así ocurre. Después de dos horas y diez minutos, la primera semifinal masculina del World Padel Tour Marbella se resuelve con un duelo sobre el alambre. ¡Sí se puede, sí se puede! El público que sale al rescate de su ídolo español. Una gran volea y un remate portentoso desde la línea de saque de Paquito junto a una sensacional salida de pared de revés de Allemandi fracturan pronto la muerte súbita (3-0).

 

paquito-navarro-semifinal-masculina-world-padel-tour-marbella-2014

Paquito Navarro. Foto: WPT.

 

Al tiempo que emerge Paquito con el remate, se hunde Lima en el peor momento. El brasileño no ajusta sus globos y deja en la red un remate claro. No hay posibilidad de reacción ya. El globo alto pero corto de Pablo se lo trae de vuelta el andaluz que grita y se funde en un abrazo con Allemandi para celebrar su primera final del año (4-6, 6-3 y 6-7).

 

Si hace una semana en Málaga eran Los Reyes los que se apeaban de la lucha por el título antes de tiempo por primera vez en la temporada, ahora en Marbella son Los Príncipes los que faltarán al partido decisivo. Su despedida de Marbella deja a Paquito Navarro en el centro de la escena, ahora sí, en pleno show de marketing, con el público entregado a su dictado y atento a sus regalos.

 

Final masculina World Padel Tour Marbella 2014

 

Al otro lado de la cinta, en la final masculina del World Padel Tour Marbella 2014 estarán Los Reyes. Fernando Belasteguin y Juan Martín Díaz sufren para derrotar a Cristian Gutiérrez y Matías Díaz que, pese a llevarse el primer set, acaban sucumbiendo ante los números uno (4-6, 6-3 y 6-1).

20.00h: Adrián Allemandi – Paquito Navarro vs Fernando Belasteguin – Juan Martín Díaz.

 

¿Te ha gustado la crónica sobre la semifinal del cuadro masculino del World Padel Tour Marbella 2014? ¡Anímate y compártela en las redes sociales! Y no olvides suscribirte al Boletín Padelazo para recibir todas las novedades de la web en tu email.

[wysija_form id=”1″]

¡NO TE PIERDAS LO ÚLTIMO!
Suscríbete a Padelazo

Recibirás un único boletín a la semana con análisis, crónicas, reportajes… Una forma diferente de contar el pádel.

Invalid email address